Cuida tu corazón

Día mundial del corazón

El 29 de septiembre 2017 se celebra el día mundial del corazón. Más de 17,5 millones de personas mueren prematuramente por enfermedades cardíacas y cerebrovasculares. De hecho, tenemos que cuidar nuestros hábitos alimenticios, practicar deporte y dejar a un lado pequeños vicios, concretamente, el tabaco y el exceso de alcohol.

Este día estaría bien que hicieras unos pequeños cambios en tu rutina para controlar algunos de los factores de riesgo.

Día Mundial del corazón

Por otro lado, tenemos el aspecto psicológico, saber cuál es el secreto de la felicidad.

Manantiales de vida para tu corazón

Sé leal con tus seres queridos. Te gusta ver feliz a la familia, los amigos y les puedes recibir con emoción y ternura. Si tienes problemas con alguno de ellos, intenta comunicarte y expresar sus sentimientos. No hables a sus espaldas o propagues rumores dañinos. De hecho, aléjate de las personas que te lastiman.

Vive el presente y no guardes rencores. El presente es este momento, lo que ahora estás leyendo. De una forma consciente disfruta del día, no  dejes pasar como otro día más, sin haber apreciado el cariño de tus seres queridos, agradecer la comida que tomas, bailar en los momentos de ocio o simplemente muestra afecto cuando veas que alguien está triste.

No dejes que tus pensamientos gobiernen tus experiencias. Muéstrate tal como eres. Muchos días soleados vas quejándote del calor que hace sin haber disfrutado del aire que respiras y si puedes, de vez en cuando, no hagas nada. Haciendo dos o tres cosas a la vez no puedes estar totalmente en el presente. O tratar de acabar sin darte el tiempo suficiente es tan malo como hacer todo al mismo tiempo. Es mejor que establezcas metas razonables.

Es normal que pases por situaciones nuevas o momentos que te traigan estrés y ansiedad. Por eso, ahora que has leído este post busca y aprende maneras de canalizar tu tensión. Relájate y gestiona lo que te esté pasando. Evita la tensión continua y verás como tu corazón bombea con júbilo la sangre por todo tu organismo.

Volver a la web

¿Eres afortunado por lo que tienes?

Da valor a lo cercano.

Para empezar, sentirte afortunado significa crear tu propia suerte. Cambia tu fortuna buscando la suerte, manteniéndote positivo y haciendo que tu vida sea mejor. Esta más cerca de ti de lo que imaginas.

De hecho nosotros somos reales, cometemos errores, pedimos perdón, nos peleamos, damos oportunidades, hacemos ruido y nos queremos. Hay que poner especial precaución en no deteriorar o romper nuestra unión, lo que se consigue teniendo siempre presente un interés común.

¿Cuántas veces hemos esperado al momento ideal que nunca termina de llegar? Primero esperamos a tener una casa, luego un buen trabajo, le sigue el coche, los niños, etc. ¿De verdad esperas ser afortunado cuando completes el catálogo? Una persona afortunada valora todo lo que esta cerca de él. Hace un buen uso de lo que tiene. Enfócate en las cosas que mejorarán lo que obtienes de la vida en un nivel emocionalmente profundo, no de manera superficial.

Si esperas fallar es la mejor manera de asegurarte el fracaso. Cuando nos dan un nuevo trabajo nos parece emocionante pero también nos intimida. No te quites tu propio valor como persona y acepta el riesgo con entusiasmo.

Estate atento a las ventajas. Nadie te va a detener, ni des el control a otras personas. Empieza a hacer y a sentir pero que todo lo que empieces  lo acabes. Céntrate en hacer una sola cosa y hacerla muy bien.

Tu idea de la perfección y tu sueño insuperable se alargarán en el tiempo. Con el paso de las temporadas, todo cambiará. Todo se modificará. Lo que te parecía tu ideal alcanzable hace 5 años, hoy tiene una nueva perspectiva. ¿Tienes ganas de esperar otros cinco años para alcanzar tu nueva meta?

Cada uno de nuestros días es un diamante precioso, valioso e irreemplazable. Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca mas poder recuperarlo.

Volver a la web

La soledad provoca ansiedad

La soledad afecta especialmente a personas inseguras que padecen ansiedad. Por lo tanto, han heredado de forma inconsciente e involuntaria lo que todo padre y madre quiere para sus hijos, lo mejor, preocupándose unos más que otros. Es decir, los padres ansiosos tienen más probabilidades de tener descendencia ansiosa.

Las personas que padecen ansiedad suelen quedarse muy aisladas de su entorno. Creen efectivamente que nadie les va a comprender. De hecho, se sienten muy solos en su drama.

La ansiedad limita tu vida.

Pero eso no es excusa. Puedes aprender a confiar en las posibilidades de esta vida, en la gente que no son familia.

Las culpas, revisar las conclusiones que nos inculcaron desde niños, no dar importancia a lo que los demás piensan de ti y revisar los complejos abren una nueva perspectiva.

Parecen cambios pequeños, pero puedes empezar por los recuerdos, los sueños, cómo empieza el momento de sufrir una crisis.

Tú tienes las claves de tu felicidad. No existen fórmulas mágicas que cambien tu interior, que es donde está el conflicto, con frases de sugestión o repetición: “voy a mirarme en un espejo y me diré que soy feliz, muy feliz”. En realidad te engañas y te engañan. Para vencer tienes que ver la realidad. Habrá cosas que cambiar y la clave está en la voluntad de cada persona para encontrar la solución a sus conflictos.

En algunos casos ser conscientes de querer hacer estos cambios será suficiente para superar la ansiedad. En otras personas será un paso más que te llevará a replantearte tu modo de vida actual.

La soledad de los adolescentes

La soledad en los jóvenes

No solamente el aislamiento y la inquietud son exclusivos de mayores. Entre los jóvenes también reina la soledad. Se sienten tristes, desanimados y poseen un sentimiento de vacío interior.

El deseo de ser aceptados se acentúa de una forma intensa, pero el miedo y la inseguridad hacen que se abstraiga. El resultado es una falta de éxito en las relaciones.

Salir a bailar, al cine o a comer patatas fritas con los amigos, tener un confidente o simplemente compartir con personas con las que se tiene algo en común, son elementos decisivos en la etapa de la adolescencia, ya que contribuyen con el desarrollo personal del futuro adulto, construyen la identidad del joven y además generan seguridad.

Has empezado un cambio en tu vida personal, pero te cuesta alcanzar tu meta, ¿por qué no buscas apoyo? Solo con fuerza de voluntad no es suficiente. Contacta para 2 sesiones GRATIS. Pide que quieres superar tus miedos, inseguridades, falta de motivación y autoestima o cambiar tus relaciones personales o familiares. Si no estás satisfecha con tu vida personal, ¿por qué no haces lo que deseas para ser feliz? Solo tienes que decidirte. Escríbeme.

Comparte en las redes sociales.

Volver a la página web