Archivo de la etiqueta: renunciar

Renunciar al pasado

Entrada

Aprendo a renunciar al pasado. Mis metas y objetivos en la vida han dejado de coincidir con los de esas personas.

1- ⭐ Dejo a las personas a las que ya no les importo.
2- ⭐ Marco una frontera entre por quienes lucho y por quien renunciar
3- ⭐ Aprendo de las experiencias del pasado y saco provecho del dolor
4- ⭐ Aligero la carga sobre mí, renunciando a las cosas que pesan.

✅ No hay que renunciar al pasado porque sea malo, sino porque está muerto.

Ya no miran en nuestra misma dirección, sus metas y objetivos en la vida han dejado de coincidir con los nuestros.  la renuncia es algo voluntario, realmente ¡no quieres hacerlo! Pero, debes tomar esta decisión para no continuar sufriendo en la relación.

Marco mi frontera entre por quienes lucho y por quien renunciar. Lo puedes corregir de la misma manera en que aceptaste a esas personas. Un día subieron a tu tren y ahora se bajan para no seguir el mismo camino. No son felices a tu lado y nadie es dueño de nadie.

Me doy cuenta que lo que ayer dolió, hoy ya no me importa. No podemos cambiar lo que nos ha generado dolor y debemos sencillamente aceptar, sin resignación, solo con la consciencia de no está a nuestro alcance un resultado diferente. A partir de allí viene el aprendizaje, durante el cual lo vivido se transforma en experiencia, donde podemos sacar finalmente provecho del dolor.

Vídeo

Ayuda

Para aligerar la carga sobre mí, renuncio a las cosas que pesan.  Es importante descubrir qué ganancias secundarias obtenemos al mantenernos en esa posición y qué creencias y pensamientos equivocados tenemos al respecto, para hacer los cambios necesarios.



desprenderse del pasado

Entrada

Para enfrentar el pasado y dejarlo atrás es necesario buscar un punto objetivo e identificar qué es lo que te retiene. Las causas pueden ser varias, siempre relacionadas con las creencias, culturales, familiares o religiosas. Se aconseja escribir sobre el pasado para que tú ganes confianza. Nunca busques culpables en los demás. Enfócate en ti, sin rencores.

Nos agarramos a personas, cosas o situaciones por miedo a perderlas. Es tal el miedo, a estar sin ellas, que acumulamos sentimientos, creencias y emociones que tienen que ver con esas cosas que no estamos dispuestos a dejar ir. Tenemos miedo a cambiar, a dejar entrar lo nuevo porque eso significa soltar lo viejo.

Nos aferramos, para no sentir el dolor, el miedo, o la tristeza que nos da desprendernos de aquello, que ya fue o ya pasó en nuestras vidas.

Si prefieres seguir viviendo en el pasado, con esos objetos o recuerdos, es porque no te puedes librar de ello. Has creado una dependencia emocional que te ata y no te deja vivir.

Para soltar ese pasado, hay que aceptar que todo aquello sucedió. Vas a tener que renunciar a algo. Te producirá dolor decir a todo aquello adiós a través de una carta, un perdón, un ritual… etc. pero tienes que volver al presente.

Vídeo

Ayuda

Una vez que hemos aceptado que la vida continua y el tiempo transcurren sin descanso, empezamos a experimentar las cosas nuevas que nos depara la vida. Entra la esperanza y el deseo de realizar cosas nuevas. Perdona o pide perdón si crees que te libera. Rodéate de personas que te ayuden o solicita la experiencia de un profesional, alguien que te acompañe en el camino.



¿A qué debes renunciar?

Entrada

Continuamos con los #cambios que estamos dispuestos a modificar. Este ejercicio te explica cómo #renunciar a modelos mentales que nosotros mismos hemos creado. Al principio puede que te cueste porque no sabes cómo poner en práctica. Pero si lo deseas, llegará. Empieza por los ejemplos que te voy orientando: delegar funciones, renunciar a cosas que en realidad no necesitas, a tratar de controlar todo…, etc.

Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón. Los demás no son culpables de lo que posees, sientes o no sientes. Cada adulto es responsable de su vida. Es tu mente la que te causa negación, contaminación y auto destrucción. No te creas los pensamientos negativos que salen de tu mente.

Empieza a probar, a dar un paso más, y verás como tus creencias limitadoras dejan de tenerte atrapado. Lo que parecía imposible, ahora es posible.

¿Quejarte de tu situación arregla tu vida? Al contrario, te hace infeliz, deprimida y una persona triste. En la mayoría de las ocasiones eres tú quien elige estar mal y la situación poco o nada tiene que ver con tus acontecimientos.

La queja viene muy acompañada de la crítica. No puedes soportar que los demás sean felices y comprendidos. Las personas somos diferentes, por lo tanto, abre tu mente. Todos aquellos que no piensan como tú o son diferentes no tienen por qué ser objetivo de tu rechazo. ¿Te dan miedo? Excusas que te limitan. En lugar de crecer en la mejora de ti mismo, te auto engañas a saber con qué argumentos y prefieres quedarte atascado.

Vídeo

Ayuda

Ya ves, muchas personas viven una vida que no es la suya. Escuchando lo que otros piensan de uno mismo, en relación con el entorno, siguiendo modas o consejos para agradar a todo el mundo. Mientras tú ignoras tu voz interior, qué es lo que necesitas y qué es lo que te hace feliz. No dejes de ser dueño de tu vida. Puedes perder fácilmente el control de lo que necesitas.