Archivo de la etiqueta: soledad

La soledad provoca ansiedad

La soledad afecta especialmente a personas inseguras que padecen ansiedad. Por lo tanto, han heredado de forma inconsciente e involuntaria lo que todo padre y madre quiere para sus hijos, lo mejor, preocupándose unos más que otros. Es decir, los padres ansiosos tienen más probabilidades de tener descendencia ansiosa.

Las personas que padecen ansiedad suelen quedarse muy aisladas de su entorno. Creen efectivamente que nadie les va a comprender. De hecho, se sienten muy solos en su drama.

La ansiedad limita tu vida.

Pero eso no es excusa. Puedes aprender a confiar en las posibilidades de esta vida, en la gente que no son familia.

Las culpas, revisar las conclusiones que nos inculcaron desde niños, no dar importancia a lo que los demás piensan de ti y revisar los complejos abren una nueva perspectiva.

Parecen cambios pequeños, pero puedes empezar por los recuerdos, los sueños, cómo empieza el momento de sufrir una crisis.

Tú tienes las claves de tu felicidad. No existen fórmulas mágicas que cambien tu interior, que es donde está el conflicto, con frases de sugestión o repetición: “voy a mirarme en un espejo y me diré que soy feliz, muy feliz”. En realidad te engañas y te engañan. Para vencer tienes que ver la realidad. Habrá cosas que cambiar y la clave está en la voluntad de cada persona para encontrar la solución a sus conflictos.

En algunos casos ser conscientes de querer hacer estos cambios será suficiente para superar la ansiedad. En otras personas será un paso más que te llevará a replantearte tu modo de vida actual.

La soledad de los adolescentes

La soledad en los jóvenes

No solamente el aislamiento y la inquietud son exclusivos de mayores. Entre los jóvenes también reina la soledad. Se sienten tristes, desanimados y poseen un sentimiento de vacío interior.

El deseo de ser aceptados se acentúa de una forma intensa, pero el miedo y la inseguridad hacen que se abstraiga. El resultado es una falta de éxito en las relaciones.

Salir a bailar, al cine o a comer patatas fritas con los amigos, tener un confidente o simplemente compartir con personas con las que se tiene algo en común, son elementos decisivos en la etapa de la adolescencia, ya que contribuyen con el desarrollo personal del futuro adulto, construyen la identidad del joven y además generan seguridad.

Has empezado un cambio en tu vida personal, pero te cuesta alcanzar tu meta, ¿por qué no buscas apoyo? Solo con fuerza de voluntad no es suficiente. Contacta para 2 sesiones GRATIS. Pide que quieres superar tus miedos, inseguridades, falta de motivación y autoestima o cambiar tus relaciones personales o familiares. Si no estás satisfecha con tu vida personal, ¿por qué no haces lo que deseas para ser feliz? Solo tienes que decidirte. Escríbeme.

Comparte en las redes sociales.

Volver a la página web

Dedica cada día un tiempo a estar sólo

Dedicar cada día un tiempo a estar solo implicará que vas a sentir más confianza en tu habilidad de estar sin nadie.

Porque ese día es tuyo, porque la vida que te rodea es tuya. Con tus valores, con tu entorno, con tu existencia pero tuya. Porque la tristeza será tuya y la alegría también.

Ese momento de locura o de lucidez será aquél en el que te encuentres sólo. Paso a paso, poco a poco contigo mismo. Permítete ese instante en el que te sientas contigo, tu momento, aquel en el que decides reforzarte, celebrar tu día y vivir.

Un tiempo a estar sólo

En la vida llegarán momentos en que una relación de mucho tiempo haya terminado, que tus hijos hayan crecido y no estén todo el tiempo contigo o que simplemente tienes que reencontrar tu camino en la vida. Aunque la respuesta a estos interrogantes va a depender de tu situación en particular, estar en soledad es la mejor forma de pensar. En un rincón donde escuchar a tu corazón e intentar ordenar las ideas en la mente.

Nadie te obliga intentar hacer feliz a los demás.

Encuentra un propósito y deja ir lo que no te sirva. Aunque no lo creas en el momento, todos tenemos un propósito en la vida. Encontrar el tuyo es uno de los pasos más importantes para volver a empezar.

Un poco de tiempo en solitario permite que te recargues. Es bueno ese descanso emocional y mental. La vida corre tan deprisa que es raro que tengas un momento para sentarte y reflexionar sobre tu vida. Al principio te puede resultar extraño pero llegará un momento en que comiences a disfrutar de estar solo. Aprovecha para entender cómo te sientes.

Una cosa que te aseguro sucederá es que empezarás a hacer cosas de las que de verdad disfrutarás. Tienes más libertad para realizar lo que realmente quieres hacer. Nadie te va distraer ni va impedir que hagas tus aficiones favoritas.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web