Archivo de la etiqueta: logros

Semana 50 – merezco ser feliz

Introducción

El mayor impedimento que tienes para ser feliz es la creencia que no te la mereces. Nos preguntamos qué derecho tenemos de ser brillantes, valientes, atractivos… Se torna en un miedo profundo y pensamos que no podemos acceder a tener nuestra propia luz.

Para poder vivir una vida feliz debemos sentir que nos la merecemos. Tenemos que considerar que podemos, por lo menos, tener esa opción sin sentimientos culpables. Debemos apreciarnos en lo que somos, en nuestro ser más íntimo, al margen de nuestros logros más tangibles; tenemos que repetirnos que merecemos ser felices, por ser como somos, porque nacimos con la mente y el corazón dispuestos a experimentar el placer y el sentido de las cosas.

Cuando no aceptamos que merecemos todo eso, socavamos nuestros propios talentos, nuestro potencial, nuestra alegría y nuestros logros. En algunas ocasiones lo haremos de forma inconsciente y en otras etapas de nuestra vida, puede que de manera intencionada.

Cuando nos negamos las cosas buenas que nos suceden, caemos en la infelicidad. Llegamos a pensar que ser infelices es nuestro destino. Solo si nos sentimos merecedores de alcanzar la felicidad podremos abrirnos para recibir los dones que tengamos que obtener.

Responde a esta sencilla pregunta:

  • ¿Qué factores internos o externos están impidiendo mi felicidad?
merezco-ser-feliz

Ejercicio nº 50

Completar la oración

Como en ejercicios, similares y anteriores, hay unos comienzos de oraciones que pueden ayudarte a superar algunas barreras hacia la felicidad. Completa lo más rápido posible que puedas, sin pensarlo mucho. Al terminar cada día, o la semana, examina las respuestas y comprométete a actuar.

  • Las cosas que me dificultan ser feliz…
  • Si tengo éxito…
  • Para sentirme un 5 % más merecedor de la felicidad…
  • Si me niego a vivir conforme a los valores de los demás…
  • Cuando me valoro a mí mismo…
  • Si me concedo el permiso de ser feliz…
  • Para ser un 5 % más feliz en mi vida…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Sigue haciendo estos ejercicios con regularidad, incorporando otras frases. Solo tienes que tomar conciencia. Los cambios, junto con la actitud y comportamiento de este ejercicio, son sorprendentes.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 37 – Alcanzar el éxito

Introducción

Todos deseamos tener éxito en la vida y sin embargo muchas personas se quedan solo soñando y no lo logran.  Lograr el éxito, significa conseguir los objetivos y metas propuestas sin importar si estos son ambiciosos o no, incluso se puede hablar de éxito en los pequeños detalles de la vida.

Aunque no es posible garantizar que cualquier persona pueda ser exitosa, realmente sí existen maneras de aumentar las probabilidades de triunfar en la vida.

La victoria llega tras una serie de pasos. Cuando alguien estudia durante años, llevándose muchos fracasos, esforzándose por superarlos y atravesando una serie de altibajos hasta alcanzar la meta. Cuando vemos que los demás logran el éxito, no solo hay que ver el resultado final, sino reflexionar el esfuerzo en energía y tiempo que hizo falta para llegar ahí.

Al conocer la manera en la que alguien ha alcanzado su meta, tendemos a ver sus logros como el resultado de un considerable esfuerzo y, así, nuestras propias metas nos parecen más fáciles de alcanzar. Las personas pueden imaginar mejor su avance a través de pequeños pasos, no situadas de una vez en las alturas, que así parecen inalcanzables.

  • Define tus propósitos en general
  • Delimita tus objetivos
  • Fija cantidades y fechas
  • No te rindas
  • Supérate a ti mismo
  • Mentaliza tus metas
  • Sigue luchando por nuevos pasos

Responde estas preguntas:

  • Si recuerdo algunos de mis logros personales, ¿cuántos pasos hubo que dar para alcanzarlos?
  • ¿Cómo fue mi avance, los altibajos que surgieron, los esfuerzos que tuve que hacer?
cómo alcanzar el éxito

Ejercicio nº 37

Ser realista

Escribe una meta que quisieras alcanzar, pero que pienses que en realidad no podrías conseguir. Luego plantéate que harás para conseguirla. Incluye los pasos que necesitarás dar en tu camino hacia el éxito, los obstáculos y dificultades que esperas encontrar, y cómo piensas superarlos. Analiza dónde están las trampas del camino, dónde podrías tropezar, que podrías detenerlo por un tiempo, y cómo superarás esos baches. Escribe, finalmente, cómo esperas llegar a tu meta. Expresa tu historia de una manera vívida, como una narración de aventuras. Repite el ejercicio con cuántas metas u objetivos desees.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 20 – Celebra tus logros

Introducción

La manera en que experimentemos un hecho dependerá en buena medida de la interpretación que hagamos de él, así como de lo que nosotros resaltemos del mismo: ¿celebro mis éxitos y mis logros, o no les doy mucha importancia, pero sí lo lamento cuando no han sido perfectos? ¿Me reprocho a mí mismo por no prestar atención a las lecciones que estas experiencias puedan enseñarme?

La felicidad no depende únicamente de los hechos objetivos que componen nuestra vida, sino también de la manera subjetiva en que los interpretamos.

Hay personas que siempre parecen capaces de encontrar el lado bueno de cualquier situación: se alegran de sus logros así como de los ajenos, tienen la habilidad de transformar un contratiempo en una oportunidad, y van por la vida con un aire de optimismo. Y están los otros, que siempre ven el vaso medio vacío, casi nunca encuentra motivo para alegrarse, parecen siempre insatisfechos, y viven en una atmósfera de malsano pesimismo.

Los optimistas son los buscadores de virtudes: la persona que siempre encuentra el hueco en medio de la tormenta, que si encuentra limón hace limonada, que ve el lado bueno de las cosas, que no recela de lo bueno porque es demasiado bueno.

El segundo grupo son los buscadores de defectos, siempre encontrará motivos para ser infeliz, no importa cuáles sean las circunstancias.

Hay personas capaces de sacar lo mejor de cualquier cosa que suceda. La idea de que todo sucede para bien es pasiva; la de que podemos hacer algo bueno con lo que suceda, es activa.

Ahora responde a estas cuestiones:

  • ¿Soy más un buscador de virtudes o un buscador de defectos?
  • ¿En qué aspectos de mi vida soy más parecido al buscador de virtudes?

celebra tus éxitos y logros

Ejercicio nº 20

Reconstrucción del aprendizaje

La técnica consiste en ver más allá de las consecuencias negativas del fracaso, en preguntarnos, sopesando con calma, qué hemos aprendido de esa experiencia, por difícil que nos resultara, y cómo podemos aprovecharla para crecer internamente.

Escribe acerca de algunas cosas que te hayan pasado en la vida, viéndolas primero como un buscador de defectos y luego como un buscador de virtudes.

Obtén beneficios

Por ejemplo, escribe sobre un examen que hayas suspendido: primero sobre lo mal que te sentiste y lo desagradable de la experiencia. Luego, sobre la manera en que esa experiencia te hizo más humilde y te enseñó la importancia de esforzarse más.

Recuerda que el buscador de virtudes es quien acepta los hechos tal como se presentan. Trata de obtener el máximo beneficio de ellos.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…