Da valor a lo cercano.

Para empezar, sentirte afortunado significa crear tu propia suerte. Cambia tu fortuna buscando la suerte, manteniéndote positivo y haciendo que tu vida sea mejor. Esta más cerca de ti de lo que imaginas.

De hecho nosotros somos reales, cometemos errores, pedimos perdón, nos peleamos, damos oportunidades, hacemos ruido y nos queremos. Hay que poner especial precaución en no deteriorar o romper nuestra unión, lo que se consigue teniendo siempre presente un interés común.

¿Cuántas veces hemos esperado al momento ideal que nunca termina de llegar? Primero esperamos a tener una casa, luego un buen trabajo, le sigue el coche, los niños, etc. ¿De verdad esperas ser afortunado cuando completes el catálogo? Una persona afortunada valora todo lo que esta cerca de él. Hace un buen uso de lo que tiene. Enfócate en las cosas que mejorarán lo que obtienes de la vida en un nivel emocionalmente profundo, no de manera superficial.

Si esperas fallar es la mejor manera de asegurarte el fracaso. Cuando nos dan un nuevo trabajo nos parece emocionante pero también nos intimida. No te quites tu propio valor como persona y acepta el riesgo con entusiasmo.

Estate atento a las ventajas. Nadie te va a detener, ni des el control a otras personas. Empieza a hacer y a sentir pero que todo lo que empieces  lo acabes. Céntrate en hacer una sola cosa y hacerla muy bien.

Tu idea de la perfección y tu sueño insuperable se alargarán en el tiempo. Con el paso de las temporadas, todo cambiará. Todo se modificará. Lo que te parecía tu ideal alcanzable hace 5 años, hoy tiene una nueva perspectiva. ¿Tienes ganas de esperar otros cinco años para alcanzar tu nueva meta?

Cada uno de nuestros días es un diamante precioso, valioso e irreemplazable. Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca mas poder recuperarlo.

Volver a la web

¿Eres afortunado por lo que tienes?
Etiquetado en:                            

Deja una respuesta