Archivo de la etiqueta: reto

Semana 28 – Gestionar las expectativas

Introducción

Tenemos que buscar el equilibrio adecuado entre, por una parte, unas altas esperanzas y expectativas y, por la otra una realidad dura y difícil.

Esta regla general se aplica a todas las situaciones en las que uno se plantea un objetivo a alcanzar.

Responde sobre las metas que me he propuesto en el pasado

  •  ¿Han sido realistas o poco ajustadas a la realidad?
  • ¿Qué objetivos me han servido de inspiración y cuales me han generado ansiedad?
  • ¿Qué metas me han motivado y cuáles me han hecho perder el ánimo?

Gestionar las expectativas

Ejercicio nº 28

Gestión de objetivos

Piensa en cinco objetivos que hayas conseguido, ya sean de índole profesional o personal. Luego, haz una lista de las metas que quieres conseguir y anota si cada una de ellas es fácilmente alcanzable o si te plantea un reto (o ambas cosas)

 Alcanzable¿Es un reto?
Objetivo 1
Objetivo 2
Objetivo 3
Objetivo 4
Objetivo 5

Si lo necesitas, modifica tu lista para que cada una de las metas propuestas sea a la vez alcanzable y un reto para ti. Piensa por lo menos en otros dos objetivos que te motiven a ir aún más lejos y al mismo tiempo sean realistas.

Definir metas personales

metas y expectativas

Establecer metas es un proceso, tiene una metodología y unas condiciones para que al  finalizar, salga un plan que hay que seguir, para que te lleve donde hayas establecido, ya sea en el ser, en el hacer o en el tener.

El fijar metas personales implican tener en cuenta algunos aspectos, además de las características planteadas anteriormente:

  • Deben ser personales, quererlas uno mismo. Con que te parezca bien a ti es suficiente que es quien va a poner el esfuerzo y la acción necesaria para llevarlas a cabo.
  • Establecer en qué áreas de la vida se quieren alcanzar: Salud, finanzas, relaciones, espiritual, profesional, autorrealización.
  • Qué es lo que realmente se quiere lograr, cuándo y por qué. ¡Te tienen que generar emoción y ganas de comenzar ya mismo!
  • Qué valores son los que rigen tu vida, ya que una meta puede ir en contra con un principio o valor personal.
  • En qué punto de la vida se está, ya que algunas metas requerirán más tiempo, aprendizajes, desarrollo de habilidades o superación de limites.
  • Es importante tener muy claro cuál es el propósito y la visión de vida que se tiene, ya que las metas a establecer te llevarán o no, al cumplimiento de este. Aquí es importante preguntarse: ¿cuál es la vida que quiero para mí y para mi familia o para los que me rodean?
  • ¿Cuáles son tus fortalezas y talentos? ¿Cuáles son tus debilidades?
  • Es necesario establecer la secuencia de las metas a seguir. El cumplimiento de una te debe llevar al cumplimiento de la siguiente.
  • Las metas deben estar registradas por escrito y leerlas constantemente. Esto ayudará a mantenerlas, clarificarlas y dimensionarlas mejor; a entender su importancia y a comprometerse a lograrlas.

Es necesario tener claro estos aspectos de dirección, orden, claridad y sustento al plan que elabores.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 23 – Remarcar el lado positivo

Introducción

Al comienzo de una relación raramente remarcamos aspectos positivos porque las primeras etapas de pareja- el noviazgo, el matrimonio y la luna de miel- están relativamente libres de problemas.

Además, al convivir es cuando aparecen las situaciones conflictivas. Los problemas no solo son inevitables, sino una parte necesaria de la relación. Cómo ir superando esas situaciones, determinarán el éxito de la pareja a largo plazo.

Por lo que el mensaje que estamos trasmitiendo es que cada gesto de enfado, crítica o enfrentamiento sea superado por acciones positivas como amabilidad, empatía, afecto, interés o amor.

Las parejas que evitan las ocasiones de desafío o confrontación empezarán a ir mal ya que surgen más los roces que las muestras de afecto y compresión. Así que, destacar el lado positivo, tanto de la relación como de nuestra pareja, se convierte en todo un reto a media que avanza la convivencia.

Responde estas preguntas:

  •  ¿Critico a mi pareja tanto o más de lo que le dedico muestras de reconocimiento y afecto?
  • ¿Qué beneficio lograré si aportara actitudes y mensajes positivos a mi relación?

remarcar el lado positvo

Ejercicio nº 23

Toques de afecto

Incorpora en tu relación toques de afecto durante un minuto.

Esto es, en lugar de hacer regalos o celebrar un acontecimiento importante, basta con que os dediquéis toques de afecto diarios:

  • Un beso
  • Un correo afectuoso
  • Un mensaje de amor
  • Un “te quiero”, “te amo”
  • Abrazos
  • Tomar la mano
  • Caricias en el rostro
  • Masajes
  • Tocas el cabello

Haz una lista de toques de afecto y trata de incorporar en tu relación todos ellos a lo largo de una semana o el tiempo que veas oportuno. Pueden ser distintos cada día o repetirse. Lo importante es disponer de recursos suficientes para toda la semana.

Valorar el lado positivo

El objetivo de esta actividad es que las personas mejoren y valoren el concepto que tienen de sí mismas mediante el intercambio de comentarios y tratando de definirse con cualidades positivas.
Es recomendable para un grupo máximo de 20 participantes.

Se le pide al grupo que se distribuyan en parejas o tríos. Cada persona le deberá dar a su compañero la respuesta a estas dimensiones. Puede ser una dimensión, dos o todas:

• Dos atributos físicos que me agradan de mí mismo.
• Dos cualidades de personalidad que me agradan de mí mismo.
• Una capacidad o pericia que me agrada de mí mismo.

Los comentarios deben ser siempre en tono positivo. Al final, se deja un espacio para la reflexión incitando a preguntas como las que se muestran a continuación: ¿Qué han podido destacar los demás de mí que yo no he podido? ¿Ha sido difícil hablar de las características de otros? ¿Por qué? ¿Es fácil hablar de las cualidades positivas de uno mismo?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 11 – Aprender del fracaso

Introducción

Si eludimos los retos y las dificultades por miedo al fracaso, nos estamos diciendo a nosotros mismos que no nos sentimos capaces de superar los problemas, que no sabemos cómo actuar ante el fracaso.

Pero si nos retamos a nosotros mismos a alcanzar determinados objetivos, nos estamos diciendo internamente que somos lo bastante capaces de poder manejar cualquier posible fracaso.

La única manera de enfrentarse al fracaso es cuando fracasamos y descubrimos que somos capaces de superarlo.

Recuerda algún reto que te hayas enfrentado, alguna cosa difícil que te hayas atrevido a superar, y responde:

  • ¿Qué cosas aprendistes de tu experiencia?
  • ¿En qué sientes que saliste fortalecida de ella?

Miedo al fracaso

Ejercicio nº 11

Este ejercicio tiene que ver con el análisis de los propios errores.

Durante 15 minutos escribe sobre algún hecho o situación donde hayas fracasado. Describe qué fue lo que hiciste, los pensamientos que te vinieron a la mente, lo que sentiste en ese momento y lo que sientes ahora al recordarlo.

  • ¿Ha cambiado tu perspectiva de los hechos con el paso del tiempo?
  • ¿Qué lecciones aprendistes de esa experiencia?
  • ¿Hay otros beneficios que se hayan derivado de ella, que hagan de tu experiencia una valiosa fuente de aprendizaje?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…