Archivo de la etiqueta: habilidad

Semana 20 – Celebra tus logros

Introducción

La manera en que experimentemos un hecho dependerá en buena medida de la interpretación que hagamos de él, así como de lo que nosotros resaltemos del mismo: ¿celebro mis éxitos y mis logros, o no les doy mucha importancia, pero sí lo lamento cuando no han sido perfectos? ¿Me reprocho a mí mismo por no prestar atención a las lecciones que estas experiencias puedan enseñarme?

La felicidad no depende únicamente de los hechos objetivos que componen nuestra vida, sino también de la manera subjetiva en que los interpretamos.

Hay personas que siempre parecen capaces de encontrar el lado bueno de cualquier situación: se alegran de sus logros así como de los ajenos, tienen la habilidad de transformar un contratiempo en una oportunidad, y van por la vida con un aire de optimismo. Y están los otros, que siempre ven el vaso medio vacío, casi nunca encuentra motivo para alegrarse, parecen siempre insatisfechos, y viven en una atmósfera de malsano pesimismo.

Los optimistas son los buscadores de virtudes: la persona que siempre encuentra el hueco en medio de la tormenta, que si encuentra limón hace limonada, que ve el lado bueno de las cosas, que no recela de lo bueno porque es demasiado bueno.

El segundo grupo son los buscadores de defectos, siempre encontrará motivos para ser infeliz, no importa cuáles sean las circunstancias.

Hay personas capaces de sacar lo mejor de cualquier cosa que suceda. La idea de que todo sucede para bien es pasiva; la de que podemos hacer algo bueno con lo que suceda, es activa.

Ahora responde a estas cuestiones:

  • ¿Soy más un buscador de virtudes o un buscador de defectos?
  • ¿En qué aspectos de mi vida soy más parecido al buscador de virtudes?

celebra tus éxitos y logros

Ejercicio nº 20

Reconstrucción del aprendizaje

La técnica consiste en ver más allá de las consecuencias negativas del fracaso, en preguntarnos, sopesando con calma, qué hemos aprendido de esa experiencia, por difícil que nos resultara, y cómo podemos aprovecharla para crecer internamente.

Escribe acerca de algunas cosas que te hayan pasado en la vida, viéndolas primero como un buscador de defectos y luego como un buscador de virtudes.

Obtén beneficios

Por ejemplo, escribe sobre un examen que hayas suspendido: primero sobre lo mal que te sentiste y lo desagradable de la experiencia. Luego, sobre la manera en que esa experiencia te hizo más humilde y te enseñó la importancia de esforzarse más.

Recuerda que el buscador de virtudes es quien acepta los hechos tal como se presentan. Trata de obtener el máximo beneficio de ellos.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Dedica cada día un tiempo a estar sólo

Dedicar cada día un tiempo a estar solo implicará que vas a sentir más confianza en tu habilidad de estar sin nadie.

Porque ese día es tuyo, porque la vida que te rodea es tuya. Con tus valores, con tu entorno, con tu existencia pero tuya. Porque la tristeza será tuya y la alegría también.

Ese momento de locura o de lucidez será aquél en el que te encuentres sólo. Paso a paso, poco a poco contigo mismo. Permítete ese instante en el que te sientas contigo, tu momento, aquel en el que decides reforzarte, celebrar tu día y vivir.

Un tiempo a estar sólo

En la vida llegarán momentos en que una relación de mucho tiempo haya terminado, que tus hijos hayan crecido y no estén todo el tiempo contigo o que simplemente tienes que reencontrar tu camino en la vida. Aunque la respuesta a estos interrogantes va a depender de tu situación en particular, estar en soledad es la mejor forma de pensar. En un rincón donde escuchar a tu corazón e intentar ordenar las ideas en la mente.

Nadie te obliga intentar hacer feliz a los demás.

Encuentra un propósito y deja ir lo que no te sirva. Aunque no lo creas en el momento, todos tenemos un propósito en la vida. Encontrar el tuyo es uno de los pasos más importantes para volver a empezar.

Un poco de tiempo en solitario permite que te recargues. Es bueno ese descanso emocional y mental. La vida corre tan deprisa que es raro que tengas un momento para sentarte y reflexionar sobre tu vida. Al principio te puede resultar extraño pero llegará un momento en que comiences a disfrutar de estar solo. Aprovecha para entender cómo te sientes.

Una cosa que te aseguro sucederá es que empezarás a hacer cosas de las que de verdad disfrutarás. Tienes más libertad para realizar lo que realmente quieres hacer. Nadie te va distraer ni va impedir que hagas tus aficiones favoritas.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web