Archivo de la etiqueta: negativo

Creencias negativas

Entrada

Haciendo un resumen de los vídeos anteriores, hemos visto qué emociones se repiten con más frecuencia, a controlar las palabras hirientes y mejorar nuestra auto estima ante el espejo.

El n.º 4 trata de descubrir ciertas creencias negativas que hemos adquirido con el tiempo y que nos producen malestar o sensaciones extrañas en nuestro cuerpo.
Examina de dónde provienen y quién nos las transmitió.

Vídeo

Continuación

En una segunda parte, intenta profundizar un poco más sobre otros mensajes y de quién parten:

  • Tu entorno educativo
  • Tu familia
  • Tus amistades
  • Sobre tus convicciones espirituales

Espero que descubras el origen de tus creencias negativas y sobre todo llegues a identificar quienes te envenenan.

Semana 15 – Permiso para las emociones humanas

Introducción

Desde pequeños nos enseñan a reprimir nuestras emociones, tanto negativas como positivas. Nos transmiten que no debemos llorar, ser tímidos, manifestar alegría o querer algo.

Aunque no podamos exhibir nuestras emociones en público directamente, sería deseable, siempre que seamos capaces, disponer de los medios adecuados para expresarnos.

Darnos licencia para hablar con un amigo de nuestros miedos o de las situaciones que nos ponen de mal humor.

También usar un diario nos ayudará a expresar nuestros recelos y angustias, unirnos a un foro o discutir en un grupo con gente que tenga preocupaciones similares a las nuestras.

Ahora responde a estas cuestiones:

  • Qué recuerdo que me enseñaron, cuando era niño o niña, acerca de las cosas que debía o no debía expresar
  • Cómo manifiesto mis emociones. Las agradables y las desagradables.

permiso para sentir emociones

Ejercicio nº 15

Podemos utilizar la atención plena (mindfulness) para liberar nuestras emociones de dolor y tristeza. Es la concentración de la atención y la conciencia basado en la conciencia plena de la meditación budista.

La idea es diluir nuestra reacción ante las emociones perturbadoras. Concentramos nuestra atención en una emoción de dolor, desengaño o tristeza y la aceptamos. No la intentamos cambiar.

Casos prácticos

Si nos ponemos muy nerviosos frente a un grupo de personas, cerramos los ojos y nos imaginamos estar en un escenario, frente al público.

Cuando hemos perdido a un ser querido y el tiempo no ha logrado mitigar nuestro dolor, podemos imaginarnos estar sentados junto a esa persona, conversando con ella y despidiéndonos.

La forma correcta de realizar este ejercicio es no dejando que nuestra imaginación divague, vuelve a centrarte en lo que quieres imaginar o sentir mientras sigues respirando suave y profundamente.

Este ejercicio es para concedernos a nosotros mismos permiso de sentir, de experimentar emociones libremente, en vez de tenerlas ahí dando vueltas. Acepta tus emociones tal como son, en lugar de intentar entenderlas y superarlas.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…