Archivo de la etiqueta: futuro

Semana 49 – La profundidad de nuestra felicidad

Introducción

La profundidad de nuestra felicidad es como las raíces de un árbol: proporciona la base firme, el componente permanente de nuestro bienestar. La cumbre de nuestra felicidad es como las hojas del árbol: hermosas como deseadas y, sin embargo, efímeras, cambiantes, y se marchitan con el paso de las estaciones.

La pregunta que se han hecho muchos filósofos y psicólogos es si podemos cambiar la profundidad de nuestra felicidad, o si estamos destinados a experimentar altas y bajas en torno a un nivel dado.

Predisposición o innato

Aunque existen algunos componentes genéticos de la felicidad (hay personas que nacen con una predisposición innata a sentirse bien, a ser felices, mientras que otras no), lo que determinan nuestros genes es un ámbito de variabilidad, no un estado fijo. Todos podemos aumentar nuestro propio nivel de felicidad. Y es mucha la gente que está muy por debajo de su potencial natural de felicidad.

El nivel de felicidad de las personas depende básicamente de tres factores: un nivel básico genéticamente determinado, diversos factores circunstanciales que repercuten sobre nuestro grado de felicidad, y las prácticas y actividades que realice la persona para ser feliz. No tenemos ningún control sobre nuestra disposición genética y, muchas veces, es poco lo que podemos hacer para influir en las circunstancias que nos afectan. Si tenemos un alto grado de control sobre las prácticas y actividades que realizamos.

En este último aspecto, están las mejores oportunidades para mejorar nuestra felicidad constantemente, porque realizar actividades agradables que sean significativas para nosotros puede aumentar considerablemente nuestro bienestar.

Nuestra búsqueda de felicidad puede ser un proceso interminable de crecimiento y desarrollo; y no hay límite al grado de felicidad que podemos alcanzar. Cuando realizamos un trabajo, ampliamos nuestro aprendizaje o establecemos relaciones con otras personas, de modo que sentimos que estamos haciendo algo significativo y agradable para nosotros, aumentamos cada vez más nuestro nivel de felicidad. No de un modo temporal y efímero, que se desvanece como las hojas en otoño, sino que estamos construyendo una felicidad duradera, de raíces estables y profundas.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Qué experiencias o personas han contribuido a mi felicidad de una manera permanente en mi vida?
La-profundidad-de-nuestra-felicidad

Ejercicio nº 49

Análisis valorativo

En lugar de fijarte en las cosas que van mal – como suelen hacer la mayoría de consultores – , el análisis valorativo enfoca la atención en lo que va bien, para después acentuarlo y ampliarlo. Valorar significa literalmente apreciar el valor de algo, y también conferir o asignar un valor. Valorar lo positivo nos hace sentir bien, y ayuda a extender y ampliar lo bueno. Nos inspiramos en las cosas buenas del pasado para construir el presente y planificar un mejor futuro. Haz este ejercicio con un compañero o en un grupo pequeño (o por escrito, si lo prefieres).

Por turnos, deciros unos a otros qué cosas os han hecho felices en el pasado: hace 10 años, el mes pasado o esta misma mañana. Puede ser una comida con alguien, una tarde transcurrida con la familia, un proyecto de trabajo o la asistencia a un concierto. Cualquier cosa que fuera, ¿qué fue, concretamente, lo que te hizo sentirte bien? ¿El hecho de haber sido capaz de responder a lo que parecía un desafío? ¿Un sentimiento de asombro profundo?

Piensa ahora en una persona que conozcas bien y que te parezca feliz. ¿Por qué crees exactamente que lo es? ¿Qué piensas que puedes aprender de ella?

Por último, ¿Qué repercusión va a tener en tus acciones futuras lo que has aprendido- de ti mismo, de otros…? -. Comprométete por escrito a hacerlo, fórmula tú mismo tu decisión, o a tu compañero de ejercicio.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 48 – Refuerzos de felicidad

Introducción

En lo que respecta a la propia felicidad, la mayoría de las personas pasamos de vez en cuando por rachas de escasez. Aún en los mejores ambientes de trabajo, siempre hay algunos proyectos menos interesantes que otros. Ya sea por decisión propia o por necesidad, la mayoría de nosotros pasamos por periodos en los que no disfrutamos mucho con lo que hacemos. Eso no significa que tengamos que resignarnos a ser infelices durante ese tiempo.

Las actividades, agradables e importantes para uno, son suficientes para iluminar una o dos experiencias felices durante un periodo sin mucho entusiasmo y que pueden transformar nuestro estado general.

Esas experiencias breves pero transformadoras son las que refuerzan nuestra felicidad. Son cosas que pueden durar desde unos pocos minutos hasta algunas horas, y que son agradables al tiempo que nos proporcionan un sentido, que nos aportan un bienestar actual y futuro.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Cuáles son mis refuerzos de felicidad?
refuerzos-de-felicidad

Ejercicio nº 48

Reforzar nuestra felicidad

Haz una lista de cosas que refuercen tu felicidad y que puedas hacer durante una semana. Pueden ser refuerzos generales que puedas introducir en tus actividades como una rutina, o refuerzos exploratorios que podrían ayudarte a descubrir si vale la pena introducir un cambio algo más radical. Incluye los refuerzos en tu agenda diaria y, si es posible, intenta realizarlos.

(Refuerzos generales. Pasar un tiempo con la familia o un rato agradable de lectura)

(Refuerzos exploratorios. Ser voluntario en algún lugar una vez por semana)

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 32 – Miedo a lo desconocido

Introducción

El miedo a lo desconocido es una de las emociones más básicas. Sin embargo, en una sociedad desarrollada nadie teme ser devorado por un león. A pesar de tan aplastante lógica el miedo a lo desconocido sigue funcionando. La causa es que son miedos neuróticos. Es decir, no son amenazas reales, sino construcciones mentales. Miedos por lo que podría suceder no por lo que realmente está sucediendo.

¿Quién se encuentra seguro con el presente y, más aún, con el futuro? Querer saber todo, y no poder, genera incertidumbre. Para aliviarnos algunos han descubierto el ser superior con quien aplacamos nuestra ansiedad. Cuando no tenemos salud, ponemos en un pedestal a los médicos; cuando descubrimos las imperfecciones paternas, los reemplazamos por otras guías.

Imagina que apenas tenemos idea de nuestro presente. ¿Cómo confiar en los horóscopos para el mes que viene? Nos pasamos la vida sufriendo por cosas que jamás sucederán.

¿Qué hacer? Aceptar nuestro desconocimiento. Si sabemos reconocer nuestra propia incertidumbre, podemos vivir cómodos con ella. Si logras sentirte cómoda con tu ignorancia podrás transformar tu incomodidad frente a lo desconocido en un sentimiento profundo. No equivoquemos estar en la zona de confort, donde nuestro cerebro funciona de manera automática, con la falta de confianza en nuestras propias capacidades. 

Salir de esa zona de confort es recomendable para adquirir nuevas habilidades y conocimientos. La primera vez que nos lanzamos a la piscina nos da miedo, pero pronto descubrimos que si sabemos nadar volveremos a salir del agua.

Responde estas preguntas:

  • ¿Qué cosas suscitan en mí un sentimiento de asombro y recogimiento?
  • ¿Experimento el mundo como un milagro?
miedo-a-lo-desconocido
Miedo a lo desconocido

Ejercicio nº 32

Disfrutar del paseo

Dar un paseo sin un plan preciso y sin otra intención que disfrutar. Esto mismo lo puedes poner en práctica en diferentes escenarios: Sentir el pulso de la ciudad, la quietud del pueblo, las olas del mar, la brisa del bosque… etc. Trata de extraer la máxima sensación de cada uno de los sentidos. Observa la belleza que el mundo te revela.

No se trata de perder el miedo a lo desconocido, sino de hacer cosas a pesar de que te imponen o generan incertidumbre. No dejar que el miedo tome las riendas de las decisiones.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 9 – Escoger un camino

Introducción

Se nos presentan dos dilemas en el camino a escoger para el disfrute de nuestra felicidad. Se trata de si esperamos un tiempo para obtener un beneficio en el futuro o nos centramos en sacar provecho al día a día. Veamos un resumen:

  1. Nos sacrificamos ahora para obtener un bien a largo plazo con acciones que contribuyan a nuestra felicidad futura. Para empezar, nos ponemos a estudiar, trabajar o a ahorrar.
  2. Nos concentramos en vivir exclusivamente el presente. Por lo tanto, nos relajamos, disfrutamos del entorno y dejamos que nuestra mente descanse.

Ahora anota en tu diario:

  • Qué momento de tu vida te proporcionó en el pasado un beneficio presente o futuro.

camino de placer

Ejercicio nº 9

Durante cuatro días consecutivos escribe  sobre una experiencia concreta o un periodo de tiempo determinado que se encuentre en unos de los cuadrantes de la tabla en el párrafo siguiente. Dedica un mínimo de 15 minutos diarios.

Procura dedicar cada día a un solo cuadrante. Es importante que incluyas:

  • Emociones que hayas sentido entonces o ahora
  • Tu comportamiento en esa situación. Las cosas que hiciste en ese momento
  • Lo que pensaste en ese momento o ahora al describirlo.

CARRERA DESENFRENADA. Escribe algo sobre algún periodo de tu vida en el que hayas sentido que perseguías una meta de manera desesperada, sin tiempo de pararte a disfrutar y responde. ¿Por qué hacías eso? ¿Te aportó algún beneficio? ¿Cuál exactamente? ¿Cuál fue el precio que pagaste por ello?PLACER. Describe un periodo en el que solo buscabas el placer o el beneficio inmediato sin preocuparte por las consecuencias. ¿Sacaste algo bueno de ello? ¿Qué exactamente? ¿Qué precio tuviste que pagar?
ESCEPTICISMO. Alguna experiencia difícil que te haya hecho sentirte negativo, resignado. ¿Algún periodo en tu vida que te haya invadido la desesperación? ¿Cuáles fueron tus pensamientos y sentimientos más profundos? ¿Qué pensamientos experimentas ahora al recordar?FELICIDAD. Describe un momento o una etapa de tu vida en el que hayas sido especialmente feliz. Transpórtate a ese momento y vuelve a experimentar las emociones que sentiste.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 5 – Las cosas de valor

Introducción

Piensa dónde puedes hacer algo verdaderamente de valor. Algo que dé un significado a tu vida y que aprecies más que la riqueza y la fama.

  • ¿Qué vale para mí más que lo material?
  • ¿Hay algo en mi vida que tenga un significado profundo?
  • ¿Qué cosas puedo hacer en el futuro que me den felicidad?

Las cosas de valor

Ejercicio nº 5

Durante una semana o dos, anota tus actividades diarias en una pequeña libreta. Al terminar cada día, escribe a qué le dedicas el tiempo. Recoge todo el empleo importante de tu tiempo. Desde las pequeñas tareas hasta el número de horas que ves la televisión. Anota esas tareas en una tabla como el siguiente modelo.

ActividadImportanciaPlacerTiempoDedicación futura
Leer emailsAltaNormal1 hora=
CocinarAltaAlto1,30 h=

  1. Anota el tipo de actividad: correr, trabajar, comprar
  2. Qué importancia le das a esa actividad: Mucha, neutra, poca
  3. Qué placer te proporciona realizar esa actividad: Mucho, gratificante, lo odio, nada
  4. Tiempo que le has dedicado a la actividad: minutos, horas, segundos
  5. Si en el futuro quieres dedicarle mucho más tiempo indica con el símbolo ++, más tiempo +, mismo tiempo =, menos tiempo -, y mucho menos tiempo

Te darás cuenta qué cambios tienes que hacer para sentirte más feliz. Algunos cambios no los podrás llevar a cabo por impedimentos o restricciones, pues intenta señalar los que puedas. Por ejemplo, si tardas una hora en llegar en transporte público a tu trabajo, incorpora un detalle que lo haga más agradable: escuchar música, leer o charlar con alguien que haga tu misma ruta a diario.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…