Archivo de la etiqueta: existencia

Semana 51 – La sabiduría que da perspectiva.

Introducción

Con el paso de los años adquirimos sabiduría. Con esa sabiduría lo que tenemos que hacer es encontrarnos a nosotros mismos y empezar a vivir plenamente nuestra vida como si fuera la primera vez. Nadie viene a decirnos cómo dirigir nuestra vida, ningún sabio nos revela los secretos de la existencia, ni tampoco nos descubrieron un prodigioso libro que cambiará nuestras vidas.

Seguimos teniendo las mismas capacidades que siempre hemos tenido. Es el momento de tomar conciencia de lo que ya sabemos. En otras palabras, ya tenemos el conocimiento que necesitamos para vivir nuestras vidas. Solo que ignoramos que poseíamos ese conocimiento. No somos conscientes de él.

El fracaso define a muchos lo que ha sido su vida. Es el único suceso que nos obliga a seguir adelante y lo más importante, nos obliga a aprender. Nada es tan fácil como quieren hacernos creer y siempre el esfuerzo es obligatorio. Ver a grandes personajes que hacen fortuna y viven cómodamente puede ser una trampa. Nosotros tenemos nuestra propia vida y querer imitar, sin tener los mismos dones que esas personas, en lugar de que suceda bien, hace que seamos otra persona. No sacamos los secretos que guardamos en nuestro interior.

Responde a esta sencilla pregunta:

  • ¿Qué experiencias he tenido que me hayan hecho reevaluar mis prioridades en la vida?
  • ¿Seguí en esos momentos la vía que me indicaba esa toma de conciencia, esa nueva comprensión de las cosas?
la-sabiduría-que-da-la-perspectiva

Ejercicio nº 51

Los consejos de nuestro sabio interior

Haz el ejercicio descrito anteriormente. Imagina que tienes muchos más años de los que tienes ahora. Dedícate 15 minutos a aconsejarte sobre cómo hacer tu vida más feliz a partir de este momento. Ponlo por escrito. Ritualiza el máximo que puedas el consejo que te das. Sí, por ejemplo, tu «yo» más viejo y sabio te recomienda pasar más tiempo con tu familia, comprométete contigo mismo a salir una vez por semana o cada dos semanas. Las cosas que me dificultan ser feliz.

Vuelve regularmente a este ejercicio. Lee lo que escribiste, añade lo que quieras, pregúntate si ha seguido el consejo de tu «yo» interior.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Respirar es vivir

Respira para calmar tu mente

Habrá días en los que sientas que las jornadas son calcadas al anterior, que el tiempo no pasa. Te cuesta respirar porque no puedes reflexionar sobre los motivos de tu existencia.

Observa esta lista de elementos cotidianos que pueden arrojar luz en tu día a día. Pueden ser tan simples y variados que pasan inadvertidos con frecuencia. De hecho, pueden indicar un problema de falta de atención.

Perdona a quienes te han lastimado. Sé consciente de que tu corazón late, de que a tu alrededor hay personas que se acuerdan de ti. Comparte esos momentos con ellos. No esperes y haz una llamada para darles los buenos días o las gracias. Por eso, quítate la vergüenza.  Tu toma tus propias decisiones, sin miedo, y llevas las riendas de tu vida.

Respirar es salud

Si has prestado atención, habrás visto el camino para encontrar tu motivación. Sin embargo, hay que asumir riesgos. No te puedes quedar estancado. Por ese motivo, tienes que ir eliminando tus límites y superando tus miedos. La vida no se vive de verdad si no tomamos decisiones y las llevamos a cabo.

Nuestros seres queridos más cercanos han sido los primeros en ser abrazados. Aún así, atrévete a amar sin miedo. Deja que conquisten tu corazón y si al final te decepciona, recuerda que siempre habrá alguien ideal para ti. Es aburrido ver empezar y acabar los días desmotivado, perdido con listas de cosas pendientes y sin nuevas experiencias.

Respirar para vivir

Respira para poder decir lo que piensas, para sentirte vivo. Respirando has podido observar, pensar y decidir cómo quieres que sea tu presente. Abre una nueva página en tu vida y ríe todo lo que puedas. Al final, tus virtudes son más grandes que tus defectos. A la hora de dormir no te quedes con lo que no ha salido bien. Seguro que todas las demás las has hecho correctamente.

Nadie se conoce mejor que uno mismo. Si eres capaz de reconocerlo y de aceptarte, sonríe porque cada día vas superando tus metas.

Comparte en redes sociales.

Participa en los foros

Volver a la web

Dedica cada día un tiempo a estar sólo

Dedicar cada día un tiempo a estar solo implicará que vas a sentir más confianza en tu habilidad de estar sin nadie.

Porque ese día es tuyo, porque la vida que te rodea es tuya. Con tus valores, con tu entorno, con tu existencia pero tuya. Porque la tristeza será tuya y la alegría también.

Ese momento de locura o de lucidez será aquél en el que te encuentres sólo. Paso a paso, poco a poco contigo mismo. Permítete ese instante en el que te sientas contigo, tu momento, aquel en el que decides reforzarte, celebrar tu día y vivir.

Un tiempo a estar sólo

En la vida llegarán momentos en que una relación de mucho tiempo haya terminado, que tus hijos hayan crecido y no estén todo el tiempo contigo o que simplemente tienes que reencontrar tu camino en la vida. Aunque la respuesta a estos interrogantes va a depender de tu situación en particular, estar en soledad es la mejor forma de pensar. En un rincón donde escuchar a tu corazón e intentar ordenar las ideas en la mente.

Nadie te obliga intentar hacer feliz a los demás.

Encuentra un propósito y deja ir lo que no te sirva. Aunque no lo creas en el momento, todos tenemos un propósito en la vida. Encontrar el tuyo es uno de los pasos más importantes para volver a empezar.

Un poco de tiempo en solitario permite que te recargues. Es bueno ese descanso emocional y mental. La vida corre tan deprisa que es raro que tengas un momento para sentarte y reflexionar sobre tu vida. Al principio te puede resultar extraño pero llegará un momento en que comiences a disfrutar de estar solo. Aprovecha para entender cómo te sientes.

Una cosa que te aseguro sucederá es que empezarás a hacer cosas de las que de verdad disfrutarás. Tienes más libertad para realizar lo que realmente quieres hacer. Nadie te va distraer ni va impedir que hagas tus aficiones favoritas.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web

Amores y logros conllevan grandes riesgos

Arriesga si quieres sentirte realizado

Empecemos por separar primeramente los logros. En nuestra mente ansiamos dejar una pequeña semilla o huella de nuestro paso como seres humanos. Nos dedicamos con esfuerzo y tesón en querer hacer las cosas bien, en tener muchos y grandes proyectos que se quedan en eso. En sueños que no se harán realidad. El motivo es que un pequeño porcentaje de personas es capaz de asumir ese gran riesgo necesario que dé un paso de gigante a nuestra vida. A la mayoría nos gusta ir sobre seguro.

Y no estoy hablando de hacerse millonario y vivir una vida llena de lujos. Seguro que muchos han pensado exactamente en mi anterior frase. Una gran realización sería abandonar nuestra existencia individual para dedicarnos a la oración, a la meditación, al estudio de un tema concreto o a servir a nuestros semejantes dando el cariño y calor de nuestro corazón. Ahora me preguntaréis: ¿Quién hace eso en realidad? ¿Serías capaz de consumir cuarenta o cincuenta años de tu vida en un gran proyecto de este tipo?

El que no arriesga, no gana. Eso está claro. Conseguir una meta sin tomar riesgos, no vale la pena vivirla porque si poco arriesgas, poco ganas. Por el contrario, cuanto mayor sea el objetivo, mayores riesgos y dificultades.

 

Amores y logros conllevan grandes riesgos

¿Es el gran amor un gran riesgo?

Si ya has leído hasta estás líneas, la pregunta que te estas haciendo es: ¿Se refiere al amor de pareja?, ¿Qué grandes amores existen? Ahora vas comprendiendo la amplitud de miras.

Unos opinarán que es ese amor con el que te casas o convives toda tu vida. Actualmente, vivir toda la vida con la misma persona, se ha convertido en todo un récord Guinness. Si al llegar a nuestra vejez, contabilizamos tres o cuatro relaciones de pareja, por cuál nos decantamos como ese gran amor por el que asumí un gran riesgo. ¿En qué consistió ese riesgo?, ¿O era más bien mantener la llama del amor encendida?

Implica dejar muchas cosas atrás y atreverse a crear algo nuevo a partir de los deseos de ambas personas,. Es una tarea difícil. El amor se puede derivar en los sentimientos hacía unos hijos, hacía una creencia religiosa, el amor de tu vida, que no siempre es con el que te quedas.

El riesgo en sí se entiende cuando una persona hace cualquier cosa para no ser abandonada por temor a la soledad. Hace cualquier cosa por complacer. Asume la responsabilidad de la culpa si la relación no funciona. Es adicta a las relaciones y al dolor emocional.

En definitiva, enfréntate a tus temores y mucho animo a aquellos que nos atrevemos a hacer lo que deseamos en la vida.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web