Archivo de la etiqueta: orgullo

Que una disputa no dañe una gran amistad

La fragilidad de la amistad

En realidad en la amistad, existen múltiples situaciones que pueden convertirse en un conflicto.

El valor que le damos a nuestros amigos hace que siempre esperemos lo mejor de ellos y es en ese caso en el que deseamos con todas nuestras fuerzas que seamos correspondidos por nuestro amigo. Creemos que por la gran amistad que tenemos con ellos, debemos de esperar una respuesta siempre positiva a nuestros pensamientos y actos.

No puedes negarme que jamás te has sentido utilizado o engañado por una discrepancia con un amigo. Trata de recordar una situación en la que te enfadaste con tu amigo y antes de seguir pensando en que tu amigo actuó mal respira por un instante y ponte en su piel. Empatiza y piensa como tu amigo e intenta volver a la situación.

Tus amigos son cómo árboles, crecerán a tu lado y arraigarán raíces contigo pero si los agitas y no les das cariño terminarán por abandonarte. No puede una pequeña disputa terminar con tus raíces, recuerda respirar para entender y situarte en la piel de tu amigo.

Que las disputas no dañen una gran amistad
Una gran amistad

Recomendaciones útiles

Para evitar dañar esa amistad ten en cuenta unas pautas que te vendrán muy bien.

Sé prudente al decir las cosas. A nadie le caen mal unas cuantas verdades, pero después sonríe. No seas frío. Haz que vea que de verdad le importas. Eso generará confianza y, recuerda, tus amistades serán como grandes árboles que echan raíces profundas.

Al final, si hay algo que ha ocasionado una disputa, discúlpate. Los buenos amigos saben perdonar. Una actitud orgullosa derivará en dos posibilidades:

  • Positivo si es un sentimiento de satisfacción hacía alguien que uno considera meritorio. Que te sientas orgulloso por alguien cercano, mereces toda la atención de los demás.
  • El orgullo vanidoso, que te aleja de los demás. Nadie se sentirá a gusto por lo que consigues.

Si has dado tu palabra, cumple. No hay situación más incómoda que parecerte a un político con falsas promesas que nunca se materializan. El contacto físico es muy agradecido. Regala abrazos y sonrisas. El sentido del humor refuerza tus emociones. Un día serás tú el que des y otro, en que te sientas decaído, el que recibas. Un amigo es incondicional.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web