Archivo de la etiqueta: personas

Semana 49 – La profundidad de nuestra felicidad

Introducción

La profundidad de nuestra felicidad es como las raíces de un árbol: proporciona la base firme, el componente permanente de nuestro bienestar. La cumbre de nuestra felicidad es como las hojas del árbol: hermosas como deseadas y, sin embargo, efímeras, cambiantes, y se marchitan con el paso de las estaciones.

La pregunta que se han hecho muchos filósofos y psicólogos es si podemos cambiar la profundidad de nuestra felicidad, o si estamos destinados a experimentar altas y bajas en torno a un nivel dado.

Predisposición o innato

Aunque existen algunos componentes genéticos de la felicidad (hay personas que nacen con una predisposición innata a sentirse bien, a ser felices, mientras que otras no), lo que determinan nuestros genes es un ámbito de variabilidad, no un estado fijo. Todos podemos aumentar nuestro propio nivel de felicidad. Y es mucha la gente que está muy por debajo de su potencial natural de felicidad.

El nivel de felicidad de las personas depende básicamente de tres factores: un nivel básico genéticamente determinado, diversos factores circunstanciales que repercuten sobre nuestro grado de felicidad, y las prácticas y actividades que realice la persona para ser feliz. No tenemos ningún control sobre nuestra disposición genética y, muchas veces, es poco lo que podemos hacer para influir en las circunstancias que nos afectan. Si tenemos un alto grado de control sobre las prácticas y actividades que realizamos.

En este último aspecto, están las mejores oportunidades para mejorar nuestra felicidad constantemente, porque realizar actividades agradables que sean significativas para nosotros puede aumentar considerablemente nuestro bienestar.

Nuestra búsqueda de felicidad puede ser un proceso interminable de crecimiento y desarrollo; y no hay límite al grado de felicidad que podemos alcanzar. Cuando realizamos un trabajo, ampliamos nuestro aprendizaje o establecemos relaciones con otras personas, de modo que sentimos que estamos haciendo algo significativo y agradable para nosotros, aumentamos cada vez más nuestro nivel de felicidad. No de un modo temporal y efímero, que se desvanece como las hojas en otoño, sino que estamos construyendo una felicidad duradera, de raíces estables y profundas.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Qué experiencias o personas han contribuido a mi felicidad de una manera permanente en mi vida?
La-profundidad-de-nuestra-felicidad

Ejercicio nº 49

Análisis valorativo

En lugar de fijarte en las cosas que van mal – como suelen hacer la mayoría de consultores – , el análisis valorativo enfoca la atención en lo que va bien, para después acentuarlo y ampliarlo. Valorar significa literalmente apreciar el valor de algo, y también conferir o asignar un valor. Valorar lo positivo nos hace sentir bien, y ayuda a extender y ampliar lo bueno. Nos inspiramos en las cosas buenas del pasado para construir el presente y planificar un mejor futuro. Haz este ejercicio con un compañero o en un grupo pequeño (o por escrito, si lo prefieres).

Por turnos, deciros unos a otros qué cosas os han hecho felices en el pasado: hace 10 años, el mes pasado o esta misma mañana. Puede ser una comida con alguien, una tarde transcurrida con la familia, un proyecto de trabajo o la asistencia a un concierto. Cualquier cosa que fuera, ¿qué fue, concretamente, lo que te hizo sentirte bien? ¿El hecho de haber sido capaz de responder a lo que parecía un desafío? ¿Un sentimiento de asombro profundo?

Piensa ahora en una persona que conozcas bien y que te parezca feliz. ¿Por qué crees exactamente que lo es? ¿Qué piensas que puedes aprender de ella?

Por último, ¿Qué repercusión va a tener en tus acciones futuras lo que has aprendido- de ti mismo, de otros…? -. Comprométete por escrito a hacerlo, fórmula tú mismo tu decisión, o a tu compañero de ejercicio.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 48 – Refuerzos de felicidad

Introducción

En lo que respecta a la propia felicidad, la mayoría de las personas pasamos de vez en cuando por rachas de escasez. Aún en los mejores ambientes de trabajo, siempre hay algunos proyectos menos interesantes que otros. Ya sea por decisión propia o por necesidad, la mayoría de nosotros pasamos por periodos en los que no disfrutamos mucho con lo que hacemos. Eso no significa que tengamos que resignarnos a ser infelices durante ese tiempo.

Las actividades, agradables e importantes para uno, son suficientes para iluminar una o dos experiencias felices durante un periodo sin mucho entusiasmo y que pueden transformar nuestro estado general.

Esas experiencias breves pero transformadoras son las que refuerzan nuestra felicidad. Son cosas que pueden durar desde unos pocos minutos hasta algunas horas, y que son agradables al tiempo que nos proporcionan un sentido, que nos aportan un bienestar actual y futuro.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Cuáles son mis refuerzos de felicidad?
refuerzos-de-felicidad

Ejercicio nº 48

Reforzar nuestra felicidad

Haz una lista de cosas que refuercen tu felicidad y que puedas hacer durante una semana. Pueden ser refuerzos generales que puedas introducir en tus actividades como una rutina, o refuerzos exploratorios que podrían ayudarte a descubrir si vale la pena introducir un cambio algo más radical. Incluye los refuerzos en tu agenda diaria y, si es posible, intenta realizarlos.

(Refuerzos generales. Pasar un tiempo con la familia o un rato agradable de lectura)

(Refuerzos exploratorios. Ser voluntario en algún lugar una vez por semana)

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 45 – El dinero y la felicidad

Introducción

No se han encontrado muchas conexiones entre la riqueza y la felicidad. Sí es cierto que las personas que tienen unos ingresos por encima del promedio están relativamente satisfechas con sus vidas, pero difícilmente son más felices que los demás en lo que respecta a la experiencia inmediata.

Puede parecer sorprendente que algunas personas sean más proclives a la depresión después de haber alcanzado la prosperidad económica que antes, cuando luchaban por conseguirla. En el momento que alcanzamos todas nuestras metas nos damos cuenta que la prosperidad material no conlleva la felicidad, no encontramos nada en que apoyarnos. Nos invade la desesperanza porque no hay nada más que buscar, ningún sitio donde seguir buscando un futuro que nos haga felices.

Y así, valoramos lo tangible- la riqueza material y el prestigio social- por encima de lo intangible de nuestras emociones y la verdadera importancia de las cosas.

Mi preocupación por la riqueza y el prestigio social:

  • ¿Se aleja de mí sentido general de la felicidad?
  • ¿En qué forma?
  • ¿Cómo puedo cambiarlo?
el-dinero-y-la-felicidad

Ejercicio nº 45

La lista de la felicidad

Dedica unos momentos a pensar en las cosas que te hacen feliz. Luego, haz una lista de las 5 cosas principales que puedes hacer cada semana para sentirte más feliz y satisfecho. ¿Dedicas el tiempo suficiente a esas actividades?

Cuando hayas hecho la lista, calcula el dinero que te cuesta semanalmente realizar cada una de esas actividades. ¿Te das cuenta de que la mayoría de las cosas que consideras más valiosas son las que no te cuestan dinero, sino solamente tiempo?

Pon la lista donde puedas verla cómo recordatorio de las cosas más valiosas para ti. La lista también te recordara que tu felicidad está en realidad al alcance de tus posibilidades, y que aunque el dinero puede darnos comodidad, la auténtica felicidad vale más que todo el dinero del mundo. Repite este ejercicio cada cierto tiempo, qué puede ser una vez al año.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

30 de julio, día de la amistad

Amistad

La amistad es una relación afectiva que se puede establecer entre dos o más individuos. Están asociados valores como la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, el amor, la sinceridad, el compromiso, entre otros, y que se cultiva con el trato asiduo y el interés recíproco a lo largo del tiempo.

Relaciones de amistad pueden nacer en los más diversos contextos y situaciones: el lugar donde vivimos, el sitio donde trabajamos, la escuela, la universidad, fiestas, reuniones, el café que frecuentamos, a través de otros amigos, redes sociales, etc.

Esta fecha es la elegida por la ONU – 30 de Julio – para celebrar que «la amistad entre los pueblos, los países, las culturas y las personas pueda inspirar iniciativas de paz y presentar una oportunidad de tender puentes entre las comunidades».

Frases sobre la amistad

Cuando hay una verdadera amistad, los amigos se reconocen entre sí como “mejores amigos”. El mejor amigo es alguien cuyo nivel de lealtad, atención, cuidado y cariño es superior al habitual en el grueso de las relaciones de amistad. Mayoritariamente, las mujeres tienden a utilizar la expresión de “mejor amiga”, no obstante, ambos sexos tienen sus mejores amigos. Son aquellos con los que se cuenta para toda la vida y que están presentes en todo momento.

No confundamos al verdadero amigo, la persona que nos ama, de la expresión amigo de lo ajeno, que no es sino un eufemismo para referirse a un ladrón o un ratero.

Mejor amigo

El mejor amigo es aquel que te acompaña en las malas y en las buenas, el que manifiesta su amistad de manera incondicional, sin pedir nunca nada a cambio, que es leal, honesto y franco, y nunca te abandona. Es el amigo verdadero.

Falso amigo

El amigo que te abandona cuando tu situación cambia, cuando las cosas empiezan a marchar mal; al que no le interesas tú, sino aquello de ti de lo que pueda sacar provecho. Los descubrirás cuando sepas que sólo estaba contigo por interés o conveniencia. Te darás cuenta que durante ese tiempo se ha estado beneficiando social o económicamente.

Los puedes identificar porque no te prestan atención, ni te escuchan. Sólo hablan de ellos. Se olvida de las fechas importantes para ti y sobre todo cuando intentan criticarte o ponerte en vergüenza delante de todos o de una persona en concreto. Es una señal importante de que la persona te ve como un entretenimiento o no se preocupa por ti.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web