Archivo de la etiqueta: pensamiento

Renunciar al pasado ✅

Entrada

Aprendo a renunciar al pasado. Mis metas y objetivos en la vida han dejado de coincidir con los de esas personas.

1- ⭐ Dejo a las personas a las que ya no les importo.
2- ⭐ Marco una frontera entre por quienes lucho y por quien renunciar
3- ⭐ Aprendo de las experiencias del pasado y saco provecho del dolor
4- ⭐ Aligero la carga sobre mí, renunciando a las cosas que pesan.

✅ No hay que renunciar al pasado porque sea malo, sino porque está muerto.

Ya no miran en nuestra misma dirección, sus metas y objetivos en la vida han dejado de coincidir con los nuestros.  la renuncia es algo voluntario, realmente ¡no quieres hacerlo! Pero, debes tomar esta decisión para no continuar sufriendo en la relación.

Marco mi frontera entre por quienes lucho y por quien renunciar. Lo puedes corregir de la misma manera en que aceptaste a esas personas. Un día subieron a tu tren y ahora se bajan para no seguir el mismo camino. No son felices a tu lado y nadie es dueño de nadie.

Me doy cuenta que lo que ayer dolió, hoy ya no me importa. No podemos cambiar lo que nos ha generado dolor y debemos sencillamente aceptar, sin resignación, solo con la consciencia de no está a nuestro alcance un resultado diferente. A partir de allí viene el aprendizaje, durante el cual lo vivido se transforma en experiencia, donde podemos sacar finalmente provecho del dolor.

Vídeo

Ayuda

Para aligerar la carga sobre mí, renuncio a las cosas que pesan.  Es importante descubrir qué ganancias secundarias obtenemos al mantenernos en esa posición y qué creencias y pensamientos equivocados tenemos al respecto, para hacer los cambios necesarios.

Semana 29 – Saber perdonarse

Introducción

Saber perdonarse a uno mismo es más beneficioso que la autoestima. Ayuda a las personas a no añadir una capa más de auto recriminación encima de lo que ya te ha pasado. La persona que se sigue culpando cuando fracasa o se equivoca, llegará un momento en que estará indefensa y no podrá superar las dificultades.

Saber perdonarse implica ser comprensivo y amable con uno mismo, aceptar con conciencia los pensamientos y sentimientos dolorosos, y reconocer que las situaciones difíciles son parte de la vida.
Es difícil que la persona que siente una fuerte repulsa hacia sí misma pueda sentir auténtica compasión por otros.

Responde estas preguntas:

  •  ¿Soy comprensivo conmigo mismo?
  • ¿En qué aspecto de mi vida soy más compasivo, más dispuesto a perdonar?

Saber perdonarse

Ejercicio nº 29

Completar la oración

En una hoja de papel, completa las siguientes oraciones lo más rápido que puedas, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas y reflexiona sobre ellas. Escribe lo que has aprendido acerca de ti mismo. Puedes seguir haciendo el ejercicio durante la semana con los mismos comienzos de oraciones, o cambiarlos por otros de tu invención.

  • Si empiezo a amarme a mí mismo un 5 % más…
  • Para aumentar mi autoestima…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo conmigo mismo…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo con los demás…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Pautas para perdonarse a uno mismo

  1. Podemos engañarnos muchas veces. Sin embargo, si reflexionamos, aunque sea cinco minutos, visualizaremos ciertas emociones responsables de esa culpabilidad. El miedo, la inseguridad o la envidia, entre otras, deben de dibujar la “hoja de ruta” para conocer el porqué de nuestro comportamiento. Sin realizar este paso correctamente no será posible conseguir el perdón.
  2. Tener en cuenta que nuestros actos siempre conllevan consecuencias es vital. Responsabilizarnos de nuestras acciones implica un esfuerzo sincero por nuestra parte. Reconocer los errores cometidos libera nuestra madurez y nos hace fuertes frente a la realidad. Obtenemos satisfacciones al incidir en este trascendental punto.
  3. El momento ha llegado y debemos afrontarlo. Apoyándonos en los resultados de los puntos citados anteriormente debemos darnos la oportunidad de ser lo que somos. Debemos aceptar que convivimos con miedos, inseguridades y emociones que modifican nuestros caminos.Es fundamental entender que es lícito fallar, que equivocarse está permitido. Aprender de la experiencia interior vivida es el ejercicio que se debe realizar para que nuestra alma conviva con esas sensaciones. También para saber gestionarlas y enfrentarnos a ellas correctamente.

Estas simples ideas pueden ayudarnos y servir como una guía inicial para vivir con la culpabilidad y la falta de perdón. Si poco a poco vamos dejando al alma empaparse de todo este tipo de agrias sensaciones, con el paso del tiempo se convertirán en “problemas” emocionales con solución y respuesta.

La vida se encargará de enfrentarnos a situaciones nuevas o anteriormente conocidas. Pero si hemos sabido enfrentarnos a nuestros errores, nuestro yo sabrá reaccionar de un modo sano y natural. Esa nueva actitud frente a la vida y a lo que nos depara acabará repercutiendo positivamente en nuestro estado emocional.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 24 – Hagamos terapia cognitiva

Introducción

La terapia cognitiva básicamente es cómo reaccionamos a la interpretación que hacemos de los hechos. Así podemos ver como distintas personas reaccionan de una manera que pueden ser completamente diferentes ante un mismo estímulo. Por ejemplo, si vemos un bebé se despierta una respuesta de amor o ternura. Si somos el centro de atención ante un público numeroso, experimentamos ansiedad.

Acontecimiento ⇒ pensamiento ⇒ emoción

El objetivo de la terapia cognitiva es restaurar el sentido de la realidad mediante la corrección del pensamiento distorsionado. La distorsión de nuestro pensamiento origina un miedo morboso al fracaso; mientras que el pensamiento racional replantea los hechos dentro de un desafío potencial saludable.

Veamos unos ejemplos:

  • Tengo una entrevista de trabajo. Siento miedo de que sea rechazado y empiece a pensar que nunca conseguiré un trabajo. Este pensamiento me provoca ansiedad. Lo que intentamos con la terapia cognitiva es asumir una reinterpretación más racional. Quiero conseguir ese trabajo, pero si no lo logro, hay muchos otros sitios donde buscar.
  • No le importo a mi familia. No me hacen caso, mi madre me chilla frecuentemente por lo que prefiero no hablar con nadie y encerrarme en mi cuarto. Me siento mal y triste. La forma de reconducir esa tristeza en pensar que mi familia tiene cosas buenas y cosas malas.  A pesar de que las cosas están mal ahora, mejorarán.

Piensa en una reacción emocional intensa que hayas experimentado en alguna situación y responde:

  •  ¿Fue apropiada mi reacción?
  • ¿Había alguna otra manera de interpretar la situación?

terapia cognitiva

Ejercicio nº 24

El proceso de transformación

Este método consiste en darme a mí mismo permiso para ser humano, reconstruir la situación y enfocarla desde una perspectiva más amplia.

Piensa en alguna situación reciente que te haya perturbado o un acontecimiento futuro que te preocupe.

Practica para obtener beneficios

Empieza reconociendo la situación y la emoción que provoca en ti. Habla de ello con alguien en quien confíes, escribe cómo te sientes, durante el tiempo que necesites.

Seguidamente, reconstruye la situación. Pregúntate cuáles son los resultados positivos que tuviste. No significa que tengas que sentirte satisfecho con la experiencia, sino simplemente reconocer qué hubo algunos beneficios que derivaron de ella:

  • ¿Aprendiste algo nuevo?
  • ¿Te has vuelto más empático?
  • ¿Aprecias ahora más lo que tienes?

Por último, trata de ver la situación en perspectiva:

  • ¿Cómo crees que verás las cosas dentro de un año?
  • ¿Te estás preocupando demasiado por algo que no vale la pena?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…