Archivo de la etiqueta: auto estima

Semana 40 – La generación del halago

Introducción

Cuándo algunos jóvenes tienen que recibir constantemente mimos y halagos por lo que hacen, estamos acostumbrándolos a vivir con una innovación continua. Esperan un cambio y crecimiento constantes. Y cuando se les crítica pueden coger un enfado.

Esa generación suele ser producto de padres y maestros bienintencionados que, movidos por el deseo de favorecer la autoestima de los jóvenes, les ofrecieron constantes y exagerados halagos (para fortalecer su ego) a la vez que evitaban hacerles cualquier tipo de crítica que podría dañar su frágil autoestima. Pero el resultado, la mayoría de las veces, es el contrario de lo que se buscaba: en lugar de convertirse en adultos con una elevada autoestima, los niños crecieron con una personalidad inmadura y malcriada.

El resultado es que necesitan que les estén dando ánimo constantemente y que no soportan la crítica. Lo que no es precisamente una buena receta para el éxito en los negocios, donde es fundamental la capacidad de asumir retos, ser persistente, y ser capaz de admitir y corregir los propios errores.

Las redes sociales han lanzado al salón de la fama de los halagos
El proceso en redes sociales es lógico: para identificarnos generamos constantemente pruebas de nuestra propia existencia. Una foto, un selfi, actualizar tu estado, compartir un texto viral, son las maneras netamente contemporáneas de demostrarle al mundo que existimos. «Publico una foto, ergo existo». Por eso es importante actualizar.

Es la generación que se etiqueta en fotos en las que su apariencia es acorde con el catálogo publicitario que ha creado de sí mismo, y se quita la etiqueta de aquellas en la que no lo es.

El problema llega cuando tu autoimagen se valora solo en función de lo que digan sobre ti. Si, para sentirte bien esa mañana subes un selfi a tu cuenta de Instagram, según lo que recibes, puede que automáticamente aumente tu nivel de autoestima en sangre por encima del mínimo recomendado. Y si no recibes ninguno, comienzas a cavar el agujero de tu ego. El problema es que generamos halagos de forma masiva porque hemos entrado en esa espiral.

Piensa y responde:

  • ¿Cómo elogio a los niños y a los adultos que conozco?
  • ¿Enfoco mi reconocimiento en sus esfuerzos y progresos?
  • ¿Qué maestro he tenido que pueda ser tomados como ejemplo para llegar a una adultez seria y responsable?
la-generación-del-halago

Ejercicio nº 40

Mi mejor maestro

Escribe sobre el mejor maestro que hayas tenido. Puede ser tu propio padre o madre, tu maestra de primaria, un profesor universitario que se haya preocupado por tu desarrollo profesional. ¿Qué tenía ese maestro que logro sacar lo mejor de ti?, ¿Qué te enseña tu actitud con relación a tu trato con las personas que te rodean?

Piensa ahora cómo eres como maestro en varios aspectos de tu vida ¿Cómo puedes aplicar las lecciones que aprendiste de aquel maestro en el trabajo, en tu hogar y en otras áreas de tu vida? Si has tenido más de un maestro puedes repetir el ejercicio y compararlo con el primero o entre ellos.

¿Qué parecidos hay y qué diferencias?, ¿Qué más puedes aprender sobre el arte de enseñar para aplicarlo después, cuando tengas que enseñar algo a otros?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 34 -Escucha tu voz interior

Introducción

No es fácil reconocer la voz de nuestro propio Yo interior, la voz de nuestra verdadera vocación. Sin embargo, para poder ser auténticamente felices necesitamos reconocer las pasiones más íntimas, lo que queremos hacer de nosotros mismos, al margen de la repercusión que ello pueda tener en nuestro entorno social. Experimentar nuestras motivaciones profundas es crucial para poder desarrollar nuestra felicidad y una saludable autoestima.

Aprender a escuchar tu voz interior es comenzar a escuchar la sabiduría de tu alma para que te guíe. Sin embargo, la tarea no siempre es fácil, pues en nosotros hay dos voces: la voz del ego y la voz de nuestro verdadero ser.

Como seres humanos, a veces nos resulta difícil dilucidar qué es lo que más nos conviene o cuál es la decisión que debemos tomar ante una determinada circunstancia. Es fácil que nos dejemos influenciar por la voz de nuestro ego, por nuestros hábitos o por las creencias que tenemos instaladas, lo cual no siempre resulta ser lo más beneficioso para construir la vida que anhelamos.

Nuestra voz interior siempre sabe lo que más nos conviene. Sabe lo que nos proporcionará la felicidad que tanto deseamos, y que nos dará la paz y la armonía que podemos estar anhelando en un momento dado.

Solo la podemos escuchar si estamos dispuestos a detenernos, guardar silencio y mirar hacia nuestro interior. Todos en algún momento hemos sufrido las consecuencias de no haberla escuchado.

Hay varias formas que podemos usar para conectarnos con nuestra voz interior cuando tengamos alguna pregunta y requiramos su asistencia.

  1. Cuando tengas una duda, relájate, permanece en silencio y formula la pregunta en tu interior. 
  2. Prestar atención a las señales.
  3. Consultar un libro o busca información. Otra forma de conseguir la asistencia que estamos pidiendo es descubriendo donde hay un mensaje para ti.

Responde estas preguntas:

  • ¿En qué aspectos de mi vida soy honesto conmigo mismo?
  • ¿en qué sentidos me falta todavía oír mi propia voz interior?
Nuestra propia voz interior

Ejercicio nº 34

Hechizo de anonimato

 Imagina que a partir de ahora eres una persona anónima. Que puedes hacer grandes cosas de importancia para la vida de otras personas, pero nadie sabrá que fuiste tú quién las hizo. Nadie te agradecerá nada ni apreciará tu obra, nadie te reconocerá la importancia de tus acciones. Tú serás la única persona que sepa el bien que haces.

¿Qué harías en un mundo semejante?, ¿qué camino seguirías, en lo profesional y en lo personal? Al acabar el ejercicio, reflexiona sobre la manera en que tu reacción sería distinta o similar a la forma en la que diriges tu vida actualmente. Este ejercicio pretende llamar tu atención sobre algunas de las cosas que son más importantes para ti.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Elegir los objetivos

Introducción

Una de las partes más citadas cuando empezamos nuestro plan de mejora personal es el apartado de los objetivos. Todo se centra en los objetivos, pero no nos explican de forma detallada cómo planificar bien nuestra meta. El objetivo es un fin hacia el que dirijo mis acciones porque siento y creo que lo que hago me encamina a alcanzarlo.

Un mal planteamiento aumenta la probabilidad de que nuestra ilusión se convierta en una pesadilla y nos desmotivemos. Veamos unos sencillos pasos para que nuestros objetivos sean eficaces. Si algo falla que no sea por falta de intenciones.

Objetivos y metas

Clave de los objetivos

Clave 1: Márcate objetivos a corto, medio y largo plazo. De hecho, nos tendríamos que proponer tener al menos un objetivo para cada uno de nuestros días. Si completamos nuestro día alcanzando esos objetivos, nos sentiremos mucho más satisfechos con nosotros mismos, con nuestra vida y más plenos. Intenta marcarte objetivos diarios, semanales y mensuales. Habla de lo que quieres conseguir.

Los objetivos en el tiempo se pueden limitar orientativamente de la siguiente manera:

  • Corto plazo – Metas mensuales
  • Medio plazo – Entre uno y dos años
  • Largo plazo – 5 años o más

Clave 2: Visualiza tu objetivo con todo detalle. De esta forma estamos programando nuestro «radar» para que nos ayude a captar toda aquella información que es relevante para lograr nuestras metas. ¿Os ha pasado alguna vez que os habéis comprado una determinada marca de móvil y de repente lo veis en todas partes? Eso es simplemente porque si ponemos el foco en algo, vamos a estar mucho más alerta para captar toda la información relacionada  con todo aquello que nos acerque a lo que queramos lograr.

Clave 3: Escribe tus objetivos. Escribir los objetivos ayuda para ordenar ideas, para interiorizarlo. Se dice que cuando un objetivo se escribe tiene un 80 % más de probabilidades de que se logre. Especificar cuánto, dónde y cuándo te ayudará a adquirir el hábito de saber lo que tienes que hacer exactamente.

Especifica tus objetivos

Clave 4: Específico. Tienes que concretar todo lo posible qué es lo que quieres, con todo lujo de detalles. Es como cuando vas de crucero y pasas por la agencia de viajes: cuanto más detalles te indiquen sobre tu destino, mejor te resultará la aventura. Veamos unos ejemplos que son muy valorados, pero son tan generales y abstractos que habría que delimitar para dirigir la acción de manera eficaz:

  • Ser feliz
  • Mejorar mi relación de pareja
  • Ser mejor persona
  • Desarrollar mi carrera profesional

Si quiero empezar a correr me marcaré objetivos por etapas. Primero haré 2 kilómetros con una recompensa como puede ser beber agua y escuchar una canción. Continuaré por subir a 5 kilómetros y así sucesivamente hasta llegar a mi objetivo que puede ser hacer 15 kilómetros en un tiempo determinado.

Clave 5: Medible. Tienes que ser capaz de medir tu objetivo, de cuantificar tus avances, de ver cuanto te falta para llegar y de monitorizar si vas en la dirección adecuada. Ver tus avances te ayudará a mantenerte motivado.

Quiero hacer deporte dos sábados al mes con mi familia

Este enunciado te permite comprobar rápidamente si lo logras o no. Y en qué porcentaje.

Pasar más tiempo con mi familia

Es demasiado ambiguo y difícil de medir. Cuando concretas cantidades y parámetros te resulta más fácil valorar cómo va tu evolución. Proponte objetivos que estén directamente relacionados con tu actuación, y no condicionados a la conducta de terceras personas.

Clave 6: Alcanzable. Si te marcas un objetivo que está muy por encima de tus posibilidades, no solamente corres el riesgo de no conseguirlo, sino que tendrás grandes probabilidades de frustrarte. Se trata de medir tus fuerzas y ponerte objetivos realistas.

Puede ocurrir que un objetivo en principio parezca totalmente fuera de tu alcance, por lo grande y ambicioso, lo que yo llamo “objetivo cima” … pero ¿cómo subirías a una cima? Por etapas, llegando a campamento base 1, campamento refugio, etc., ¿verdad?

Fragmentar por etapas

Pues eso mismo tienes que hacer con tu objetivo, dividirlo en sub-objetivos, de modo que, cuando alcances el primer campamento consigas energía y motivación para ponerte con la siguiente y así sucesivamente hasta que corones la cima clavando tu bandera para que lo vea el mundo entero.

Clave 7: Retador. Si un objetivo es demasiado fácil no vas a conseguir ese efecto motivador del que te hablaba al principio. Cuanto más te cueste conseguir un objetivo, más motivador va a ser el conseguirlo. Lo ideal es tener un buen equilibrio entre alcanzable y retador.

Clave 8: El factor tiempo. Un objetivo o un proyecto que no tiene fecha de entrega, corre el riesgo de dilatarse infinitamente en el tiempo, tan infinitamente, que quizá nunca llegue a cumplirse. Por ello es crucial ponerle fecha a nuestros objetivos.

Clave 9: Éticos. El hecho de que un objetivo sea “ético” significa que no esté en conflicto con tus valores, o con algún otro objetivo o que no dañe a nadie que sea importante para ti. Si no es ético, cuando lo consigas no te hará feliz.

Clave 10: Recompensa. Finalmente, todo objetivo tiene que tener su recompensa. ¿Para qué quieres conseguir este objetivo? ¿Cuál es la finalidad? ¿Qué significará para ti conseguirlo? Ese “¿Para qué?” va a ser nuestro motor en los momentos flacos, en los días donde nos falten las fuerzas para seguir. Si tenemos un fin, una razón de peso, algo que sea la recompensa de alcanzar nuestro objetivo va a ser mucho más sencillo mantenerse motivado.

Si quieres tener un hábito nuevo
  1. La recompensa no debe marcar un punto «límite» porque una vez que se ha cumplido el objetivo, y sentimos la recompensa, el comportamiento tiende a terminar.

– estaré leyendo 3 libros durante mis vacaciones de verano

2. La recompensa no debe ser tu única motivación

– Aprendo a tocar un instrumento porque voy a tener la oportunidad de conocer gente nueva.

3. La recompensa no debe sabotear tus resultados

– Estamos haciendo ejercicio porque nos prometimos una buena cena después de hacerlo. No porque me interesa y me gusta. Es decir, ¿Hago ejercicio para seguir engordando?

Todos estos son los ingredientes que todo buen objetivo debe cumplir para que sea formulado correctamente. ¿Te has marcado ya tus objetivos?

Comparte en las redes

Participa en los foros

Volver a la web

Frases para el éxito 11 – Suerte

Todas las personas que se quejan de su suerte. Serie de frases para mirar el mundo con otra visión.

Explora en este vídeo la frase.

Anímate y participa con tus comentarios o frases propias. En realidad, con esta oportunidad, podrás hacer ver las cosas de otra manera a alguien que lo necesita. Por esa razón hagamos que una herida no se convierta en un sufrimiento eterno.

Volver a la página web

Cualidades de todos los seres humanos

CUALIDADES

Muchos me han preguntado sobre referencias de qué se consideran valores humanos. Lo mejor es que deje esta lista a continuación. Puesto que son unos cuantos, pero no están todos, expongo finalmente los principales para que cada persona desarrolle aquello que carece y potencie aquello que domina.

LISTA

Alegría, Sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores. Ser una persona alegre, mostrarse alegre a todas horas, alegrarse por uno mismo y los demás.

Amistad, fomentar la amistad con otros y cuidar las amistades que tenemos.

Aprender, Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia es una de las vitales de la vida.

Autodominio, no dejarnos llevar por el carácter, que puede hacernos cómodos y abusar de él con personas más débiles.

Autoestima, Valoración generalmente positiva de sí mismo.

Bondad, es una inclinación natural de hacer el bien.

Coherencia, actuar de acuerdo a una línea personal.

Compasión, Sentimiento de conmiseración y lástima que se tiene hacia quienes sufren penalidades o desgracias.

Compromiso, es obligarnos a sacar adelante todo lo que hemos aceptado, superando la comodidad, la pereza, e incluso el egoísmo. Cumplir con la palabra dada.

Comunicación, esforzarnos por tener correspondencia con los demás. Puede ser verbal, escrita o mediante signos.

Confianza, La esperanza que tenemos de poder confiar en otros y poder ayudar a otros a que la tengan, con nuestro consejo y con nuestra integridad. La seguridad que uno tiene en sí mismo.

Constancia, nos permite finalizar nuestros proyectos.

Diversión creativa, lo que nos ayuda a seguir avanzando.

Ecología, Defensa y protección de la naturaleza y del medio ambiente.

Empatizar y no rivalizar, entra en sintonía con las personas. Ver las cosas desde el punto de vista ajeno.

Fidelidad, Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona. Es fundamental para compartir la vida con alguien.

Flexibilidad, adaptarse a las circunstancia para mejorar la convivencia con los demás. No se sujeta a normas rígidas y es capaz de hacer variaciones según las circunstancias o necesidades.

Generosidad, Inclinación a anteponer el decoro a la utilidad y al interés. Valor y esfuerzo en las tareas difíciles.

Gratitud, agradecer a los demás las pequeñas cosas, e incluso agradecer a la vida por lo que somos.

Honestidad, Engloba una serie de cualidades personales ( Decente, razonable, recto, honrado), las cuales todos deberíamos tener.

Humildad, Consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

Lealtad, Cumplir con las leyes del honor, la fidelidad y ser un hombre de bien.

Objetividad, tenemos que esforzarnos en ver el mundo como es, sin ponerle nuestras apreciaciones personales. Desinteresado con la propia manera de pensar o de sentir.

Optimismo, nos ayuda emprender nuevas facetas, aun teniendo algunas dificultades en el presente.

Paciencia, esperar con calma a que llegue el momento oportuno.

Paz, tenemos buscar la concordia y buena correspondencia de unas personas con otras, especialmente en las familias.

Perdón, remisión de la ofensa recibida.

Perseverancia, es el esfuerzo continuo encaminado a obtener una meta.

Prudencia, es la capacidad de actuar considerando todos los factores posibles. Una de las cuatro virtudes cardinales, que consiste en discernir y distinguir lo que es bueno o malo, para seguirlo o huir de ello.

Pulcritud, tener las cosas ordenadas y tener una apariencia personal aceptable.

Puntualidad, respetar el tiempo propio y de los demás.

Respeto, Veneración, consideración, deferencia que se hace a alguien.

Responsabilidad, es cumplir con lo prometido, es un síntoma de madurez. Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente.

Sacrificio, acto de abnegación a que se somete una persona.

Sencillez, persona que carece de ostentación, natural, espontánea, que obra con llaneza.

Sensibilidad, dejarse llevar de los afectos de compasión, humanidad y ternura.

Serenidad, que nos hace conservar la calma ante problemas o contrariedades y nos hace ser amables con los demás. Apacible, sosegado, sin turbación física o moral.

Sinceridad, Sencillez, veracidad, modo de expresarse libre de fingimiento.

Sobriedad, templado, moderado, que carece de adornos superfluos.

Sociabilidad, aumentar la capacidad de desenvolverse en diferentes ambientes.

Solidaridad, sentirse circunstancialmente unido con los demás.

Superación, nos empuja a alcanzar metas mas altas. Vencer obstáculos y dificultades con esfuerzo y trabajo continuo.

Tolerancia, respetar las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

Valentía, una acción esforzada que parece exceder a las fuerzas naturales. Nos hace superar ciertas barreras o temores.

Valorar a los demás, reconocer o apreciar el valor o mérito de alguien.

Valorar la familia como núcleo o célula creadora de la sociedad.

Voluntad, Facultad de decidir y ordenar la propia conducta.

Volver a la página web.

IMAGÉN