Archivo de la etiqueta: mente

¿A qué debes renunciar?

Entrada

Continuamos con los #cambios que estamos dispuestos a modificar. Este ejercicio te explica cómo #renunciar a modelos mentales que nosotros mismos hemos creado. Al principio puede que te cueste porque no sabes cómo poner en práctica. Pero si lo deseas, llegará. Empieza por los ejemplos que te voy orientando: delegar funciones, renunciar a cosas que en realidad no necesitas, a tratar de controlar todo…, etc.

Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón. Los demás no son culpables de lo que posees, sientes o no sientes. Cada adulto es responsable de su vida. Es tu mente la que te causa negación, contaminación y auto destrucción. No te creas los pensamientos negativos que salen de tu mente.

Empieza a probar, a dar un paso más, y verás como tus creencias limitadoras dejan de tenerte atrapado. Lo que parecía imposible, ahora es posible.

¿Quejarte de tu situación arregla tu vida? Al contrario, te hace infeliz, deprimida y una persona triste. En la mayoría de las ocasiones eres tú quien elige estar mal y la situación poco o nada tiene que ver con tus acontecimientos.

La queja viene muy acompañada de la crítica. No puedes soportar que los demás sean felices y comprendidos. Las personas somos diferentes, por lo tanto, abre tu mente. Todos aquellos que no piensan como tú o son diferentes no tienen por qué ser objetivo de tu rechazo. ¿Te dan miedo? Excusas que te limitan. En lugar de crecer en la mejora de ti mismo, te auto engañas a saber con qué argumentos y prefieres quedarte atascado.

Vídeo

Ayuda

Ya ves, muchas personas viven una vida que no es la suya. Escuchando lo que otros piensan de uno mismo, en relación con el entorno, siguiendo modas o consejos para agradar a todo el mundo. Mientras tú ignoras tu voz interior, qué es lo que necesitas y qué es lo que te hace feliz. No dejes de ser dueño de tu vida. Puedes perder fácilmente el control de lo que necesitas.

el insulto

Cuando nos enfadamos perdemos el control. Nuestra ira aumenta y dejamos de decidir cuál es la mejor pauta de actuación.
Se va haciendo más probable que adoptemos comportamientos agresivos, como alzar la voz, pegar algún golpe o soltar tacos o insultos.

Entrada

En los casos en que nos enfadamos con alguien, no lo pensamos, y salen toda clase de #insultos hiriendo a quien escucha. Concretamente las personas impulsivas se dejan llevar y luego ¿qué hacen?

El enfado es algo normal. No conviene reprimirlo puesto que puede generar ansiedad. Nuestro intento va a consistir en verbalizar nuestro enfado sin ser nada agresivos o insultantes.

En esas situaciones, intenta y procura pensar lo que dices. Aquello que pase y suceda en tu #mente, ahí quedan. No es lo mismo #criticar a la #persona que a su #comportamiento.

Vídeo

Ayuda

Si te cuesta reprimir tus insultos hacía otras personas, puedes consultar tu situación personal contactando directamente. Es difícil cambiar el hábito pero una vez sepas entender lo que sucede, podrás expresarlo sin ser nada agresivo.

Semana 43 – El sexo en la plenitud

Introducción

El sexo puede mejorar con el tiempo. Nuestro potencial para alcanzar las más altas cotas de nuestra sexualidad es, de hecho, mayor cuando tenemos más de 50 o 60 años, y el sexo con la persona con la que hemos convivido durante décadas puede ser considerablemente mejor que con una nueva pareja. Sabemos que la excitación sexual es mayor a los 24 que a los 64 años, y que nuestra reacción física es más pronunciada ante una persona atractiva y desconocida que con la persona con la que hemos estado viviendo durante 30 años.

Una buena experiencia sexual no es el resultado de la respuesta inmediata, biológica y fisiológica, de nuestra pareja, sino una combinación del corazón y la mente además del organismo físico.

La plenitud sexual: la capacidad específicamente humana de erotismo adulto y comunicación emocional. Y en lo que respecta a la plenitud sexual, más madurez puede significar mejor sexo. Las personas mejoran considerablemente su capacidad sexual y de intimidad con el transcurso del tiempo. Debido a que después de cierta edad se produce un declive físico progresivo, quién no distingue entre el sexo como un acto puramente físico y como una conjunción de mente y cuerpo interpretar a este hecho desde una mentalidad de decadencia.

Mientras que la mentalidad de desarrollo permite entender que el sexo mejora con la edad, y la mentalidad fija hace pensar que la sexualidad se mantiene a lo largo del tiempo, quién tiene una mentalidad de decadencia espera que el sexo sea cada vez peor al pasar los años. está mentalidad tiende a disminuir la alegría de la sexualidad, y se convierte en su propia profecía del fracaso, haciendo que el sexo sea, cada vez peor para estas personas.

Analiza si tu situación sexual se mantiene a lo largo del tiempo. Ahora responde:

  • ¿Qué tengo que hacer para dar más felicidad a mis relaciones íntimas?
  • ¿Qué tengo que dejar de hacer?
la-plenitud-sexual

Ejercicio nº 43

Aprender de las mejores relaciones íntimas

Conversa con dos personas que tengan una larga y prospera relación de pareja. Lo que se busca es aprender lo que se pueda de ellos. La duración de la entrevista puede ser entre 15 minutos y 1 hora.

Preguntas que puedes hacer: ¿Qué hace que una relación tenga éxito? ¿En qué aspectos la relación de pareja le ha ayudado a crecer como persona? ¿Cómo manejar los conflictos? ¿Qué es lo que mejor funciona de su relación? ¿Qué consejo podría dar para una relación exitosa?

Escribe lo que hayas aprendido de estas entrevistas, e incluye también tus propias ideas y lo que sientas que hace que una relación funcione bien durante largo tiempo.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 32 – Miedo a lo desconocido

Introducción

El miedo a lo desconocido es una de las emociones más básicas. Sin embargo, en una sociedad desarrollada nadie teme ser devorado por un león. A pesar de tan aplastante lógica el miedo a lo desconocido sigue funcionando. La causa es que son miedos neuróticos. Es decir, no son amenazas reales, sino construcciones mentales. Miedos por lo que podría suceder no por lo que realmente está sucediendo.

¿Quién se encuentra seguro con el presente y, más aún, con el futuro? Querer saber todo, y no poder, genera incertidumbre. Para aliviarnos algunos han descubierto el ser superior con quien aplacamos nuestra ansiedad. Cuando no tenemos salud, ponemos en un pedestal a los médicos; cuando descubrimos las imperfecciones paternas, los reemplazamos por otras guías.

Imagina que apenas tenemos idea de nuestro presente. ¿Cómo confiar en los horóscopos para el mes que viene? Nos pasamos la vida sufriendo por cosas que jamás sucederán.

¿Qué hacer? Aceptar nuestro desconocimiento. Si sabemos reconocer nuestra propia incertidumbre, podemos vivir cómodos con ella. Si logras sentirte cómoda con tu ignorancia podrás transformar tu incomodidad frente a lo desconocido en un sentimiento profundo. No equivoquemos estar en la zona de confort, donde nuestro cerebro funciona de manera automática, con la falta de confianza en nuestras propias capacidades. 

Salir de esa zona de confort es recomendable para adquirir nuevas habilidades y conocimientos. La primera vez que nos lanzamos a la piscina nos da miedo, pero pronto descubrimos que si sabemos nadar volveremos a salir del agua.

Responde estas preguntas:

  • ¿Qué cosas suscitan en mí un sentimiento de asombro y recogimiento?
  • ¿Experimento el mundo como un milagro?
miedo-a-lo-desconocido
Miedo a lo desconocido

Ejercicio nº 32

Disfrutar del paseo

Dar un paseo sin un plan preciso y sin otra intención que disfrutar. Esto mismo lo puedes poner en práctica en diferentes escenarios: Sentir el pulso de la ciudad, la quietud del pueblo, las olas del mar, la brisa del bosque… etc. Trata de extraer la máxima sensación de cada uno de los sentidos. Observa la belleza que el mundo te revela.

No se trata de perder el miedo a lo desconocido, sino de hacer cosas a pesar de que te imponen o generan incertidumbre. No dejar que el miedo tome las riendas de las decisiones.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 11 – Aprender del fracaso

Introducción

Si eludimos los retos y las dificultades por miedo al fracaso, nos estamos diciendo a nosotros mismos que no nos sentimos capaces de superar los problemas, que no sabemos cómo actuar ante el fracaso.

Pero si nos retamos a nosotros mismos a alcanzar determinados objetivos, nos estamos diciendo internamente que somos lo bastante capaces de poder manejar cualquier posible fracaso.

La única manera de enfrentarse al fracaso es cuando fracasamos y descubrimos que somos capaces de superarlo.

Recuerda algún reto que te hayas enfrentado, alguna cosa difícil que te hayas atrevido a superar, y responde:

  • ¿Qué cosas aprendistes de tu experiencia?
  • ¿En qué sientes que saliste fortalecida de ella?

Miedo al fracaso

Ejercicio nº 11

Este ejercicio tiene que ver con el análisis de los propios errores.

Durante 15 minutos escribe sobre algún hecho o situación donde hayas fracasado. Describe qué fue lo que hiciste, los pensamientos que te vinieron a la mente, lo que sentiste en ese momento y lo que sientes ahora al recordarlo.

  • ¿Ha cambiado tu perspectiva de los hechos con el paso del tiempo?
  • ¿Qué lecciones aprendistes de esa experiencia?
  • ¿Hay otros beneficios que se hayan derivado de ella, que hagan de tu experiencia una valiosa fuente de aprendizaje?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…