Archivo de la etiqueta: culpa

Semana 50 – merezco ser feliz

Introducción

El mayor impedimento que tienes para ser feliz es la creencia que no te la mereces. Nos preguntamos qué derecho tenemos de ser brillantes, valientes, atractivos… Se torna en un miedo profundo y pensamos que no podemos acceder a tener nuestra propia luz.

Para poder vivir una vida feliz debemos sentir que nos la merecemos. Tenemos que considerar que podemos, por lo menos, tener esa opción sin sentimientos culpables. Debemos apreciarnos en lo que somos, en nuestro ser más íntimo, al margen de nuestros logros más tangibles; tenemos que repetirnos que merecemos ser felices, por ser como somos, porque nacimos con la mente y el corazón dispuestos a experimentar el placer y el sentido de las cosas.

Cuando no aceptamos que merecemos todo eso, socavamos nuestros propios talentos, nuestro potencial, nuestra alegría y nuestros logros. En algunas ocasiones lo haremos de forma inconsciente y en otras etapas de nuestra vida, puede que de manera intencionada.

Cuando nos negamos las cosas buenas que nos suceden, caemos en la infelicidad. Llegamos a pensar que ser infelices es nuestro destino. Solo si nos sentimos merecedores de alcanzar la felicidad podremos abrirnos para recibir los dones que tengamos que obtener.

Responde a esta sencilla pregunta:

  • ¿Qué factores internos o externos están impidiendo mi felicidad?
merezco-ser-feliz

Ejercicio nº 50

Completar la oración

Como en ejercicios, similares y anteriores, hay unos comienzos de oraciones que pueden ayudarte a superar algunas barreras hacia la felicidad. Completa lo más rápido posible que puedas, sin pensarlo mucho. Al terminar cada día, o la semana, examina las respuestas y comprométete a actuar.

  • Las cosas que me dificultan ser feliz…
  • Si tengo éxito…
  • Para sentirme un 5 % más merecedor de la felicidad…
  • Si me niego a vivir conforme a los valores de los demás…
  • Cuando me valoro a mí mismo…
  • Si me concedo el permiso de ser feliz…
  • Para ser un 5 % más feliz en mi vida…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Sigue haciendo estos ejercicios con regularidad, incorporando otras frases. Solo tienes que tomar conciencia. Los cambios, junto con la actitud y comportamiento de este ejercicio, son sorprendentes.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 41 – Aprender de los errores

Introducción

Los errores forman parte esencial de la superación personal. Solo crecemos si corremos riesgos. Toda empresa de éxito está repleta de fracasos.

No debes sentirte agobiado por la culpa y el arrepentimiento, pero sí analizar el momento para sacar conclusiones. Verdaderamente lo que importa es que aprendas a darte cuenta de lo que puedes mejorar.

¿Pero cómo podemos extraer esas valiosas lecciones?

A) No frenes debido a tus decisiones pasadas. El pasado no se puede cambiar. De ahora en adelante haz las cosas todo lo bien que puedas.

B) Pide perdón a alguien que has hecho daño pero que esa persona sienta tu sinceridad y arrepentimiento.

C) No te rindas en tus proyectos. Pasarás por tener la sensación de que pierdes el tiempo, que te está consumiendo la energía y en ocasiones llegarás a estallar de rabia y de ira perjudicando a las personas. Discúlpate para restablecer la confianza.

Piensa en un error que se haya cometido en algún lugar donde hayas trabajado o que conozcas bien. Ahora responde:

  • ¿Qué aprendizajes se obtuvieron de ese error?
  • ¿Qué más se pudo haber aprendido?
  • ¿Conoces algún líder que haya creado un ambiente de aprendizaje a partir de los propios errores?
  • ¿Cuáles son algunas de las cosas que hace ese líder?
aprender-de-los-errores

Ejercicio nº 41

Aprender de los errores

Es natural que uno no quiera tomar decisiones que puedan desembocar en errores. No obstante, la historia ha demostrado muchas veces que quienes tienen éxito suelen ser quienes han fracasado una y otra vez antes de alcanzar buenos resultados.

Piensa en algo que estás haciendo actualmente y escribe los tres peores errores que cometiste el año pasado, errores que fueron consecuencia directa de tus propias decisiones. Al lado, anota las lecciones o aprendizajes que hayas obtenido de ellos. Pon la lista donde puedas verla y vuelve a leerla cada cierto tiempo, como recuerdo que los errores pueden ser una buena oportunidad para aprender.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

La soledad provoca ansiedad

La soledad afecta especialmente a personas inseguras que padecen ansiedad. Por lo tanto, han heredado de forma inconsciente e involuntaria lo que todo padre y madre quiere para sus hijos, lo mejor, preocupándose unos más que otros. Es decir, los padres ansiosos tienen más probabilidades de tener descendencia ansiosa.

Las personas que padecen ansiedad suelen quedarse muy aisladas de su entorno. Creen efectivamente que nadie les va a comprender. De hecho, se sienten muy solos en su drama.

La ansiedad limita tu vida.

Pero eso no es excusa. Puedes aprender a confiar en las posibilidades de esta vida, en la gente que no son familia.

Las culpas, revisar las conclusiones que nos inculcaron desde niños, no dar importancia a lo que los demás piensan de ti y revisar los complejos abren una nueva perspectiva.

Parecen cambios pequeños, pero puedes empezar por los recuerdos, los sueños, cómo empieza el momento de sufrir una crisis.

Tú tienes las claves de tu felicidad. No existen fórmulas mágicas que cambien tu interior, que es donde está el conflicto, con frases de sugestión o repetición: «voy a mirarme en un espejo y me diré que soy feliz, muy feliz». En realidad te engañas y te engañan. Para vencer tienes que ver la realidad. Habrá cosas que cambiar y la clave está en la voluntad de cada persona para encontrar la solución a sus conflictos.

En algunos casos ser conscientes de querer hacer estos cambios será suficiente para superar la ansiedad. En otras personas será un paso más que te llevará a replantearte tu modo de vida actual.

La soledad de los adolescentes

La soledad en los jóvenes

No solamente el aislamiento y la inquietud son exclusivos de mayores. Entre los jóvenes también reina la soledad. Se sienten tristes, desanimados y poseen un sentimiento de vacío interior.

El deseo de ser aceptados se acentúa de una forma intensa, pero el miedo y la inseguridad hacen que se abstraiga. El resultado es una falta de éxito en las relaciones.

Salir a bailar, al cine o a comer patatas fritas con los amigos, tener un confidente o simplemente compartir con personas con las que se tiene algo en común, son elementos decisivos en la etapa de la adolescencia, ya que contribuyen con el desarrollo personal del futuro adulto, construyen la identidad del joven y además generan seguridad.

Has empezado un cambio en tu vida personal, pero te cuesta alcanzar tu meta, ¿por qué no buscas apoyo? Solo con fuerza de voluntad no es suficiente. Contacta para 2 sesiones GRATIS. Pide que quieres superar tus miedos, inseguridades, falta de motivación y autoestima o cambiar tus relaciones personales o familiares. Si no estás satisfecha con tu vida personal, ¿por qué no haces lo que deseas para ser feliz? Solo tienes que decidirte. Escríbeme.

Comparte en las redes sociales.

Volver a la página web