Archivo de la etiqueta: madurar

Semana 30 – Saber envejecer

Introducción

Tenemos que cambiar la percepción que tenemos del envejecimiento, aceptando la realidad tal cual es. Nos guste o no, cambiamos con el tiempo, en algunos aspectos para mejorar, en otros al contrario.
Físicamente, con la edad nos hacemos más lentos y vamos perdiendo agilidad; nuestra libido se debilita y se nos hacen arrugas. Pero al mismo tiempo, la edad nos aporta enormes oportunidades de crecimiento intelectual, emocional y espiritual.
Claro está que envejecer puede a veces acarrear inconvenientes, como problemas de salud, que nos afectan de manera inesperada y no deseada. Pero también es verdad que la edad nos trae ciertos beneficios. Hay cosas que somos capaces de ver y saber apreciar y comprender, de manera distinta a los sesenta o a los ochenta años que cuando tenemos veinte o treinta.
Envejecer sanamente es aceptar positivamente los auténticos desafíos que nos trae la edad, junto con las buenas oportunidades que se van presentando.

Responde estas preguntas:

  •  ¿En qué cosas he madurado y mejorado con el tiempo?
  • ¿Espero seguir haciéndolo?

Saber envejecer

Ejercicio nº 30

Aprender de los mayores

Entabla alguna conversación con personas mayores o que tengan más experiencia que tú en algún área. Pregúntales sobre sus experiencias en la vida – sus errores y aciertos-  y lo que aprendieron de ello. Escucha con interés lo que tengan que decirte. Luego, escribe sus reflexiones sobre lo que aprendiste de esas personas.
Lo que se propone es que seamos receptivos ante la sabiduría que solo se desarrolla con la experiencia. No solo aprenderemos mucho sobre nosotros mismos, sino que valoraremos mejor la maduración que se alcanza con la edad.

Envejecer saludablemente

Cada año, los países desarrollados gastamos millones de euros o dólares en cosméticos, productos, programas de ejercicios, dietas y cirugías para tratar de retrasar el proceso de envejecimiento.

Sin embargo, no importa todo el dinero, tiempo y energía que se invierta en este intento, es imposible detener este proceso natural del cuerpo.

Por lo tanto, mentalicemos a las personas adultas y aquellas que se acercan a la tercera edad, que acepten esta realidad de la vida, y pongan en práctica elementos básicos que los ayuden a “envejecer con salud y éxito”.

El estilo de vida de cada persona es el principal factor que determina cómo ese individuo va a envejecer. Ese estilo de vida debe seguir tres principios fundamentales:

1. Continuar creciendo sin importar qué tan viejos somos.

Debemos ponernos desafíos físicos y mentales. Debemos seguir activos, moviéndonos y estirando nuestros músculos. También debemos seguir aprendiendo nuevas cosas.

2. No ignorar nuestros riesgos.

Si creemos que tenemos altas probabilidades de sufrir una enfermedad, debemos hablar con nuestro doctor y cambiar nuestro estilo de vida, para así reducir los riesgos que pueden amenazar nuestra calidad de vida como individuos independientes y saludables.

3. Tener un significado y propósito en la vida.

Hay que socializar y participar con otros y no aislarse. Tener un círculo de amigos y ser parte activa de la comunidad. Esto previene síntomas como la pérdida de la memoria y la demencia, incluyendo el alzhéimer.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 25 – La protección de los padres

Introducción

Muchos padres que han pasado por dificultades quieren que sus hijos tengan una vida mejor. Querer ahorrarles a los hijos experiencias desagradables es una noble actitud, que surge naturalmente del amor y la preocupación por los hijos.

Pero de lo que los padres no se dan cuenta muchas veces es de que por hacerles la vida más fácil a sus hijos a corto plazo los están perjudicando a largo plazo. Les impiden que desarrollen el aprecio por las cosas importantes, la confianza en sí mismo, la capacidad de adaptación y otras importantes habilidades personales. Para poder crecer internamente y madurar de una manera saludable, los niños necesitan afrontar por sí solos algunas dificultades, superar ciertos niveles de fracaso y experimentar algunas emociones negativas.

Tanto si eres padre como si no,

  •  ¿sientes el impulso de hacerles la vida lo más cómoda posible a tus hijos o a los niños que quieres?
  • Piensa en el precio que pagará después el niño por la actual vida de facilidades.
padres protegiendo a sus hijos
Protección de los padres

Ejercicio nº 25

El padre que no es bueno

Piensa en la manera en que cuidas de los niños, los tuyos o de alguna otra persona. Haz una lista de cosas que podrías hacer para hacerles la vida más fácil. En cada una, describe las consecuencias que tendría lo que hagas o dejes de hacer, y reflexiona, por escrito, sobre si tu decisión tendría un efecto beneficioso para el niño a la larga. Piensa en las situaciones que podrían representar un reto para el niño, que él pudiera superar y salir ganando.

Protección vs sobreprotección

La protección hacia nuestros hijos es vital para ellos. Cuando son pequeños nos necesitan y dependen de nosotros para casi todo.

Sobreproteger a un hijo es ir más allá de cubrir y satisfacer sus necesidades y cuidados básicos. Es pensar por el hijo, tomar decisiones por el hijo, solucionar todos los problemas del hijo. Es vivir por el hijo, cuando el hijo es, en esencia, una persona que debe desarrollar sus propias capacidades personales si quiere funcionar correctamente en el mundo. Con esta actitud solo inculcamos miedo a nuestro hijo y la idea falsa de que el mundo es un lugar peligroso.

Por otro lado, tenemos los padres que son muy permisivos, en el sentido de que no suelen poner límites y normas claras, para que los niños entiendan e interioricen. Además de esto, si los hijos violan esas normas difusas, ellos no establecen consecuencias definidas por miedo a dañar a sus hijos, cuando realmente las consecuencias sirven para educar, no para dañar.

Si no le dejamos caerse, nunca aprenderá qué es lo que debe hacer y lo que no debe hacer. Las personas aprendemos por consecuencias negativas y positivas debido a nuestras experiencias directas. Es indiscutible la necesidad de que el niño experimente con el mundo para aprender a manejarse mejor en el futuro.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…