Archivo de la etiqueta: fracaso

Semana 51 – La sabiduría que da perspectiva.

Introducción

Con el paso de los años adquirimos sabiduría. Con esa sabiduría lo que tenemos que hacer es encontrarnos a nosotros mismos y empezar a vivir plenamente nuestra vida como si fuera la primera vez. Nadie viene a decirnos cómo dirigir nuestra vida, ningún sabio nos revela los secretos de la existencia, ni tampoco nos descubrieron un prodigioso libro que cambiará nuestras vidas.

Seguimos teniendo las mismas capacidades que siempre hemos tenido. Es el momento de tomar conciencia de lo que ya sabemos. En otras palabras, ya tenemos el conocimiento que necesitamos para vivir nuestras vidas. Solo que ignoramos que poseíamos ese conocimiento. No somos conscientes de él.

El fracaso define a muchos lo que ha sido su vida. Es el único suceso que nos obliga a seguir adelante y lo más importante, nos obliga a aprender. Nada es tan fácil como quieren hacernos creer y siempre el esfuerzo es obligatorio. Ver a grandes personajes que hacen fortuna y viven cómodamente puede ser una trampa. Nosotros tenemos nuestra propia vida y querer imitar, sin tener los mismos dones que esas personas, en lugar de que suceda bien, hace que seamos otra persona. No sacamos los secretos que guardamos en nuestro interior.

Responde a esta sencilla pregunta:

  • ¿Qué experiencias he tenido que me hayan hecho reevaluar mis prioridades en la vida?
  • ¿Seguí en esos momentos la vía que me indicaba esa toma de conciencia, esa nueva comprensión de las cosas?
la-sabiduría-que-da-la-perspectiva

Ejercicio nº 51

Los consejos de nuestro sabio interior

Haz el ejercicio descrito anteriormente. Imagina que tienes muchos más años de los que tienes ahora. Dedícate 15 minutos a aconsejarte sobre cómo hacer tu vida más feliz a partir de este momento. Ponlo por escrito. Ritualiza el máximo que puedas el consejo que te das. Sí, por ejemplo, tu «yo» más viejo y sabio te recomienda pasar más tiempo con tu familia, comprométete contigo mismo a salir una vez por semana o cada dos semanas. Las cosas que me dificultan ser feliz.

Vuelve regularmente a este ejercicio. Lee lo que escribiste, añade lo que quieras, pregúntate si ha seguido el consejo de tu «yo» interior.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 42 – Crear un clima de confianza

Introducción

La confianza en un elemento básico. No la confianza que se convierte en intimidad, sino un tipo de confianza que facilite que las relaciones con unos y con otros se desarrollen libremente. Si algo no sale bien, se busca qué ha sucedido, no se potencia la culpabilidad entre unos y otros. La idea es aprender del fracaso o fracasar en el aprendizaje en el terreno personal con el deseo de que no vuelva a suceder.

El miedo a informar de un error es la receta para el fracaso a largo plazo. Los equipos bien liderados poseen confianza al saber que ningún miembro del equipo será menospreciado por declarar un error, pedir ayuda o fracasar en cualquier tarea.

Cuando los líderes de un equipo crean un clima de confianza, cuando los miembros del grupo no se sienten amenazados por equivocarse, ni por declarar ni discutir sus errores, todos los integrantes aprenden y mejoran como consecuencia de ello.

Por el contrario, cuándo se ocultan las equivocaciones es más difícil aprender de ellas y, por lo tanto, es más alta la probabilidad de que los errores se sigan produciendo.

Piensa en un error que se haya cometido en algún lugar donde hayas trabajado o que conozcas bien. Ahora responde:

  • ¿En qué sitios te has sentido con confianza?
  • ¿Cómo te sentías, y de qué manera te comportabas comparando con otros sitios donde no tenías esa confianza?
crear-confianza

Ejercicio nº 42

Tener seguridad

¿Creas un ambiente de confianza para los demás, ya sean tus hijos, empleados, amigos o tu pareja?

Solemos pensar que el comportamiento de cada cual es consecuencia de su condición personal, pero la manera de actuar de cada individuo es con frecuencia resultado del ambiente en el que se desenvuelve. Una misma persona, por ejemplo, se comporta de manera muy distinta según el medio donde esté.

¿Qué es lo que ha hecho dar lo mejor de ti mismo, cuando eras niño y de adulto?

Anota cuáles son las condiciones que necesitas para originar un ambiente de confianza a dar lo mejor de sí de las personas que te rodean.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 41 – Aprender de los errores

Introducción

Los errores forman parte esencial de la superación personal. Solo crecemos si corremos riesgos. Toda empresa de éxito está repleta de fracasos.

No debes sentirte agobiado por la culpa y el arrepentimiento, pero sí analizar el momento para sacar conclusiones. Verdaderamente lo que importa es que aprendas a darte cuenta de lo que puedes mejorar.

¿Pero cómo podemos extraer esas valiosas lecciones?

A) No frenes debido a tus decisiones pasadas. El pasado no se puede cambiar. De ahora en adelante haz las cosas todo lo bien que puedas.

B) Pide perdón a alguien que has hecho daño pero que esa persona sienta tu sinceridad y arrepentimiento.

C) No te rindas en tus proyectos. Pasarás por tener la sensación de que pierdes el tiempo, que te está consumiendo la energía y en ocasiones llegarás a estallar de rabia y de ira perjudicando a las personas. Discúlpate para restablecer la confianza.

Piensa en un error que se haya cometido en algún lugar donde hayas trabajado o que conozcas bien. Ahora responde:

  • ¿Qué aprendizajes se obtuvieron de ese error?
  • ¿Qué más se pudo haber aprendido?
  • ¿Conoces algún líder que haya creado un ambiente de aprendizaje a partir de los propios errores?
  • ¿Cuáles son algunas de las cosas que hace ese líder?
aprender-de-los-errores

Ejercicio nº 41

Aprender de los errores

Es natural que uno no quiera tomar decisiones que puedan desembocar en errores. No obstante, la historia ha demostrado muchas veces que quienes tienen éxito suelen ser quienes han fracasado una y otra vez antes de alcanzar buenos resultados.

Piensa en algo que estás haciendo actualmente y escribe los tres peores errores que cometiste el año pasado, errores que fueron consecuencia directa de tus propias decisiones. Al lado, anota las lecciones o aprendizajes que hayas obtenido de ellos. Pon la lista donde puedas verla y vuelve a leerla cada cierto tiempo, como recuerdo que los errores pueden ser una buena oportunidad para aprender.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 39 – La mentalidad fija y la mentalidad de desarrollo

Introducción

La mentalidad fija es la creencia en que nuestras capacidades básicas están como grabadas en piedra y no podemos cambiarlas. Las capacidades hacen referencia a nuestra inteligencia, personalidad, habilidad física y de trato con los demás.

Si estamos dotados y tenemos talento, tendremos éxito en los estudios, en el trabajo, en el deporte y en nuestras relaciones con otras personas; en caso contrario, nuestras deficiencias son permanentes y estamos condenados al fracaso.

La mentalidad de crecimiento se basa en el trabajo duro, el aprendizaje, la formación y la tenacidad, entendiendo esto como un “crecimiento” o una teoría de “incremento” de la inteligencia.

Sin embargo, nuestras capacidades son maleables, se pueden cambiar y, de hecho, cambian durante nuestra vida. Nacemos con ciertas habilidades, pero estas solo marcan un punto de partida, y para progresar tenemos que aplicarnos, dedicar tiempo, hacer un importante esfuerzo.

Es crucial dar nuestro reconocimiento a las personas que nos rodean por su esfuerzo más que por su inteligencia, ya que su esfuerzo depende de ellos, su inteligencia no.

Mentalidad de crecimiento contra mentalidad fija.


Piensa en una capacidad o habilidad que hayas desarrollado con el tiempo como producto de tu esfuerzo: cualquier cosa, desde tu habilidad para hacer un deporte a tus facultades oratorias, desde el coraje a la empatía, y responde:

  • ¿ Qué fue lo que hiciste para mejorar tu capacidad en ese área ?
la-mentalidad-fija-y-de-desarrollo

Ejercicio nº 39

Forjarse una mentalidad de desarrollo

Todos tenemos una idea acerca de nuestras propias capacidades y limitaciones. Algunas de esas ideas, a veces, se implantan en nosotros en etapas muy tempranas, y son difíciles de desechar cuando se convierten en parte de lo que percibimos como «nosotros mismos».

Recuerdas alguna experiencia temprana en la que te hayan desanimado respecto a tus propias capacidades, ya sea por algo que te dijo alguien o que tú misma te dijiste.

Anota cinco cosas en las que en algún momento te hayas resignado a aceptar tu incapacidad. Anota también la razón, si la recuerdas, por la que llegaste a esa conclusión. 

¿Son racionales tus motivos? ¿Hay algo que quieras cambiar, hacer mejor, desarrollar, mejorar?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 37 – Alcanzar el éxito

Introducción

Todos deseamos tener éxito en la vida y sin embargo muchas personas se quedan solo soñando y no lo logran.  Lograr el éxito, significa conseguir los objetivos y metas propuestas sin importar si estos son ambiciosos o no, incluso se puede hablar de éxito en los pequeños detalles de la vida.

Aunque no es posible garantizar que cualquier persona pueda ser exitosa, realmente sí existen maneras de aumentar las probabilidades de triunfar en la vida.

La victoria llega tras una serie de pasos. Cuando alguien estudia durante años, llevándose muchos fracasos, esforzándose por superarlos y atravesando una serie de altibajos hasta alcanzar la meta. Cuando vemos que los demás logran el éxito, no solo hay que ver el resultado final, sino reflexionar el esfuerzo en energía y tiempo que hizo falta para llegar ahí.

Al conocer la manera en la que alguien ha alcanzado su meta, tendemos a ver sus logros como el resultado de un considerable esfuerzo y, así, nuestras propias metas nos parecen más fáciles de alcanzar. Las personas pueden imaginar mejor su avance a través de pequeños pasos, no situadas de una vez en las alturas, que así parecen inalcanzables.

  • Define tus propósitos en general
  • Delimita tus objetivos
  • Fija cantidades y fechas
  • No te rindas
  • Supérate a ti mismo
  • Mentaliza tus metas
  • Sigue luchando por nuevos pasos

Responde estas preguntas:

  • Si recuerdo algunos de mis logros personales, ¿cuántos pasos hubo que dar para alcanzarlos?
  • ¿Cómo fue mi avance, los altibajos que surgieron, los esfuerzos que tuve que hacer?
cómo alcanzar el éxito

Ejercicio nº 37

Ser realista

Escribe una meta que quisieras alcanzar, pero que pienses que en realidad no podrías conseguir. Luego plantéate que harás para conseguirla. Incluye los pasos que necesitarás dar en tu camino hacia el éxito, los obstáculos y dificultades que esperas encontrar, y cómo piensas superarlos. Analiza dónde están las trampas del camino, dónde podrías tropezar, que podrías detenerlo por un tiempo, y cómo superarás esos baches. Escribe, finalmente, cómo esperas llegar a tu meta. Expresa tu historia de una manera vívida, como una narración de aventuras. Repite el ejercicio con cuántas metas u objetivos desees.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 36 – Aceptación de uno mismo

Introducción

Imagínate levantarte por las mañanas y aceptar plenamente a la persona que ves en el espejo. Aceptando el éxito y el fracaso como componentes naturales del proceso de aprendizaje. Sin embargo, la autoaceptación no es la panacea para el perfeccionismo; esperar que obre milagros en nosotros solo producirá más infelicidad. En nuestra búsqueda de una vida más feliz a través de la aceptación, es inevitable que encontremos muchas perturbaciones.

¿Por qué no ser un poco más condescendiente y aceptar que la victoria y el fracaso son parte de una vida plena y satisfactoria? Sentir miedo, envidia y rabia, y, en ocasiones, no querer aceptarnos como somos es simplemente ser humano.

Pero no hay aceptación completa si no somos capaces de entender que somos la persona alegre que queremos ser, pero también la triste que a veces escapa. Somos la persona dócil que intenta agradar y la hostil que daña. La valiente que lucha diariamente por los suyos y la cobarde que no quiere enfrentar sus miedos.

Somos, en cada uno de nuestros aspectos, polaridad entre dos extremos. Y si no aceptamos el miedo, no desarrollaremos la valentía. Si no aceptamos la tristeza, no viviremos libremente la alegría. Si no aceptamos y reprimimos y negamos una parte de nosotros, no podremos disfrutar plenamente de su opuesto. No sabremos qué es la luz si no hemos conocido la oscuridad.

El equilibrio es el resultado de esta aceptación completa de uno mismo, de las emociones, tanto de las negativas como de las positivas, de las intuiciones, de la sabiduría interior.

Responde estas preguntas:

  • ¿Recuerdas algún momento, alguna época de tu vida, en la que te hayas aceptado completamente a ti mismo, como eres, con todas tus emociones?
  • ¿Qué te llevo a tener esa actitud?
  • ¿Puedo aceptarme plenamente a mí mismo ahora?
Aceptación-a-uno-mismo

Ejercicio nº 36

Completar la oración

En una hoja de papel escribe por lo menos seis finales para cada una de las siguientes oraciones. Haz lo más rápido posible, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas, reflexiona sobre ellas y comprométete por escrito actuar en consecuencia de tu análisis. Luego, trata de completar al menos cuatro oraciones diarias durante el resto de la semana. 

  • Si me doy permiso para ser humano…
  • Cuando reprimo mis emociones
  • Si puedo ser un 5 % menos perfeccionista
  • Si puedo ser un 5 % más realista
  • Si me convierto en optimalista
  • Si aprecio mis logros un 5 % más
  • Si acepto mis fracasos
  • Le temo a
  • Tengo la esperanza de
  • Empiezo a darme cuenta de

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 29 – Saber perdonarse

Introducción

Saber perdonarse a uno mismo es más beneficioso que la autoestima. Ayuda a las personas a no añadir una capa más de auto recriminación encima de lo que ya te ha pasado. La persona que se sigue culpando cuando fracasa o se equivoca, llegará un momento en que estará indefensa y no podrá superar las dificultades.

Saber perdonarse implica ser comprensivo y amable con uno mismo, aceptar con conciencia los pensamientos y sentimientos dolorosos, y reconocer que las situaciones difíciles son parte de la vida.
Es difícil que la persona que siente una fuerte repulsa hacia sí misma pueda sentir auténtica compasión por otros.

Responde estas preguntas:

  •  ¿Soy comprensivo conmigo mismo?
  • ¿En qué aspecto de mi vida soy más compasivo, más dispuesto a perdonar?

Saber perdonarse

Ejercicio nº 29

Completar la oración

En una hoja de papel, completa las siguientes oraciones lo más rápido que puedas, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas y reflexiona sobre ellas. Escribe lo que has aprendido acerca de ti mismo. Puedes seguir haciendo el ejercicio durante la semana con los mismos comienzos de oraciones, o cambiarlos por otros de tu invención.

  • Si empiezo a amarme a mí mismo un 5 % más…
  • Para aumentar mi autoestima…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo conmigo mismo…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo con los demás…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Pautas para perdonarse a uno mismo

  1. Podemos engañarnos muchas veces. Sin embargo, si reflexionamos, aunque sea cinco minutos, visualizaremos ciertas emociones responsables de esa culpabilidad. El miedo, la inseguridad o la envidia, entre otras, deben de dibujar la “hoja de ruta” para conocer el porqué de nuestro comportamiento. Sin realizar este paso correctamente no será posible conseguir el perdón.
  2. Tener en cuenta que nuestros actos siempre conllevan consecuencias es vital. Responsabilizarnos de nuestras acciones implica un esfuerzo sincero por nuestra parte. Reconocer los errores cometidos libera nuestra madurez y nos hace fuertes frente a la realidad. Obtenemos satisfacciones al incidir en este trascendental punto.
  3. El momento ha llegado y debemos afrontarlo. Apoyándonos en los resultados de los puntos citados anteriormente debemos darnos la oportunidad de ser lo que somos. Debemos aceptar que convivimos con miedos, inseguridades y emociones que modifican nuestros caminos.Es fundamental entender que es lícito fallar, que equivocarse está permitido. Aprender de la experiencia interior vivida es el ejercicio que se debe realizar para que nuestra alma conviva con esas sensaciones. También para saber gestionarlas y enfrentarnos a ellas correctamente.

Estas simples ideas pueden ayudarnos y servir como una guía inicial para vivir con la culpabilidad y la falta de perdón. Si poco a poco vamos dejando al alma empaparse de todo este tipo de agrias sensaciones, con el paso del tiempo se convertirán en “problemas” emocionales con solución y respuesta.

La vida se encargará de enfrentarnos a situaciones nuevas o anteriormente conocidas. Pero si hemos sabido enfrentarnos a nuestros errores, nuestro yo sabrá reaccionar de un modo sano y natural. Esa nueva actitud frente a la vida y a lo que nos depara acabará repercutiendo positivamente en nuestro estado emocional.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 25 – La protección de los padres

Introducción

Muchos padres que han pasado por dificultades quieren que sus hijos tengan una vida mejor. Querer ahorrarles a los hijos experiencias desagradables es una noble actitud, que surge naturalmente del amor y la preocupación por los hijos.

Pero de lo que los padres no se dan cuenta muchas veces es de que por hacerles la vida más fácil a sus hijos a corto plazo los están perjudicando a largo plazo. Les impiden que desarrollen el aprecio por las cosas importantes, la confianza en sí mismo, la capacidad de adaptación y otras importantes habilidades personales. Para poder crecer internamente y madurar de una manera saludable, los niños necesitan afrontar por sí solos algunas dificultades, superar ciertos niveles de fracaso y experimentar algunas emociones negativas.

Tanto si eres padre como si no,

  •  ¿sientes el impulso de hacerles la vida lo más cómoda posible a tus hijos o a los niños que quieres?
  • Piensa en el precio que pagará después el niño por la actual vida de facilidades.

padres protegiendo a sus hijos
Protección de los padres

Ejercicio nº 25

El padre que no es bueno

Piensa en la manera en que cuidas de los niños, los tuyos o de alguna otra persona. Haz una lista de cosas que podrías hacer para hacerles la vida más fácil. En cada una, describe las consecuencias que tendría lo que hagas o dejes de hacer, y reflexiona, por escrito, sobre si tu decisión tendría un efecto beneficioso para el niño a la larga. Piensa en las situaciones que podrían representar un reto para el niño, que él pudiera superar y salir ganando.

Protección vs sobreprotección

La protección hacia nuestros hijos es vital para ellos. Cuando son pequeños nos necesitan y dependen de nosotros para casi todo.

Sobreproteger a un hijo es ir más allá de cubrir y satisfacer sus necesidades y cuidados básicos. Es pensar por el hijo, tomar decisiones por el hijo, solucionar todos los problemas del hijo. Es vivir por el hijo, cuando el hijo es, en esencia, una persona que debe desarrollar sus propias capacidades personales si quiere funcionar correctamente en el mundo. Con esta actitud solo inculcamos miedo a nuestro hijo y la idea falsa de que el mundo es un lugar peligroso.

Por otro lado, tenemos los padres que son muy permisivos, en el sentido de que no suelen poner límites y normas claras, para que los niños entiendan e interioricen. Además de esto, si los hijos violan esas normas difusas, ellos no establecen consecuencias definidas por miedo a dañar a sus hijos, cuando realmente las consecuencias sirven para educar, no para dañar.

Si no le dejamos caerse, nunca aprenderá qué es lo que debe hacer y lo que no debe hacer. Las personas aprendemos por consecuencias negativas y positivas debido a nuestras experiencias directas. Es indiscutible la necesidad de que el niño experimente con el mundo para aprender a manejarse mejor en el futuro.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 24 – Hagamos terapia cognitiva

Introducción

La terapia cognitiva básicamente es cómo reaccionamos a la interpretación que hacemos de los hechos. Así podemos ver como distintas personas reaccionan de una manera que pueden ser completamente diferentes ante un mismo estímulo. Por ejemplo, si vemos un bebé se despierta una respuesta de amor o ternura. Si somos el centro de atención ante un público numeroso, experimentamos ansiedad.

Acontecimiento ⇒ pensamiento ⇒ emoción

El objetivo de la terapia cognitiva es restaurar el sentido de la realidad mediante la corrección del pensamiento distorsionado. La distorsión de nuestro pensamiento origina un miedo morboso al fracaso; mientras que el pensamiento racional replantea los hechos dentro de un desafío potencial saludable.

Veamos unos ejemplos:

  • Tengo una entrevista de trabajo. Siento miedo de que sea rechazado y empiece a pensar que nunca conseguiré un trabajo. Este pensamiento me provoca ansiedad. Lo que intentamos con la terapia cognitiva es asumir una reinterpretación más racional. Quiero conseguir ese trabajo, pero si no lo logro, hay muchos otros sitios donde buscar.
  • No le importo a mi familia. No me hacen caso, mi madre me chilla frecuentemente por lo que prefiero no hablar con nadie y encerrarme en mi cuarto. Me siento mal y triste. La forma de reconducir esa tristeza en pensar que mi familia tiene cosas buenas y cosas malas.  A pesar de que las cosas están mal ahora, mejorarán.

Piensa en una reacción emocional intensa que hayas experimentado en alguna situación y responde:

  •  ¿Fue apropiada mi reacción?
  • ¿Había alguna otra manera de interpretar la situación?

terapia cognitiva

Ejercicio nº 24

El proceso de transformación

Este método consiste en darme a mí mismo permiso para ser humano, reconstruir la situación y enfocarla desde una perspectiva más amplia.

Piensa en alguna situación reciente que te haya perturbado o un acontecimiento futuro que te preocupe.

Practica para obtener beneficios

Empieza reconociendo la situación y la emoción que provoca en ti. Habla de ello con alguien en quien confíes, escribe cómo te sientes, durante el tiempo que necesites.

Seguidamente, reconstruye la situación. Pregúntate cuáles son los resultados positivos que tuviste. No significa que tengas que sentirte satisfecho con la experiencia, sino simplemente reconocer qué hubo algunos beneficios que derivaron de ella:

  • ¿Aprendiste algo nuevo?
  • ¿Te has vuelto más empático?
  • ¿Aprecias ahora más lo que tienes?

Por último, trata de ver la situación en perspectiva:

  • ¿Cómo crees que verás las cosas dentro de un año?
  • ¿Te estás preocupando demasiado por algo que no vale la pena?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 12 – Optimista que no perfeccionista

Introducción

El optimista acepta como una parte natural de la vida, como una experiencia unida al éxito, que no hay que rechazar la realidad. Simplemente hay que aceptarla. Por lo tanto, aceptar el fracaso sigue siendo una parte necesaria del aprendizaje personal y de la vida.

El mundo real contiene inevitables dosis de fracaso y malestar, y que el éxito hay que medirlo por lo que realmente es posible obtener. Aceptar tal cual es la realidad reporta grandes beneficios emocionales de nuestra visión de la vida. Eso hace que tengamos una vida plena y rica en experiencias.

Naturalmente a nadie le agrada fracasar, pero si aceptamos la realidad, sentimos menos ansiedad ante las situaciones problemáticas y disfrutamos más de lo que hacemos. Además, esto nos ayuda a fijarnos metas realistas que se pueda alcanzar, con lo que puedes saborear muchas veces el triunfo

Ahora responde a estas preguntas:

  • ¿Qué aspecto de mi vida retengo con una actitud optimista?
  • ¿Hay algún área de mi vida en la que tiendo a ser más perfeccionista?

optimista que no perfeccionista

Ejercicio nº 12

Mira la siguiente lista que aparece a continuación y piensa en los casos en que tu actitud se haya asemejado a cada uno de estos rasgos.

  • ¿Tienes alguna tendencia que crees que debes cambiar?
  • ¿Cómo crees que habrían cambiado las cosas si, alguna vez, en lugar de ser perfeccionista, hubieras sido optimista?

PerfeccionistaOptimista
Rechaza el fracasoAcepta el fracaso
Rechaza las emociones negativasAcepta las emociones negativas
Rechaza el éxitoAcepta el éxito
Rechaza la realidadAcepta la realidad

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…