Semana 43 – El sexo en la plenitud

Introducción

El sexo puede mejorar con el tiempo. Nuestro potencial para alcanzar las más altas cotas de nuestra sexualidad es, de hecho, mayor cuando tenemos más de 50 o 60 años, y el sexo con la persona con la que hemos convivido durante décadas puede ser considerablemente mejor que con una nueva pareja. Sabemos que la excitación sexual es mayor a los 24 que a los 64 años, y que nuestra reacción física es más pronunciada ante una persona atractiva y desconocida que con la persona con la que hemos estado viviendo durante 30 años.

Una buena experiencia sexual no es el resultado de la respuesta inmediata, biológica y fisiológica, de nuestra pareja, sino una combinación del corazón y la mente además del organismo físico.

La plenitud sexual: la capacidad específicamente humana de erotismo adulto y comunicación emocional. Y en lo que respecta a la plenitud sexual, más madurez puede significar mejor sexo. Las personas mejoran considerablemente su capacidad sexual y de intimidad con el transcurso del tiempo. Debido a que después de cierta edad se produce un declive físico progresivo, quién no distingue entre el sexo como un acto puramente físico y como una conjunción de mente y cuerpo interpretar a este hecho desde una mentalidad de decadencia.

Mientras que la mentalidad de desarrollo permite entender que el sexo mejora con la edad, y la mentalidad fija hace pensar que la sexualidad se mantiene a lo largo del tiempo, quién tiene una mentalidad de decadencia espera que el sexo sea cada vez peor al pasar los años. está mentalidad tiende a disminuir la alegría de la sexualidad, y se convierte en su propia profecía del fracaso, haciendo que el sexo sea, cada vez peor para estas personas.

Analiza si tu situación sexual se mantiene a lo largo del tiempo. Ahora responde:

  • ¿Qué tengo que hacer para dar más felicidad a mis relaciones íntimas?
  • ¿Qué tengo que dejar de hacer?
la-plenitud-sexual

Ejercicio nº 43

Aprender de las mejores relaciones íntimas

Conversa con dos personas que tengan una larga y prospera relación de pareja. Lo que se busca es aprender lo que se pueda de ellos. La duración de la entrevista puede ser entre 15 minutos y 1 hora.

Preguntas que puedes hacer: ¿Qué hace que una relación tenga éxito? ¿En qué aspectos la relación de pareja le ha ayudado a crecer como persona? ¿Cómo manejar los conflictos? ¿Qué es lo que mejor funciona de su relación? ¿Qué consejo podría dar para una relación exitosa?

Escribe lo que hayas aprendido de estas entrevistas, e incluye también tus propias ideas y lo que sientas que hace que una relación funcione bien durante largo tiempo.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 42 – Crear un clima de confianza

Introducción

La confianza en un elemento básico. No la confianza que se convierte en intimidad, sino un tipo de confianza que facilite que las relaciones con unos y con otros se desarrollen libremente. Si algo no sale bien, se busca qué ha sucedido, no se potencia la culpabilidad entre unos y otros. La idea es aprender del fracaso o fracasar en el aprendizaje en el terreno personal con el deseo de que no vuelva a suceder.

El miedo a informar de un error es la receta para el fracaso a largo plazo. Los equipos bien liderados poseen confianza al saber que ningún miembro del equipo será menospreciado por declarar un error, pedir ayuda o fracasar en cualquier tarea.

Cuando los líderes de un equipo crean un clima de confianza, cuando los miembros del grupo no se sienten amenazados por equivocarse, ni por declarar ni discutir sus errores, todos los integrantes aprenden y mejoran como consecuencia de ello.

Por el contrario, cuándo se ocultan las equivocaciones es más difícil aprender de ellas y, por lo tanto, es más alta la probabilidad de que los errores se sigan produciendo.

Piensa en un error que se haya cometido en algún lugar donde hayas trabajado o que conozcas bien. Ahora responde:

  • ¿En qué sitios te has sentido con confianza?
  • ¿Cómo te sentías, y de qué manera te comportabas comparando con otros sitios donde no tenías esa confianza?
crear-confianza

Ejercicio nº 42

Tener seguridad

¿Creas un ambiente de confianza para los demás, ya sean tus hijos, empleados, amigos o tu pareja?

Solemos pensar que el comportamiento de cada cual es consecuencia de su condición personal, pero la manera de actuar de cada individuo es con frecuencia resultado del ambiente en el que se desenvuelve. Una misma persona, por ejemplo, se comporta de manera muy distinta según el medio donde esté.

¿Qué es lo que ha hecho dar lo mejor de ti mismo, cuando eras niño y de adulto?

Anota cuáles son las condiciones que necesitas para originar un ambiente de confianza a dar lo mejor de sí de las personas que te rodean.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 41 – Aprender de los errores

Introducción

Los errores forman parte esencial de la superación personal. Solo crecemos si corremos riesgos. Toda empresa de éxito está repleta de fracasos.

No debes sentirte agobiado por la culpa y el arrepentimiento, pero sí analizar el momento para sacar conclusiones. Verdaderamente lo que importa es que aprendas a darte cuenta de lo que puedes mejorar.

¿Pero cómo podemos extraer esas valiosas lecciones?

A) No frenes debido a tus decisiones pasadas. El pasado no se puede cambiar. De ahora en adelante haz las cosas todo lo bien que puedas.

B) Pide perdón a alguien que has hecho daño pero que esa persona sienta tu sinceridad y arrepentimiento.

C) No te rindas en tus proyectos. Pasarás por tener la sensación de que pierdes el tiempo, que te está consumiendo la energía y en ocasiones llegarás a estallar de rabia y de ira perjudicando a las personas. Discúlpate para restablecer la confianza.

Piensa en un error que se haya cometido en algún lugar donde hayas trabajado o que conozcas bien. Ahora responde:

  • ¿Qué aprendizajes se obtuvieron de ese error?
  • ¿Qué más se pudo haber aprendido?
  • ¿Conoces algún líder que haya creado un ambiente de aprendizaje a partir de los propios errores?
  • ¿Cuáles son algunas de las cosas que hace ese líder?
aprender-de-los-errores

Ejercicio nº 41

Aprender de los errores

Es natural que uno no quiera tomar decisiones que puedan desembocar en errores. No obstante, la historia ha demostrado muchas veces que quienes tienen éxito suelen ser quienes han fracasado una y otra vez antes de alcanzar buenos resultados.

Piensa en algo que estás haciendo actualmente y escribe los tres peores errores que cometiste el año pasado, errores que fueron consecuencia directa de tus propias decisiones. Al lado, anota las lecciones o aprendizajes que hayas obtenido de ellos. Pon la lista donde puedas verla y vuelve a leerla cada cierto tiempo, como recuerdo que los errores pueden ser una buena oportunidad para aprender.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 40 – La generación del halago

Introducción

Cuándo algunos jóvenes tienen que recibir constantemente mimos y halagos por lo que hacen, estamos acostumbrándolos a vivir con una innovación continua. Esperan un cambio y crecimiento constantes. Y cuando se les crítica pueden coger un enfado.

Esa generación suele ser producto de padres y maestros bienintencionados que, movidos por el deseo de favorecer la autoestima de los jóvenes, les ofrecieron constantes y exagerados halagos (para fortalecer su ego) a la vez que evitaban hacerles cualquier tipo de crítica que podría dañar su frágil autoestima. Pero el resultado, la mayoría de las veces, es el contrario de lo que se buscaba: en lugar de convertirse en adultos con una elevada autoestima, los niños crecieron con una personalidad inmadura y malcriada.

El resultado es que necesitan que les estén dando ánimo constantemente y que no soportan la crítica. Lo que no es precisamente una buena receta para el éxito en los negocios, donde es fundamental la capacidad de asumir retos, ser persistente, y ser capaz de admitir y corregir los propios errores.

Las redes sociales han lanzado al salón de la fama de los halagos
El proceso en redes sociales es lógico: para identificarnos generamos constantemente pruebas de nuestra propia existencia. Una foto, un selfi, actualizar tu estado, compartir un texto viral, son las maneras netamente contemporáneas de demostrarle al mundo que existimos. “Publico una foto, ergo existo”. Por eso es importante actualizar.

Es la generación que se etiqueta en fotos en las que su apariencia es acorde con el catálogo publicitario que ha creado de sí mismo, y se quita la etiqueta de aquellas en la que no lo es.

El problema llega cuando tu autoimagen se valora solo en función de lo que digan sobre ti. Si, para sentirte bien esa mañana subes un selfi a tu cuenta de Instagram, según lo que recibes, puede que automáticamente aumente tu nivel de autoestima en sangre por encima del mínimo recomendado. Y si no recibes ninguno, comienzas a cavar el agujero de tu ego. El problema es que generamos halagos de forma masiva porque hemos entrado en esa espiral.

Piensa y responde:

  • ¿Cómo elogio a los niños y a los adultos que conozco?
  • ¿Enfoco mi reconocimiento en sus esfuerzos y progresos?
  • ¿Qué maestro he tenido que pueda ser tomados como ejemplo para llegar a una adultez seria y responsable?
la-generación-del-halago

Ejercicio nº 40

Mi mejor maestro

Escribe sobre el mejor maestro que hayas tenido. Puede ser tu propio padre o madre, tu maestra de primaria, un profesor universitario que se haya preocupado por tu desarrollo profesional. ¿Qué tenía ese maestro que logro sacar lo mejor de ti?, ¿Qué te enseña tu actitud con relación a tu trato con las personas que te rodean?

Piensa ahora cómo eres como maestro en varios aspectos de tu vida ¿Cómo puedes aplicar las lecciones que aprendiste de aquel maestro en el trabajo, en tu hogar y en otras áreas de tu vida? Si has tenido más de un maestro puedes repetir el ejercicio y compararlo con el primero o entre ellos.

¿Qué parecidos hay y qué diferencias?, ¿Qué más puedes aprender sobre el arte de enseñar para aplicarlo después, cuando tengas que enseñar algo a otros?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 39 – La mentalidad fija y la mentalidad de desarrollo

Introducción

La mentalidad fija es la creencia en que nuestras capacidades básicas están como grabadas en piedra y no podemos cambiarlas. Las capacidades hacen referencia a nuestra inteligencia, personalidad, habilidad física y de trato con los demás.

Si estamos dotados y tenemos talento, tendremos éxito en los estudios, en el trabajo, en el deporte y en nuestras relaciones con otras personas; en caso contrario, nuestras deficiencias son permanentes y estamos condenados al fracaso.

La mentalidad de crecimiento se basa en el trabajo duro, el aprendizaje, la formación y la tenacidad, entendiendo esto como un “crecimiento” o una teoría de “incremento” de la inteligencia.

Sin embargo, nuestras capacidades son maleables, se pueden cambiar y, de hecho, cambian durante nuestra vida. Nacemos con ciertas habilidades, pero estas solo marcan un punto de partida, y para progresar tenemos que aplicarnos, dedicar tiempo, hacer un importante esfuerzo.

Es crucial dar nuestro reconocimiento a las personas que nos rodean por su esfuerzo más que por su inteligencia, ya que su esfuerzo depende de ellos, su inteligencia no.

Mentalidad de crecimiento contra mentalidad fija.


Piensa en una capacidad o habilidad que hayas desarrollado con el tiempo como producto de tu esfuerzo: cualquier cosa, desde tu habilidad para hacer un deporte a tus facultades oratorias, desde el coraje a la empatía, y responde:

  • ¿ Qué fue lo que hiciste para mejorar tu capacidad en ese área ?
la-mentalidad-fija-y-de-desarrollo

Ejercicio nº 39

Forjarse una mentalidad de desarrollo

Todos tenemos una idea acerca de nuestras propias capacidades y limitaciones. Algunas de esas ideas, a veces, se implantan en nosotros en etapas muy tempranas, y son difíciles de desechar cuando se convierten en parte de lo que percibimos como “nosotros mismos”.

Recuerdas alguna experiencia temprana en la que te hayan desanimado respecto a tus propias capacidades, ya sea por algo que te dijo alguien o que tú misma te dijiste.

Anota cinco cosas en las que en algún momento te hayas resignado a aceptar tu incapacidad. Anota también la razón, si la recuerdas, por la que llegaste a esa conclusión. 

¿Son racionales tus motivos? ¿Hay algo que quieras cambiar, hacer mejor, desarrollar, mejorar?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…