Archivo de la etiqueta: persona

¿A qué debes renunciar?

Entrada

Continuamos con los #cambios que estamos dispuestos a modificar. Este ejercicio te explica cómo #renunciar a modelos mentales que nosotros mismos hemos creado. Al principio puede que te cueste porque no sabes cómo poner en práctica. Pero si lo deseas, llegará. Empieza por los ejemplos que te voy orientando: delegar funciones, renunciar a cosas que en realidad no necesitas, a tratar de controlar todo…, etc.

Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón. Los demás no son culpables de lo que posees, sientes o no sientes. Cada adulto es responsable de su vida. Es tu mente la que te causa negación, contaminación y auto destrucción. No te creas los pensamientos negativos que salen de tu mente.

Empieza a probar, a dar un paso más, y verás como tus creencias limitadoras dejan de tenerte atrapado. Lo que parecía imposible, ahora es posible.

¿Quejarte de tu situación arregla tu vida? Al contrario, te hace infeliz, deprimida y una persona triste. En la mayoría de las ocasiones eres tú quien elige estar mal y la situación poco o nada tiene que ver con tus acontecimientos.

La queja viene muy acompañada de la crítica. No puedes soportar que los demás sean felices y comprendidos. Las personas somos diferentes, por lo tanto, abre tu mente. Todos aquellos que no piensan como tú o son diferentes no tienen por qué ser objetivo de tu rechazo. ¿Te dan miedo? Excusas que te limitan. En lugar de crecer en la mejora de ti mismo, te auto engañas a saber con qué argumentos y prefieres quedarte atascado.

Vídeo

Ayuda

Ya ves, muchas personas viven una vida que no es la suya. Escuchando lo que otros piensan de uno mismo, en relación con el entorno, siguiendo modas o consejos para agradar a todo el mundo. Mientras tú ignoras tu voz interior, qué es lo que necesitas y qué es lo que te hace feliz. No dejes de ser dueño de tu vida. Puedes perder fácilmente el control de lo que necesitas.

Cambiar un hábito

Entrada

Este ejercicio no arregla tu vida. Intenta que modifiques un hábito negativo, la práctica habitual de una persona, por otro positivo. Los hábitos son acciones que hacemos automáticamente, casi sin pensarlas. Los hábitos son como la ropa que usamos para vestir: los tenemos porque visten nuestra personalidad y participan en mejorar nuestra imagen.

Cuando modificas tus viejos hábitos, modificas tu personalidad. A la hora de trabajar nuestros pensamientos en el inconsciente, es necesario pensar en positivo pero a la vez de forma realista.

En este vídeo se describe un protocolo de actuación: Hacer una lista de hábitos que queremos cambiar, determinar cuál es la causa original… etc. Se pretende que cambies de actitud para ganar batallas. Una vez tengas aprendido el método, te dará fuerzas para proseguir.

Vídeo

Ayuda

Si quieres ver un resumen de las etapas a seguir, te dejo este flujograma para ver visualmente las diferentes etapas.

Semana 46 – Metas coherentes

Introducción

Por lo general, para que las metas de una persona sean coherentes, tiene que sentir que son fruto de su propia elección, que nacen de un deseo interno de expresarse uno mismo, más que de la necesidad de impresionar a otros.

Reconocer y plantearnos objetivos coherentes nos reporta muchos beneficios, pero no es tarea fácil. Primero tenemos que saber lo que queremos hacer con nuestra vida y, luego, tener el coraje necesario para persistir en nuestros objetivos.

El sentido de la vida nos lo proporciona nuestras metas, nuestros objetivos a largo plazo. Esos objetivos dan sentido a lo que haces cada día. Recuerda que debe estar ligado a lo que tú deseas y a tus valores.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Cuáles son algunos de mis objetivos coherentes?
  • ¿Hay obstáculos internos o externos que dificultan perseguir mis metas?
metas-coherentes

Ejercicio nº 46

Establecer objetivos coherentes

Las personas que se fijan y persiguen objetivos coherentes suelen ser más exitosas y felices. Pregúntate qué es lo que de verdad deseas hacer en cada uno de los aspectos más importantes de tu vida, desde tus relaciones personales al área profesional. En cada área incluye lo siguiente:

Objetivos a largo plazo. Estos son objetivos concretos, con plazos precisos, que pueden ser de 1 a 30 años. Son objetivos que plantean un reto, requieren esfuerzo. Pero recuerda que para tu felicidad a largo plazo no es tan importante que llegues alcanzar tus metas. El sentido fundamental de los objetivos que uno se establece es permitirse vivir el aquí y el ahora, disfrutar del viaje.

En contadas ocasiones, por mucho esfuerzo que hagamos, no siempre somos capaces de lograrlo. Si eso no es posible, por la razón que sea, encaminarnos a esa meta, mientras lo hacíamos, pensemos que nos ha llenado de satisfacción.

Objetivos a corto plazo. Se fijan para poder manejar los objetivos a largo plazo, dividiéndolos en metas parciales. ¿Qué es lo que tendré que hacer durante el año que viene, el próximo mes, mañana, para ir acercándome a mis objetivos a largo plazo?

Plan de acción. Señala en tu calendario las cosas concretas que tienes que hacer:

  • Actividad regular o diaria. Leer ceremoniales.
  • Actividad para una sola vez.

Cuando no nos fijamos metas concretas nosotros mismos, quedamos a merced de las circunstancias. O nos conformamos reaccionando de forma pasiva, o dirigimos de forma activa nuestra vida.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 38 – El amigo enemigo

Introducción

A tu enemigo lo conoces. Por el contrario, en una amistad saludable, se marca el camino y se promueve el desarrollo. Cuando no sabes si de verdad puedes confiar en tus amigos compruébalo. Son los que no alimentan engaños.

Aquellas personas que buscan nuestra amistad no tienen que ser masa de aceptaciones ni un apoyo incondicional, es decir, alguien que conviniera en todo lo que dijéramos.

Alguien que solo quiere ser amable conmigo y apoyarme sin jamás oponerse ni desafiar nada de lo que digo y hago, no me ayudará a crecer y a mejorar. Un amigo auténtico cuestionará mi actitud y mis palabras, y al mismo tiempo aceptará mi persona sin condiciones. Tiene que ser alguien que me respeta y me quiere lo bastante para ser capaz de oponerse a lo que digo y lo que hago, sin que su oposición a mis palabras o acciones llegue a cambiar lo que siente por mí como persona.

Tener amigos nos ayuda a mirar el mundo de otra manera. A tomar distancia de ciertas reflexiones o a radicalizar algunas ideas con argumentos más profundos. Puede surgir una amistad fugaz que se da en un momento puntual o la persona oculta que está ahí por el resto de nuestra vida. Están las amistades que se limitan a entornos concretos, como el laboral o familiar. O las que surgen por azar. Un buen día se cruzaron en nuestro camino y empezamos a compartir valores, solidaridad, apegos…, etc.

Los amigos van y vienen, pero los enemigos se van acumulando. Según pasa el tiempo van surgiendo amistades pero por circunstancias diversas dejan de frecuentarse y se diluyen. Surgen otras nuevas. Pero pasan los días, pasan los meses, pasan los años, y mientras las amistades van y vienen, los enemigos, siempre se acumulan.

La amistad implica una entrega desinteresada a otros para hacerles la vida agradable, tal como ya apuntaba Aristóteles, cuando decía que debemos invitar a los amigos a compartir nuestros momentos dichosos pero evitar invitarlos a participar de nuestras desgracias.

Responde estas preguntas:

  • ¿Tengo amigos maravillosos que cuestionan mi actitud y mis palabras?
  • ¿De qué manera me han ayudado a mejorar?
  • ¿Puedo ser yo un amigo que ayudo y cuestiono para otras personas?
el-amigo-enemigo

Ejercicio nº 38

Resolución de conflictos

Piensa en un conflicto, grande o pequeño, que tengas con alguien. Replantea el problema por escrito preguntándote cómo contribuye o perjudica a tu felicidad y la de la otra persona. Piensa en posibles soluciones que puedan aumentar el nivel de felicidad de ambos o del grupo.

¿Crees que la mejor solución podría ser perdonar o dejar las cosas así? Hay problemas que se cobran un alto precio y mantenerlos puede no ser conveniente para nuestro bienestar.

Tampoco pueden resolverse todos los problemas mediante un replanteo de la situación. Por diversas razones, mucha gente se aferra a sus problemas con miembros de su familia, antiguos amigos o grupos enteros de personas, muchas veces sin necesidad, por lo que todos terminan pagando un alto precio.

¿Vale la pena tener rencor a un antiguo amigo que me ha decepcionado por alguna razón?, ¿Alguien se beneficia de ello?, ¿No sería mejor plantearme los hechos, reconocer que me sentí herido por esa persona, y después hacer lo que pueda por recuperar su antigua amistad?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 36 – Aceptación de uno mismo

Introducción

Imagínate levantarte por las mañanas y aceptar plenamente a la persona que ves en el espejo. Aceptando el éxito y el fracaso como componentes naturales del proceso de aprendizaje. Sin embargo, la autoaceptación no es la panacea para el perfeccionismo; esperar que obre milagros en nosotros solo producirá más infelicidad. En nuestra búsqueda de una vida más feliz a través de la aceptación, es inevitable que encontremos muchas perturbaciones.

¿Por qué no ser un poco más condescendiente y aceptar que la victoria y el fracaso son parte de una vida plena y satisfactoria? Sentir miedo, envidia y rabia, y, en ocasiones, no querer aceptarnos como somos es simplemente ser humano.

Pero no hay aceptación completa si no somos capaces de entender que somos la persona alegre que queremos ser, pero también la triste que a veces escapa. Somos la persona dócil que intenta agradar y la hostil que daña. La valiente que lucha diariamente por los suyos y la cobarde que no quiere enfrentar sus miedos.

Somos, en cada uno de nuestros aspectos, polaridad entre dos extremos. Y si no aceptamos el miedo, no desarrollaremos la valentía. Si no aceptamos la tristeza, no viviremos libremente la alegría. Si no aceptamos y reprimimos y negamos una parte de nosotros, no podremos disfrutar plenamente de su opuesto. No sabremos qué es la luz si no hemos conocido la oscuridad.

El equilibrio es el resultado de esta aceptación completa de uno mismo, de las emociones, tanto de las negativas como de las positivas, de las intuiciones, de la sabiduría interior.

Responde estas preguntas:

  • ¿Recuerdas algún momento, alguna época de tu vida, en la que te hayas aceptado completamente a ti mismo, como eres, con todas tus emociones?
  • ¿Qué te llevo a tener esa actitud?
  • ¿Puedo aceptarme plenamente a mí mismo ahora?
Aceptación-a-uno-mismo

Ejercicio nº 36

Completar la oración

En una hoja de papel escribe por lo menos seis finales para cada una de las siguientes oraciones. Haz lo más rápido posible, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas, reflexiona sobre ellas y comprométete por escrito actuar en consecuencia de tu análisis. Luego, trata de completar al menos cuatro oraciones diarias durante el resto de la semana. 

  • Si me doy permiso para ser humano…
  • Cuando reprimo mis emociones
  • Si puedo ser un 5 % menos perfeccionista
  • Si puedo ser un 5 % más realista
  • Si me convierto en optimalista
  • Si aprecio mis logros un 5 % más
  • Si acepto mis fracasos
  • Le temo a
  • Tengo la esperanza de
  • Empiezo a darme cuenta de

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 33 – La voz interior de la envidia

Introducción

Sentir envidia es algo natural y, hasta cierto punto, inevitable. No escogemos sentir envidia pero si podemos controlar nuestra elección de aceptar o rechazar nuestra reacción emocional. O bien reprimir o reconocer como «lo que era».

Si no aceptamos que estamos sintiendo envidia de alguien, buscaremos alguna otra explicación por la incomodidad que se siente hacia esa persona. Somos seres de razón y cuando tenemos una emoción tenemos la necesidad de encontrar una razón que la explique.

Solemos sacar defectos a otras personas para no reconocer los nuestros. La envidia es la sensación de injusticia que sentimos cuando vemos que alguien disfruta de la gloria que la vida nos usurpa.

La envidia se cura dándose cuenta de que lo que poseen los demás no da la felicidad. Lo único que hace feliz a las personas es “no quejarse” y “valorar lo que sí posees”. Si haces eso y eres pobre, serás feliz.

¿Necesitas un montón de cosas para estar bien? ¿Nunca nada es suficiente? Esa alma nunca descansará hasta que no cure su mente.

Hoy en día, las expresiones de envidia tienen más eco que nunca porque las redes sociales la amplifican. Por ejemplo, los comentarios de muchas personas en noticias de Internet son, en un 80 %, expresiones de envidia que sale a relucir sin tapujos, casi sin disfraz, debido al anonimato.

Responde estas preguntas:

  • ¿En qué momento de mi vida he sentido o siento envidia de otras personas?
  • ¿Observo mis emociones y las acepto sin intentar disfrazarlas?
  • ¿Trato luego de comportarme de manera noble?
La voz interior de la envidia

Ejercicio nº 33

Proyección defensiva

Intentar reprimir sentimientos o pensamientos indeseables, en vez de aceptarlos, pueden ocasionar mucho daño. Cuando las personas no queremos ver ciertos defectos en nosotros mismos, nos las ingeniamos para ver esos mismos defectos en los demás. Incluso en ocasiones los vemos en los demás por todos lados, aun cuando en realidad no estén ahí.

Escribe cinco casos en los que hayas sentido envidia, durante la semana pasada o antes. En cada uno de ellos, trata de hablar con la persona involucrada acerca de lo que sentiste, o bien escríbelo. El mero acto de reconocer haber tenido envidia puede ayudar a ver en perspectiva la emoción y superarla.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 31 – Ser sincera

Introducción

La sinceridad significa ser honesto y directo sin fingir nada, sin ninguna falsedad ni engaño. Ser una persona más sincera puede referirse a cómo interactúas con los demás, pero al final la sinceridad debe empezar desde ti. Empezar a reconocer tus pensamientos y sentimientos puede ayudarte a convertirte en una persona más auténtica.

¿Alguna vez has tenido que mentir? Sí te has fijado es algo que nos desgasta. Cuando ocultamos una parte de nosotros mismos, cuando mentimos acerca de la manera en que nos sentimos, el estrés normalmente asociado con el hecho de mentir se suma al estrés proveniente de reprimir nuestras emociones.
Si somos sinceras sentiremos la calma, la liberación y el relax que provienen de aceptarnos a nosotros mismos como seres humanos.
Igual eres de esas personas que se ven obligadas a sonreír como parte de tu trabajo. Esto es que tienes que vivir tras una máscara al menos durante una parte del día.
Los requisitos más elementales de la cortesía hacen que muchas veces tengamos que reprimir nuestras emociones, ya sean de rabia, frustración o entusiasmo. Sucede cuando trabajamos frente al público o cuándo interactuamos con otras personas durante cierto tiempo.

La mejor solución a este problema está en saber encontrar el «espacio de recuperación». Cuando permitimos que las emociones surjan, sin fingir ni ocultar nada estamos poniendo en práctica los «periodos de recuperación».

Puede ser un momento para compartir lo que sentimos con un amigo de confianza, un diario personal donde escribir lo que pensamos, o simplemente unos instantes que podamos pasar solos. Dependiendo de cada persona, a unas nos bastaran 10 minutos para recuperarse de la depresión emocional, mientras que otras puede necesitar mucho más tiempo. Lo importante es ser sincero con uno mismo durante ese periodo de recuperación, procurar no fingir ni ocultar nada, permitirse sentir las emociones que surjan.

Responde estas preguntas:

  •  ¿En qué momentos de tu vida te ves obligado a usar una «máscara social» para ocultar tus sentimientos y emociones?
  • ¿Cuándo y con quién puedo encontrar mi espacio de recuperación?

Ejercicio nº 31

Completar la oración

En una hoja de papel, escribe por lo menos seis finales posibles para cada una de las oraciones que aparecen a continuación. Haz lo más rápido posible, sin pensarlo mucho.
Cuando termines todas las respuestas, analiza, reflexiona sobre ellas y decide una línea de acción.

  • Para ser un 5 % más abierto con respecto a mis sentimientos y emociones…
  • Si soy más abierto respecto a mis sentimientos y emociones…
  • Si presto atención un 5 % más a mis miedos y temores…
  • Cuando oculto mis emociones…
  • Para poder ser un 5 % más sincero…

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 27 – Las pérdidas que sufrimos

Introducción

Es imposible describir el dolor que se sufre cuando se pierde a un ser querido. Quien sobrevive a la pérdida, observa que existen dos formas de superar este hecho traumático:

  1. Quienes se sienten incapaces de contemplar la vida sin la persona que hasta ahora había estado a su lado
  2. Quienes se recuperan tras un periodo de dolor y son capaces de retomar el rumbo de su vida, volviendo a encontrar sentido en sus actitudes y sus emociones.

Si nos damos a nosotros mismos el permiso para sentir, para venirnos abajo si es necesario, seremos capaces de levantarnos después sobre una base emocional más firme y más sólida tanto para nosotros como para quienes nos rodean.

Responde,

  •  ¿Cómo he manejado las pérdidas que he sufrido en el pasado, de una amistad, una relación, un empleo o alguna otra cosa importante para mí?

la pérdida que sufrimos

Ejercicio nº 27

Meditación consciente

Durante las últimas décadas ha habido un número creciente de investigaciones sobre los beneficios de la meditación consciente para la salud física y mental. La conciencia es la presencia en nuestra mente de lo que hacemos en la actualidad, y su aceptación sin emitir juicio ni valoración. Somos conscientes cuando nuestra mente se concentra en el aquí y el ahora. Cuando experimentamos plenamente la experiencia vivida y nos permitimos sentir sin restricciones, independientemente de que nos guste o no lo que sentimos.

La meditación consciente es la práctica de esa aceptación.
La práctica de la meditación consciente es sencilla en sí misma, pero implantarla de manera regular requiere constancia. Para que la meditación tenga un efecto significativo en nuestra calidad de vida, hay que practicarla regularmente, de manera ideal todos los días, durante 10 minutos por lo menos.

Ejercicio

En la meditación hay muchas variantes, y sería buena idea asistir a unas clases de un instructor experimentado. He aquí unas instrucciones sencillas con las que puedes empezar hoy mismo.

Siéntate. En una silla o en el suelo. En una posición en la que estés cómodo. Preferiblemente con la espalda y el cuello derechos. Puedes cerrar los ojos y empieza a relajarte y concentrarte. Concéntrate en tu respiración. Inspira con suavidad, lenta y profundamente. Siente como el aire desciende llenando tus pulmones hasta el abdomen, y luego exhala despacio y suavemente.

Siente cómo asciende la parte superior del vientre cuando inspiras, y desciende cuando espiras. Durante los próximos minutos concéntrate en ese movimiento de tu vientre. Llenándose de aire al inspirar de manera suave, lenta y profunda. Luego vaciando el aire al exhalar con lentitud y suavidad. Si tu pensamiento deriva hacia otros lugares, vuelve a traer, de manera tranquila y reposada, a ese movimiento en vaivén de tu cuerpo.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 21 – Mostrar agradecimiento

Introducción

Manifestar nuestro agradecimiento a los demás es una de las maneras más efectivas de aumentar su bienestar. Es inmenso el poder de la gratitud; y aunque hay muchas maneras de expresarla, leer personalmente una nota de agradecimiento a la propia persona es algo de un valor especial.

Piensa en una persona a la que aprecias verdaderamente y responde:

  •  ¿qué es lo que valoro de ella?
  • ¿Por qué cosas le estoy agradecido?

Ser agradecido

Ejercicio nº 21

La visita de gratitud

Escribe una carta a alguien por quien sientas verdadero aprecio,  expresándole tu gratitud. Habla de cosas o situaciones que hayan motivado tu agradecimiento hacia esa persona. La carta debe expresar en detalle la importancia de la relación y el placer que ella te produce; y debe referirse en concreto a las experiencias que suscitan el agrado que sientes y los sentimientos compartidos.

Si no sabes cómo empezar, expresa tu gratitud siguiendo este guion:

  • Comienza con un saludo
  • Expresa sinceramente tu gratitud
  • Escribe acerca de cuánto significó para ti
  • Comparte algo acerca de ti
  • Expresa lo mucho que aprecias su conducta
  • Mejor escribe a mano. En casos concretos, puedes usar el ordenador
  • No esperes mucho tiempo
  • Trata de no ser rencoroso o despectivo

Aumenta tus niveles de bienestar

La carta de gratitud aumenta increíblemente nuestros niveles de bienestar, pero para quien la escribe este estado generalmente es temporal; para que la carta y la visita de gratitud tengan un efecto más duradero, tendrían que convertirse en rituales.

Lo ideal sería escribir una cada semana. Pero si se hace una vez al mes ya es más que no hacerlo nunca. Ya es beneficioso para la propia persona escribirla; pero su valor se incrementa sí la envías a la otra persona o, mejor aún, si se la entregas directamente.

Escribe los nombres de por lo menos 5 personas que aprecias de verdad, y ponte fechas para escribir y entregarles una carta de agradecimiento.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 19 – Ser generoso

Introducción

Quien es generoso y amable con los demás recibe tal beneficio a cambio. Ser generoso siempre trae felicidad a quien lo práctica. La felicidad es un bien ilimitado. Pensar en los demás es la mejor y más abundante fuente de riqueza emocional y espiritual.

Somos de tal naturaleza que existen pocas cosas más satisfactorias que compartir algo con alguien, sentir que hemos contribuido a la felicidad de otros. Como prueba de ello, basta con recordar la última vez que ofrecimos nuestra ayuda a alguien, o el momento en que hicimos algo que marcó una diferencia positiva en la vida de otra persona.

La satisfacción que la mayoría de las personas sentimos cuando hacemos algo por otros es inmensa.

Ahora responde a estas cuestiones:

  • ¿Cuándo fue la última vez que hice algo por alguien?
  • Al margen de que fuera algo importante o pequeño ¿Cómo me sentí al contribuir de alguna manera a la felicidad de otra persona?

la generosidad
ser generoso

Ejercicio nº 19

Practicar la generosidad

Un día de esta semana, haz al menos 5 cosas amables o que sean de ayuda para otras personas, además de lo que ya hagas normalmente. No tienen que ser grandes actos. Por ejemplo, ayuda a alguien con las tareas de la casa, sé amable cediendo tu sitio en el transporte público, escribe a alguien una nota de agradecimiento, etcétera.

Escribe qué fue lo que hiciste, y qué piensas hacer la siguiente semana. Anímate a compartir tus ejemplos en el foro general para que valoremos tus sugerencias.

FORO

Es bueno para la salud

La ciencia ha comprobado que la generosidad tiene efectos benéficos para tu salud. A continuación, listamos los cinco más importantes:

  1. Libera oxitocina
  2. Previene del riesgo de un infarto
  3. Tienes más energía
  4. Tienes mayor esperanza de vida
  5. Te estresas menos

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…