Archivo de la etiqueta: reflexión

Semana 52 – Revisión: mirando atrás

Introducción

Mirando ahora en perspectiva y reflexionando sobre este diario en su conjunto, ¿cuáles son las cosas que has implantado para aumentar tu felicidad? escribe sobre ello. Puede ser sobre los cambios de hábito o de comportamiento que planeas hacer o que estás llevando a cabo (como ser más puntual en mis compromisos, mostrarme más abierto y sincero con mi pareja, seguir metas coherentes…) o sobre cambios de actitud o de enfoque (cómo valorar más la edad madura, ser más compasivo contigo mismo…).

Sigue estableciendo tus objetivos sobre papel. Puedes utilizar soportes digitales, pero recuerda que debes tener acceso fácil y cómodamente porque cuando escribes algo te obligas a realizar una reflexión.

Apenas el 3 % de los adultos ponen sus objetivos por escrito. El resto solo tienen deseos, esperanzas o fantasías. Los objetivos escritos pueden ser modificados, medidos, manipulados hasta pasar a la acción. Activan tu ilusión y te dan energía. Sabiendo que están escritos aumenta una pequeña parte de que consigas tus metas.

Tómate un tiempo para estar tranquilo en lo que haces. Siéntate a pensar hasta que se convierta en un hábito. Reflexiona sobre qué es lo que quieres realmente, al menos una vez al año.

Responde a esta sencilla pregunta:

  • ¿Qué pasos has emprendido o vas a emprender para realizar los cambios que deseas?
  • ¿Qué obstáculos pueden impedirte o dificultarte hacer esos cambios y cómo piensas superarlos?
una-mirada-atrás

Ejercicio nº 52

Recordatorios diarios

Cuándo acabe el año, revisa tu diario desde el principio y anota unos pocos puntos clave que te gustaría recordar. Añade a cada punto una nota explicativa. Las ideas que escribas pueden ser tomadas directamente del diario, o no.

Haz que tu lista tenga por lo menos cinco apartados y no más de doce. Podrás recurrir a ellos después que hayas terminado el diario para recordar las cosas que debes tener presentes. Lo ideal es que elabores un ritual de lectura de esa lista cada mañana, o por lo menos una vez a la semana.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 44 – El equilibrio adecuado

Introducción

Cuando uno reflexiona sobre su situación, puede identificar cinco aspectos de la vida que son importantes para sacar adelante un equilibrio adecuado: como cabeza de familia, la relación de pareja, profesionalmente, como amigo y la salud personal.

Estos cinco aspectos no abarcan todas las cosas que a uno le interesa, pero pueden ser los más importantes para ti, a los que quieres dedicar la mayor parte del tiempo. Si no es así, enfoca desde otro punto de vista y, en vez de querer hacerlo todo, empieza a preguntarte cuál sería el punto de satisfacción adecuado en cada uno de los cinco aspectos de tu vida que más te interesan.

De solteros dedicamos muchas más horas al trabajo diario, al ejercicio y otras actividades que completan nuestro horario cotidiano, como son los amigos, por ejemplo. Cuando nuestra situación personal cambia, dejamos de frecuentar los amigos para ir a solas con nuestra pareja y si llegan los hijos, estos absorben prácticamente el poco tiempo libre que disponemos.

Al final, cada uno, según su parecer, tiene que buscar la solución óptima: lo mejor que uno puede hacer dentro de todas las exigencias y las limitaciones a las que se ve sometido. 

Adoptar ese nuevo enfoque ayuda a reemplazar la frustración con una nueva energía y una mayor capacidad de concentración.

Ahora responde:

  • ¿Cuáles son los aspectos de tu vida más importantes para ti?
  • ¿Podría enfocarlo desde un ángulo que me permitiera encontrar un punto de satisfacción adecuado?
el-equilibrio-adecuado

Ejercicio nº 44

No perfecto, pero suficiente

Haz una lista de las cosas o las áreas más importantes de tu vida. Pueden ser los conceptos que hemos mencionado anteriormente: profesional, familia, vida amorosa, amigos, la salud, viajar, deporte, aficiones u otras cosas.

Anota debajo de cada columna el concepto, lo que te gustaría hacer y en la tercera columna el tiempo que te gustaría dedicarle. Veamos un ejemplo a continuación.

ConceptoIdealSuficiente
Trabajo80 h/semana50 h/semana
AmigosA diarioDos veces por semana
ViajarTodos los fines de semana2 veces al mes

Después de introducir los cambios, revisa tu lista cada cierto tiempo. ¿Quizás estás tratando de hacer demasiadas cosas?, ¿O demasiado poco?, ¿Qué cosas han cambiado?, ¿Te sientes infeliz por el compromiso establecido en algunos de los aspectos de tu vida?, ¿Podrías quitar algo de una de las columnas y ponerla en otra?

No hay una fórmula para el equilibrio óptimo; además, nuestros deseos y necesidades cambian con el tiempo, a medida que cambia también nuestra situación y nosotros mismos. Presta atención a tus necesidades y deseos internos, así como a las limitaciones que te afectan.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 29 – Saber perdonarse

Introducción

Saber perdonarse a uno mismo es más beneficioso que la autoestima. Ayuda a las personas a no añadir una capa más de auto recriminación encima de lo que ya te ha pasado. La persona que se sigue culpando cuando fracasa o se equivoca, llegará un momento en que estará indefensa y no podrá superar las dificultades.

Saber perdonarse implica ser comprensivo y amable con uno mismo, aceptar con conciencia los pensamientos y sentimientos dolorosos, y reconocer que las situaciones difíciles son parte de la vida.
Es difícil que la persona que siente una fuerte repulsa hacia sí misma pueda sentir auténtica compasión por otros.

Responde estas preguntas:

  •  ¿Soy comprensivo conmigo mismo?
  • ¿En qué aspecto de mi vida soy más compasivo, más dispuesto a perdonar?

Saber perdonarse

Ejercicio nº 29

Completar la oración

En una hoja de papel, completa las siguientes oraciones lo más rápido que puedas, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas y reflexiona sobre ellas. Escribe lo que has aprendido acerca de ti mismo. Puedes seguir haciendo el ejercicio durante la semana con los mismos comienzos de oraciones, o cambiarlos por otros de tu invención.

  • Si empiezo a amarme a mí mismo un 5 % más…
  • Para aumentar mi autoestima…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo conmigo mismo…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo con los demás…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Pautas para perdonarse a uno mismo

  1. Podemos engañarnos muchas veces. Sin embargo, si reflexionamos, aunque sea cinco minutos, visualizaremos ciertas emociones responsables de esa culpabilidad. El miedo, la inseguridad o la envidia, entre otras, deben de dibujar la “hoja de ruta” para conocer el porqué de nuestro comportamiento. Sin realizar este paso correctamente no será posible conseguir el perdón.
  2. Tener en cuenta que nuestros actos siempre conllevan consecuencias es vital. Responsabilizarnos de nuestras acciones implica un esfuerzo sincero por nuestra parte. Reconocer los errores cometidos libera nuestra madurez y nos hace fuertes frente a la realidad. Obtenemos satisfacciones al incidir en este trascendental punto.
  3. El momento ha llegado y debemos afrontarlo. Apoyándonos en los resultados de los puntos citados anteriormente debemos darnos la oportunidad de ser lo que somos. Debemos aceptar que convivimos con miedos, inseguridades y emociones que modifican nuestros caminos.Es fundamental entender que es lícito fallar, que equivocarse está permitido. Aprender de la experiencia interior vivida es el ejercicio que se debe realizar para que nuestra alma conviva con esas sensaciones. También para saber gestionarlas y enfrentarnos a ellas correctamente.

Estas simples ideas pueden ayudarnos y servir como una guía inicial para vivir con la culpabilidad y la falta de perdón. Si poco a poco vamos dejando al alma empaparse de todo este tipo de agrias sensaciones, con el paso del tiempo se convertirán en “problemas” emocionales con solución y respuesta.

La vida se encargará de enfrentarnos a situaciones nuevas o anteriormente conocidas. Pero si hemos sabido enfrentarnos a nuestros errores, nuestro yo sabrá reaccionar de un modo sano y natural. Esa nueva actitud frente a la vida y a lo que nos depara acabará repercutiendo positivamente en nuestro estado emocional.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 26 – Revisión y reflexión

Introducción

Hagamos en este momento una revisión de lo que llevamos hecho para aumentar nuestro nivel de felicidad.

Escribe sobre los cambios de comportamiento o de hábito que has conseguido realizar, o bien sobre tus cambios de actitud o de enfoque.

Responde a estas preguntas:

  •  ¿Qué pasos he dado o estoy pensando dar para lograr estos cambios?
  • ¿Qué cosas me dificultan hacerlos?
  • ¿Cómo pienso superar obstáculos?

revisión y reflexión

Ejercicio nº 26

Revisar o reflexionar para ir en la dirección adecuada

Podemos distinguir entre tres tipos de revisiones:

  1. Controlar para decidir qué hacer
  2. Comprobar para mantener la fiabilidad del sistema
  3. Revisar para ganar perspectiva

Controlar para decidir qué hacer

El hecho de revisar para decidir qué hacer es el más evidente de los tres tipos de revisiones que deberías hacer. Cada vez que puedas y quieras, lo evalúas para saber qué es lo mejor que puedes hacer en este preciso instante. El proceso en este caso es bastante evidente y debe ser lo más rápido posible, de forma que no te cueste realizarlo.

Comprobar para mantener la fiabilidad del sistema

El segundo tipo de revisión es el hecho de reflexionar o evaluar nuestro sistema para mantener su fiabilidad. Todo lo que has hecho hasta ahora es ideal, pero si no revisas tu sistema de forma periódica, verás como poco a poco el sistema dejará de ser tan eficaz.

La forma más habitual de revisar tu sistema para mantener su fiabilidad es mediante dos tipos de revisiones:

  1. La revisión diaria
  2. La revisión semanal

Es vital hacer bien las revisiones porque te permite tener plena confianza en tu sistema, lo que supone que no tengas que estarte preocupando por mil y una cosas que te pasan por la mente. De hecho, sabes que tu sistema refleja totalmente tu vida y, por lo tanto, ante cualquier imprevisto, solamente tienes que volver a tu sistema para estar tranquilo.

Revisar para ganar perspectiva

La revisión semanal nos ayuda a ganar una perspectiva que la revisión diaria no nos da, pero a veces es necesario subir a un nivel más elevado. Habitualmente a esta revisión se le suele llamar revisión general y se realiza una o dos veces al año, o incluso con menor regularidad.

Esta revisión general nos permite evaluar nuestro sistema con profundidad. No solamente por lo que respecta a la sensación de control del día a día, sino también por lo que respecta a las categorías organizativas de resultados. Es decir, aquellas que nos ayudan a obtener los resultados que deseamos en nuestras vidas. Es el mejor momento para reflexionar sobre nuestra vida y plasmar esas reflexiones en nuestro sistema organizativo.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 2 – ceremoniales

Introducción

Hoy vamos a cambiar viejos hábitos y aprender nuevos trucos. Los llamaremos ceremoniales. La idea es que enfoquemos estos cambios como algo cotidiano. Todos los días cogemos el coche o llevamos a los niños al colegio como parte de nuestro comportamiento.

Si te importa tu felicidad, tendrás que crear nuevos ceremoniales. Uno o dos a la vez como máximo hasta que se hayan convertido en hábitos antes de introducir otro nuevo.

ceremoniales

Ejercicio nº 2

Reflexiona entes de empezar:

  • ¿Qué cosas has querido cambiar de tu vida sin éxito?
  • ¿Qué nuevos comportamientos has tratado de adoptar y no has podido mantener?

Ahora escribe en un diario y empieza a hacerlos por lo menos durante un mes. Ve introduciendo cambios en tu vida.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…