Archivo de la etiqueta: bienestar

Semana 49 – La profundidad de nuestra felicidad

Introducción

La profundidad de nuestra felicidad es como las raíces de un árbol: proporciona la base firme, el componente permanente de nuestro bienestar. La cumbre de nuestra felicidad es como las hojas del árbol: hermosas como deseadas y, sin embargo, efímeras, cambiantes, y se marchitan con el paso de las estaciones.

La pregunta que se han hecho muchos filósofos y psicólogos es si podemos cambiar la profundidad de nuestra felicidad, o si estamos destinados a experimentar altas y bajas en torno a un nivel dado.

Predisposición o innato

Aunque existen algunos componentes genéticos de la felicidad (hay personas que nacen con una predisposición innata a sentirse bien, a ser felices, mientras que otras no), lo que determinan nuestros genes es un ámbito de variabilidad, no un estado fijo. Todos podemos aumentar nuestro propio nivel de felicidad. Y es mucha la gente que está muy por debajo de su potencial natural de felicidad.

El nivel de felicidad de las personas depende básicamente de tres factores: un nivel básico genéticamente determinado, diversos factores circunstanciales que repercuten sobre nuestro grado de felicidad, y las prácticas y actividades que realice la persona para ser feliz. No tenemos ningún control sobre nuestra disposición genética y, muchas veces, es poco lo que podemos hacer para influir en las circunstancias que nos afectan. Si tenemos un alto grado de control sobre las prácticas y actividades que realizamos.

En este último aspecto, están las mejores oportunidades para mejorar nuestra felicidad constantemente, porque realizar actividades agradables que sean significativas para nosotros puede aumentar considerablemente nuestro bienestar.

Nuestra búsqueda de felicidad puede ser un proceso interminable de crecimiento y desarrollo; y no hay límite al grado de felicidad que podemos alcanzar. Cuando realizamos un trabajo, ampliamos nuestro aprendizaje o establecemos relaciones con otras personas, de modo que sentimos que estamos haciendo algo significativo y agradable para nosotros, aumentamos cada vez más nuestro nivel de felicidad. No de un modo temporal y efímero, que se desvanece como las hojas en otoño, sino que estamos construyendo una felicidad duradera, de raíces estables y profundas.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Qué experiencias o personas han contribuido a mi felicidad de una manera permanente en mi vida?
La-profundidad-de-nuestra-felicidad

Ejercicio nº 49

Análisis valorativo

En lugar de fijarte en las cosas que van mal – como suelen hacer la mayoría de consultores – , el análisis valorativo enfoca la atención en lo que va bien, para después acentuarlo y ampliarlo. Valorar significa literalmente apreciar el valor de algo, y también conferir o asignar un valor. Valorar lo positivo nos hace sentir bien, y ayuda a extender y ampliar lo bueno. Nos inspiramos en las cosas buenas del pasado para construir el presente y planificar un mejor futuro. Haz este ejercicio con un compañero o en un grupo pequeño (o por escrito, si lo prefieres).

Por turnos, deciros unos a otros qué cosas os han hecho felices en el pasado: hace 10 años, el mes pasado o esta misma mañana. Puede ser una comida con alguien, una tarde transcurrida con la familia, un proyecto de trabajo o la asistencia a un concierto. Cualquier cosa que fuera, ¿qué fue, concretamente, lo que te hizo sentirte bien? ¿El hecho de haber sido capaz de responder a lo que parecía un desafío? ¿Un sentimiento de asombro profundo?

Piensa ahora en una persona que conozcas bien y que te parezca feliz. ¿Por qué crees exactamente que lo es? ¿Qué piensas que puedes aprender de ella?

Por último, ¿Qué repercusión va a tener en tus acciones futuras lo que has aprendido- de ti mismo, de otros…? -. Comprométete por escrito a hacerlo, fórmula tú mismo tu decisión, o a tu compañero de ejercicio.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 48 – Refuerzos de felicidad

Introducción

En lo que respecta a la propia felicidad, la mayoría de las personas pasamos de vez en cuando por rachas de escasez. Aún en los mejores ambientes de trabajo, siempre hay algunos proyectos menos interesantes que otros. Ya sea por decisión propia o por necesidad, la mayoría de nosotros pasamos por periodos en los que no disfrutamos mucho con lo que hacemos. Eso no significa que tengamos que resignarnos a ser infelices durante ese tiempo.

Las actividades, agradables e importantes para uno, son suficientes para iluminar una o dos experiencias felices durante un periodo sin mucho entusiasmo y que pueden transformar nuestro estado general.

Esas experiencias breves pero transformadoras son las que refuerzan nuestra felicidad. Son cosas que pueden durar desde unos pocos minutos hasta algunas horas, y que son agradables al tiempo que nos proporcionan un sentido, que nos aportan un bienestar actual y futuro.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Cuáles son mis refuerzos de felicidad?
refuerzos-de-felicidad

Ejercicio nº 48

Reforzar nuestra felicidad

Haz una lista de cosas que refuercen tu felicidad y que puedas hacer durante una semana. Pueden ser refuerzos generales que puedas introducir en tus actividades como una rutina, o refuerzos exploratorios que podrían ayudarte a descubrir si vale la pena introducir un cambio algo más radical. Incluye los refuerzos en tu agenda diaria y, si es posible, intenta realizarlos.

(Refuerzos generales. Pasar un tiempo con la familia o un rato agradable de lectura)

(Refuerzos exploratorios. Ser voluntario en algún lugar una vez por semana)

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 21 – Mostrar agradecimiento

Introducción

Manifestar nuestro agradecimiento a los demás es una de las maneras más efectivas de aumentar su bienestar. Es inmenso el poder de la gratitud; y aunque hay muchas maneras de expresarla, leer personalmente una nota de agradecimiento a la propia persona es algo de un valor especial.

Piensa en una persona a la que aprecias verdaderamente y responde:

  •  ¿qué es lo que valoro de ella?
  • ¿Por qué cosas le estoy agradecido?

Ser agradecido

Ejercicio nº 21

La visita de gratitud

Escribe una carta a alguien por quien sientas verdadero aprecio,  expresándole tu gratitud. Habla de cosas o situaciones que hayan motivado tu agradecimiento hacia esa persona. La carta debe expresar en detalle la importancia de la relación y el placer que ella te produce; y debe referirse en concreto a las experiencias que suscitan el agrado que sientes y los sentimientos compartidos.

Si no sabes cómo empezar, expresa tu gratitud siguiendo este guion:

  • Comienza con un saludo
  • Expresa sinceramente tu gratitud
  • Escribe acerca de cuánto significó para ti
  • Comparte algo acerca de ti
  • Expresa lo mucho que aprecias su conducta
  • Mejor escribe a mano. En casos concretos, puedes usar el ordenador
  • No esperes mucho tiempo
  • Trata de no ser rencoroso o despectivo

Aumenta tus niveles de bienestar

La carta de gratitud aumenta increíblemente nuestros niveles de bienestar, pero para quien la escribe este estado generalmente es temporal; para que la carta y la visita de gratitud tengan un efecto más duradero, tendrían que convertirse en rituales.

Lo ideal sería escribir una cada semana. Pero si se hace una vez al mes ya es más que no hacerlo nunca. Ya es beneficioso para la propia persona escribirla; pero su valor se incrementa sí la envías a la otra persona o, mejor aún, si se la entregas directamente.

Escribe los nombres de por lo menos 5 personas que aprecias de verdad, y ponte fechas para escribir y entregarles una carta de agradecimiento.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 6 – El bienestar

Introducción

En alguno ocasión hemos contribuido al bienestar de alguna persona. Trata de experimentar lo que sentiste en ese momento. Piensa que del mismo modo que tu das, te gusta también recibir atención de los demás. Responde a estas preguntas:

  • ¿Estoy dispuesto a seguir contribuyendo al bienestar de los demás?
  • ¿Y a recibir lo que otros me ofrezcan?

el bienestar

Ejercicio nº 6

Sentado cómodamente piensa en tu relación con las personas. Puede ser compartir una idea con un amigo, entregar un ramo de flores a tu ser más querido, leer algo a tus hijos o participar en organizaciones sin ánimo de lucro.

Ahora pon por escrito varias cosas buenas que quieras hacer y añade si ya estás haciendo alguna actualmente.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…