Archivo de la etiqueta: conciencia

Semana 51 – La sabiduría que da perspectiva.

Introducción

Con el paso de los años adquirimos sabiduría. Con esa sabiduría lo que tenemos que hacer es encontrarnos a nosotros mismos y empezar a vivir plenamente nuestra vida como si fuera la primera vez. Nadie viene a decirnos cómo dirigir nuestra vida, ningún sabio nos revela los secretos de la existencia, ni tampoco nos descubrieron un prodigioso libro que cambiará nuestras vidas.

Seguimos teniendo las mismas capacidades que siempre hemos tenido. Es el momento de tomar conciencia de lo que ya sabemos. En otras palabras, ya tenemos el conocimiento que necesitamos para vivir nuestras vidas. Solo que ignoramos que poseíamos ese conocimiento. No somos conscientes de él.

El fracaso define a muchos lo que ha sido su vida. Es el único suceso que nos obliga a seguir adelante y lo más importante, nos obliga a aprender. Nada es tan fácil como quieren hacernos creer y siempre el esfuerzo es obligatorio. Ver a grandes personajes que hacen fortuna y viven cómodamente puede ser una trampa. Nosotros tenemos nuestra propia vida y querer imitar, sin tener los mismos dones que esas personas, en lugar de que suceda bien, hace que seamos otra persona. No sacamos los secretos que guardamos en nuestro interior.

Responde a esta sencilla pregunta:

  • ¿Qué experiencias he tenido que me hayan hecho reevaluar mis prioridades en la vida?
  • ¿Seguí en esos momentos la vía que me indicaba esa toma de conciencia, esa nueva comprensión de las cosas?
la-sabiduría-que-da-la-perspectiva

Ejercicio nº 51

Los consejos de nuestro sabio interior

Haz el ejercicio descrito anteriormente. Imagina que tienes muchos más años de los que tienes ahora. Dedícate 15 minutos a aconsejarte sobre cómo hacer tu vida más feliz a partir de este momento. Ponlo por escrito. Ritualiza el máximo que puedas el consejo que te das. Sí, por ejemplo, tu «yo» más viejo y sabio te recomienda pasar más tiempo con tu familia, comprométete contigo mismo a salir una vez por semana o cada dos semanas. Las cosas que me dificultan ser feliz.

Vuelve regularmente a este ejercicio. Lee lo que escribiste, añade lo que quieras, pregúntate si ha seguido el consejo de tu «yo» interior.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 29 – Saber perdonarse

Introducción

Saber perdonarse a uno mismo es más beneficioso que la autoestima. Ayuda a las personas a no añadir una capa más de auto recriminación encima de lo que ya te ha pasado. La persona que se sigue culpando cuando fracasa o se equivoca, llegará un momento en que estará indefensa y no podrá superar las dificultades.

Saber perdonarse implica ser comprensivo y amable con uno mismo, aceptar con conciencia los pensamientos y sentimientos dolorosos, y reconocer que las situaciones difíciles son parte de la vida.
Es difícil que la persona que siente una fuerte repulsa hacia sí misma pueda sentir auténtica compasión por otros.

Responde estas preguntas:

  •  ¿Soy comprensivo conmigo mismo?
  • ¿En qué aspecto de mi vida soy más compasivo, más dispuesto a perdonar?

Saber perdonarse

Ejercicio nº 29

Completar la oración

En una hoja de papel, completa las siguientes oraciones lo más rápido que puedas, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas y reflexiona sobre ellas. Escribe lo que has aprendido acerca de ti mismo. Puedes seguir haciendo el ejercicio durante la semana con los mismos comienzos de oraciones, o cambiarlos por otros de tu invención.

  • Si empiezo a amarme a mí mismo un 5 % más…
  • Para aumentar mi autoestima…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo conmigo mismo…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo con los demás…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Pautas para perdonarse a uno mismo

  1. Podemos engañarnos muchas veces. Sin embargo, si reflexionamos, aunque sea cinco minutos, visualizaremos ciertas emociones responsables de esa culpabilidad. El miedo, la inseguridad o la envidia, entre otras, deben de dibujar la “hoja de ruta” para conocer el porqué de nuestro comportamiento. Sin realizar este paso correctamente no será posible conseguir el perdón.
  2. Tener en cuenta que nuestros actos siempre conllevan consecuencias es vital. Responsabilizarnos de nuestras acciones implica un esfuerzo sincero por nuestra parte. Reconocer los errores cometidos libera nuestra madurez y nos hace fuertes frente a la realidad. Obtenemos satisfacciones al incidir en este trascendental punto.
  3. El momento ha llegado y debemos afrontarlo. Apoyándonos en los resultados de los puntos citados anteriormente debemos darnos la oportunidad de ser lo que somos. Debemos aceptar que convivimos con miedos, inseguridades y emociones que modifican nuestros caminos.Es fundamental entender que es lícito fallar, que equivocarse está permitido. Aprender de la experiencia interior vivida es el ejercicio que se debe realizar para que nuestra alma conviva con esas sensaciones. También para saber gestionarlas y enfrentarnos a ellas correctamente.

Estas simples ideas pueden ayudarnos y servir como una guía inicial para vivir con la culpabilidad y la falta de perdón. Si poco a poco vamos dejando al alma empaparse de todo este tipo de agrias sensaciones, con el paso del tiempo se convertirán en “problemas” emocionales con solución y respuesta.

La vida se encargará de enfrentarnos a situaciones nuevas o anteriormente conocidas. Pero si hemos sabido enfrentarnos a nuestros errores, nuestro yo sabrá reaccionar de un modo sano y natural. Esa nueva actitud frente a la vida y a lo que nos depara acabará repercutiendo positivamente en nuestro estado emocional.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 17 – Experiencia cúspide

Introducción

El término experiencia cúspide expresa los mejores momentos del ser humano, los momentos más felices de la vida, la experiencia del éxtasis, de goce emocional, la dicha, la mayor de las alegrías.

Son sensaciones que, en sí mismas, no duran mucho tiempo; pero experimentarlas puede tener consecuencias duraderas. Nos ayudan a adquirir una mejor conciencia de quién y qué somos, además de inspirarnos confianza y fortaleza para superar las dificultades, motivarnos a hacer cosas que quizá no habríamos hecho nunca, y hacernos más adaptables y felices.

Ahora responde a estas cuestiones:

  • ¿Puedo recordar alguna experiencia cúspide que he tenido?
  • ¿Qué puedo hacer para tener más experiencias cúspide en mi vida?

Experiencia cúspide

Ejercicio nº 17

Revivir experiencias cúspide

Las experiencias cúspide pueden ser una fuente de cambios que nos hagan transformar toda nuestra vida. Una manera de conseguir que su influencia perdure en nosotros más allá del momento en que se produce. Intenta escribir, durante 15 minutos seguidos a lo largo de 3 días, las experiencias cúspides que has tenido.

Escribe en una hoja de papel aparte, para no tener limitaciones de espacio. El segundo o el tercer día puedes repetir el tema del día anterior, o escribir sobre otra experiencia cúspide que hayas tenido.

La práctica

Piensa en la experiencia o experiencias más maravillosas hayas tenido en tu vida, los momentos más felices, de éxtasis, de goce emocional. Puede ser una experiencia amorosa, musical, o una impresión producida por un libro, una pintura o algún momento creativo. Escoge una de ellas y trata de imaginarte a ti mismo en ese instante, con todas las emociones y los sentimientos que experimentaste entonces.

Luego relata tu experiencia de la manera más detallada que te sea posible, sin olvidar los sentimientos, pensamientos y emociones que sentiste. Haz todo lo posible por volver a revivir todos tus pensamientos y emociones.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 15 – Permiso para las emociones humanas

Introducción

Desde pequeños nos enseñan a reprimir nuestras emociones, tanto negativas como positivas. Nos transmiten que no debemos llorar, ser tímidos, manifestar alegría o querer algo.

Aunque no podamos exhibir nuestras emociones en público directamente, sería deseable, siempre que seamos capaces, disponer de los medios adecuados para expresarnos.

Darnos licencia para hablar con un amigo de nuestros miedos o de las situaciones que nos ponen de mal humor.

También usar un diario nos ayudará a expresar nuestros recelos y angustias, unirnos a un foro o discutir en un grupo con gente que tenga preocupaciones similares a las nuestras.

Ahora responde a estas cuestiones:

  • Qué recuerdo que me enseñaron, cuando era niño o niña, acerca de las cosas que debía o no debía expresar
  • Cómo manifiesto mis emociones. Las agradables y las desagradables.

permiso para sentir emociones

Ejercicio nº 15

Podemos utilizar la atención plena (mindfulness) para liberar nuestras emociones de dolor y tristeza. Es la concentración de la atención y la conciencia basado en la conciencia plena de la meditación budista.

La idea es diluir nuestra reacción ante las emociones perturbadoras. Concentramos nuestra atención en una emoción de dolor, desengaño o tristeza y la aceptamos. No la intentamos cambiar.

Casos prácticos

Si nos ponemos muy nerviosos frente a un grupo de personas, cerramos los ojos y nos imaginamos estar en un escenario, frente al público.

Cuando hemos perdido a un ser querido y el tiempo no ha logrado mitigar nuestro dolor, podemos imaginarnos estar sentados junto a esa persona, conversando con ella y despidiéndonos.

La forma correcta de realizar este ejercicio es no dejando que nuestra imaginación divague, vuelve a centrarte en lo que quieres imaginar o sentir mientras sigues respirando suave y profundamente.

Este ejercicio es para concedernos a nosotros mismos permiso de sentir, de experimentar emociones libremente, en vez de tenerlas ahí dando vueltas. Acepta tus emociones tal como son, en lugar de intentar entenderlas y superarlas.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Abre tus brazos

Toma conciencia y abre tus brazos

«Abre tus brazos» habla de la necesidad de adoptar cambios alineados a nuestros valores.

Y es que los cambios existen y existirán. La vida deja de tener sentido cuando no hay cambios. Se vuelve pura rutina y roza al aburrimiento. Más bien monotonía monocromática.

Cambia tus creencias

Aunque ahora mismo te quedes quieto, alguna parte de ti estará en movimiento. Tus ojos, tu respiración, tu mente… algo de ti está siempre en profundo cambio.

¿Sabes qué son tus valores? Los valores, son creencias, de lo que está bien y lo que está mal, de aquello a lo que te enfocas o a lo que te alejas. Estos los construyes desde tu infancia, por tu educación. Y también por tus experiencias.

¿Pero sabes qué es lo importante de los valores? Que estén alineados a tu vida. Si tu principal valor es la solidaridad, no te sentirás a gusto trabajando en una empresa cuyo único objetivo es vender sus productos a quien sea, sin importar el resultado y sin contar con un proyecto humanístico. Entrarás en un conflicto.

Abre tus brazos

Es curioso cómo miramos al exterior. Todo el mundo piensa en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo. El resultado final es que si nada cambiamos, nada cambia. Así seguimos los años, intentando cambiar al prójimo.

Haz algo diferente

¿Dónde encontramos la solución? En nuestra forma de pensar. Uno mismo es quien puede lograr lo que quiere. Disfrutar la vida es tener calidad, es llenarla de momentos plenos de felicidad y amor compartidos con los demás. Sin embargo hacemos lo contrario, a veces parece que nos dedicamos a hacernos más complicada la vida unos a otros. Tu principal tarea es ser feliz y hacer feliz a la gente que te rodea. La vida cambia porque tú cambias, porque tu perspectiva cambia.

Cambiar una creencia significa quitarnos un prejuicio y dar una oportunidad a lo nuevo, a lo diferente y también a nosotros mismos. Pero recordemos un pequeño matiz del principio de este texto para ser coherentes:

La necesidad de adoptar cambios alineados a nuestros valores.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web