Archivo de la categoría: frases o citas

Dedica cada día un tiempo a estar sólo

Dedicar cada día un tiempo a estar solo implicará que vas a sentir más confianza en tu habilidad de estar sin nadie.

Porque ese día es tuyo, porque la vida que te rodea es tuya. Con tus valores, con tu entorno, con tu existencia pero tuya. Porque la tristeza será tuya y la alegría también.

Ese momento de locura o de lucidez será aquél en el que te encuentres sólo. Paso a paso, poco a poco contigo mismo. Permítete ese instante en el que te sientas contigo, tu momento, aquel en el que decides reforzarte, celebrar tu día y vivir.

Un tiempo a estar sólo

En la vida llegarán momentos en que una relación de mucho tiempo haya terminado, que tus hijos hayan crecido y no estén todo el tiempo contigo o que simplemente tienes que reencontrar tu camino en la vida. Aunque la respuesta a estos interrogantes va a depender de tu situación en particular, estar en soledad es la mejor forma de pensar. En un rincón donde escuchar a tu corazón e intentar ordenar las ideas en la mente.

Nadie te obliga intentar hacer feliz a los demás.

Encuentra un propósito y deja ir lo que no te sirva. Aunque no lo creas en el momento, todos tenemos un propósito en la vida. Encontrar el tuyo es uno de los pasos más importantes para volver a empezar.

Un poco de tiempo en solitario permite que te recargues. Es bueno ese descanso emocional y mental. La vida corre tan deprisa que es raro que tengas un momento para sentarte y reflexionar sobre tu vida. Al principio te puede resultar extraño pero llegará un momento en que comiences a disfrutar de estar solo. Aprovecha para entender cómo te sientes.

Una cosa que te aseguro sucederá es que empezarás a hacer cosas de las que de verdad disfrutarás. Tienes más libertad para realizar lo que realmente quieres hacer. Nadie te va distraer ni va impedir que hagas tus aficiones favoritas.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web

Que una disputa no dañe una gran amistad

La fragilidad de la amistad

En realidad en la amistad, existen múltiples situaciones que pueden convertirse en un conflicto.

El valor que le damos a nuestros amigos hace que siempre esperemos lo mejor de ellos y es en ese caso en el que deseamos con todas nuestras fuerzas que seamos correspondidos por nuestro amigo. Creemos que por la gran amistad que tenemos con ellos, debemos de esperar una respuesta siempre positiva a nuestros pensamientos y actos.

No puedes negarme que jamás te has sentido utilizado o engañado por una discrepancia con un amigo. Trata de recordar una situación en la que te enfadaste con tu amigo y antes de seguir pensando en que tu amigo actuó mal respira por un instante y ponte en su piel. Empatiza y piensa como tu amigo e intenta volver a la situación.

Tus amigos son cómo árboles, crecerán a tu lado y arraigarán raíces contigo pero si los agitas y no les das cariño terminarán por abandonarte. No puede una pequeña disputa terminar con tus raíces, recuerda respirar para entender y situarte en la piel de tu amigo.

Que las disputas no dañen una gran amistad
Una gran amistad

Recomendaciones útiles

Para evitar dañar esa amistad ten en cuenta unas pautas que te vendrán muy bien.

Sé prudente al decir las cosas. A nadie le caen mal unas cuantas verdades, pero después sonríe. No seas frío. Haz que vea que de verdad le importas. Eso generará confianza y, recuerda, tus amistades serán como grandes árboles que echan raíces profundas.

Al final, si hay algo que ha ocasionado una disputa, discúlpate. Los buenos amigos saben perdonar. Una actitud orgullosa derivará en dos posibilidades:

  • Positivo si es un sentimiento de satisfacción hacía alguien que uno considera meritorio. Que te sientas orgulloso por alguien cercano, mereces toda la atención de los demás.
  • El orgullo vanidoso, que te aleja de los demás. Nadie se sentirá a gusto por lo que consigues.

Si has dado tu palabra, cumple. No hay situación más incómoda que parecerte a un político con falsas promesas que nunca se materializan. El contacto físico es muy agradecido. Regala abrazos y sonrisas. El sentido del humor refuerza tus emociones. Un día serás tú el que des y otro, en que te sientas decaído, el que recibas. Un amigo es incondicional.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web

Amores y logros conllevan grandes riesgos

Arriesga si quieres sentirte realizado

Empecemos por separar primeramente los logros. En nuestra mente ansiamos dejar una pequeña semilla o huella de nuestro paso como seres humanos. Nos dedicamos con esfuerzo y tesón en querer hacer las cosas bien, en tener muchos y grandes proyectos que se quedan en eso. En sueños que no se harán realidad. El motivo es que un pequeño porcentaje de personas es capaz de asumir ese gran riesgo necesario que dé un paso de gigante a nuestra vida. A la mayoría nos gusta ir sobre seguro.

Y no estoy hablando de hacerse millonario y vivir una vida llena de lujos. Seguro que muchos han pensado exactamente en mi anterior frase. Una gran realización sería abandonar nuestra existencia individual para dedicarnos a la oración, a la meditación, al estudio de un tema concreto o a servir a nuestros semejantes dando el cariño y calor de nuestro corazón. Ahora me preguntaréis: ¿Quién hace eso en realidad? ¿Serías capaz de consumir cuarenta o cincuenta años de tu vida en un gran proyecto de este tipo?

El que no arriesga, no gana. Eso está claro. Conseguir una meta sin tomar riesgos, no vale la pena vivirla porque si poco arriesgas, poco ganas. Por el contrario, cuanto mayor sea el objetivo, mayores riesgos y dificultades.

 

Amores y logros conllevan grandes riesgos

¿Es el gran amor un gran riesgo?

Si ya has leído hasta estás líneas, la pregunta que te estas haciendo es: ¿Se refiere al amor de pareja?, ¿Qué grandes amores existen? Ahora vas comprendiendo la amplitud de miras.

Unos opinarán que es ese amor con el que te casas o convives toda tu vida. Actualmente, vivir toda la vida con la misma persona, se ha convertido en todo un récord Guinness. Si al llegar a nuestra vejez, contabilizamos tres o cuatro relaciones de pareja, por cuál nos decantamos como ese gran amor por el que asumí un gran riesgo. ¿En qué consistió ese riesgo?, ¿O era más bien mantener la llama del amor encendida?

Implica dejar muchas cosas atrás y atreverse a crear algo nuevo a partir de los deseos de ambas personas,. Es una tarea difícil. El amor se puede derivar en los sentimientos hacía unos hijos, hacía una creencia religiosa, el amor de tu vida, que no siempre es con el que te quedas.

El riesgo en sí se entiende cuando una persona hace cualquier cosa para no ser abandonada por temor a la soledad. Hace cualquier cosa por complacer. Asume la responsabilidad de la culpa si la relación no funciona. Es adicta a las relaciones y al dolor emocional.

En definitiva, enfréntate a tus temores y mucho animo a aquellos que nos atrevemos a hacer lo que deseamos en la vida.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web

Abre tus brazos

Toma conciencia y abre tus brazos

«Abre tus brazos» habla de la necesidad de adoptar cambios alineados a nuestros valores.

Y es que los cambios existen y existirán. La vida deja de tener sentido cuando no hay cambios. Se vuelve pura rutina y roza al aburrimiento. Más bien monotonía monocromática.

Cambia tus creencias

Aunque ahora mismo te quedes quieto, alguna parte de ti estará en movimiento. Tus ojos, tu respiración, tu mente… algo de ti está siempre en profundo cambio.

¿Sabes qué son tus valores? Los valores, son creencias, de lo que está bien y lo que está mal, de aquello a lo que te enfocas o a lo que te alejas. Estos los construyes desde tu infancia, por tu educación. Y también por tus experiencias.

¿Pero sabes qué es lo importante de los valores? Que estén alineados a tu vida. Si tu principal valor es la solidaridad, no te sentirás a gusto trabajando en una empresa cuyo único objetivo es vender sus productos a quien sea, sin importar el resultado y sin contar con un proyecto humanístico. Entrarás en un conflicto.

Abre tus brazos

Es curioso cómo miramos al exterior. Todo el mundo piensa en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo. El resultado final es que si nada cambiamos, nada cambia. Así seguimos los años, intentando cambiar al prójimo.

Haz algo diferente

¿Dónde encontramos la solución? En nuestra forma de pensar. Uno mismo es quien puede lograr lo que quiere. Disfrutar la vida es tener calidad, es llenarla de momentos plenos de felicidad y amor compartidos con los demás. Sin embargo hacemos lo contrario, a veces parece que nos dedicamos a hacernos más complicada la vida unos a otros. Tu principal tarea es ser feliz y hacer feliz a la gente que te rodea. La vida cambia porque tú cambias, porque tu perspectiva cambia.

Cambiar una creencia significa quitarnos un prejuicio y dar una oportunidad a lo nuevo, a lo diferente y también a nosotros mismos. Pero recordemos un pequeño matiz del principio de este texto para ser coherentes:

La necesidad de adoptar cambios alineados a nuestros valores.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web