Archivo de la etiqueta: tarea

Semana 13 – La regla 80/20

Introducción

La regla 80/20, llamada de Pareto, viene a decir que, aproximadamente, el 80 % de las consecuencias provienen del 20 % de las causas.

Si esta regla la aplicamos a nuestro tiempo diario obtendríamos a qué materia o cosa dedicamos el 20 % para obtener el 80 % del resultado.

Ejemplos sobre la regla 80/20

Pero veamos unos ejemplos que ilustran la distribución de nuestro tiempo.

  • Para el aprendizaje de una materia. Al aprender algo, si invertimos el 20 % del esfuerzo, podemos obtener el 80 % del resultado. Toma cualquier materia. Llegar a dominar la asignatura o tema es razonablemente bien duro. Pero el llegar a ser perfecto en ella es aun mucho más difícil. Así que piensa si realmente en esa materia compensa  todo ese esfuerzo dedicado.
  • Para la lectura de librosPuedo dedicar el 100 % de mi tiempo a leer un libro que sea muy interesante. O puedo dedicar el 20 % de mi tiempo a cada uno de otros 5 libros, que llegaré a conocer al 80 %. Con ello conseguiré un resultado mucho más eficiente.
  • En las relaciones personales. Posiblemente si quieres cuidar a tu pareja, el 20 % de tus esfuerzos produzcan el 80 % de los resultados. Hay cosas que muchas veces pasan inadvertidas pero hay otras, que son extremadamente valoradas. Así cualquier detalle en un momento complicado, como una enfermedad, la muerte de algún familiar, o un momento de bajón en general, se valora mucho más que en circunstancias normales. De la misma manera conviene que no olvides que ocurre lo mismo con los errores.
  • Con nuestros amigos. Posiblemente, aunque suene mal decirlo, el 20 % de nuestros amigos nos producirá el 80 % de los beneficios de la amistad. No defiendo que te deshagas del 80 % restante, pero quizá sí justifico que son los bien llamados amigos íntimos.

Maneras prácticas

  • Los problemas. El 20 % de los problemas nos producen el 80 % de los quebraderos de cabeza. Así que cuando quieras resolver problemas, piensa en el efecto que cada uno de ellos tiene en tu bienestar. Dedícale más tiempo a los problemas que pueden afectarte más. Quizá es un problema que una puerta chirríe, pero las potenciales consecuencias de un cabreo con tu jefe son muchísimo más relevantes.
  • Las tareas diarias. Ocurre muchas veces que hemos apuntado en una lista las cosas que tenemos que hacer durante el día. Casi, sin darnos cuenta, acabamos tratando todas las cosas apuntadas como si fueran parecidas en relevancia. Sin embargo, está claro que no es así. El resultado dista mucho de ser verdad. Entre dos tareas parecidas, una puede representar el 80 % del resultado y la otra no proporcionará, el mismo o parecido porcentaje, de satisfacción.
  • Los consejos para mejorar tu vida. Cada día, descubres reglas que pueden ser interesantes para aplicarlas en tu vida cotidiana. Y posiblemente cada una de esas reglas tiene una parte de razón. Pero no es posible aplicarlas todas. Así que has de elegir, y has de elegir pensando en cuales son las reglas que más beneficio te aportarán.  Las reglas que te darán el 80 % del resultado.

Cada vez que dediques tu esfuerzo a algo, piensa que no todos los objetivos tienen la misma importancia. Que todos los medios para conseguirlos no son igualmente eficaces. Céntrate siempre en lo que te dará un mayor rendimiento y verás como tu efectividad aumenta. 

Redistribuye tu tiempo

Ahora responde a estas preguntas pensando en la distribución del tiempo según la regla 80/20:

  •  ¿Cuáles son las cosas que podrías reducir?
  • ¿A cuáles deberías dedicar más tiempo?

regla 80/20

Ejercicio nº 13

Haz una lista de las cosas que te resulten más agradables e importantes. Pueden ser tu familia, hacer deporte, oír música, etc.

Analiza tus prioridades. Decide cuál es el 20 % de esa lista que te proporcionará el 80 % de satisfacción.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Proyecto de vida

El proyecto de vida es un plan trazado, un esquema vital que encaja en el orden de prioridades, valores y expectativas de una persona que como dueña de su destino decide cómo quiere vivir. Para hacer esto, considera los papeles que quieres seguir representando o los que quieres añadir a tu vida en el futuro.

Sostén este despliegue a lo largo del tiempo y finaliza con la autorrealización. Tu vida cambiará constantemente; tu plan también debe hacerlo.

De hecho hay que cumplir unas ciertas condiciones básicas para llevar a cabo el desarrollo de su potencialidad.

Primeramente los aspectos a considerar y los pasos a seguir son:

1- Describir el entorno y el conocimiento de la persona.

2- La búsqueda de información y recursos para alcanzar la meta o metas propuestas.

3- La flexibilidad y la capacidad de rectificar.

Utilidad del proyecto de vida

Elaboración del proyecto de vida

El punto de partida

1- Mis debilidades

2- Mis fortalezas

Recoger nuestra propia autobiografía

Respondamos a las siguientes preguntas:

¿Quiénes han sido las personas que han tenido mayor influencia en mi vida y de qué manera?
¿Cuáles han sido mis intereses desde la edad temprana?
¿Qué acontecimientos han influido en forma decisiva en lo que soy ahora?
A lo largo de mi vida, ¿Cuáles han sido los principales éxitos y fracasos?
¿Cuáles han sido mis decisiones más significativas?

Rasgos de mi personalidad

Especifica 5 aspectos que más te gustan y 5 que no te gustan de ti:

Aspecto físico
Relaciones sociales
Vida espiritual
Vida emocional
Aspectos intelectuales
Aspectos vocacionales

Quién soy
  • ¿Cuales son las condiciones facilitadoras o impulsadores de mi desarrollo? (tanto personales como las existentes en el medio).
  • ¿Cuáles son las condiciones obstaculizadoras o inhibidoras para mi desarrollo? (tanto personales como las existentes en el medio).

a) ¿Es posible el cambio?

b) ¿Es factible el desarrollo?

c) ¿No es posible cambiar? (justificar por qué no)

  • Organiza la información obtenida
  • ¿Cuál será el plan de acción a seguir?
Vamos a convertir nuestros sueños en realidad
  1. ¿Cuáles son mis sueños?
  2. ¿Cuáles son las realidades que favorecen mis sueños?
  3. – ¿Cómo puedo superar los impedimentos que la realidad me plantea para realizar mis sueños?
    – ¿Cómo puede potenciar o enriquecer mis condiciones facilitadoras?
    – ¿De qué forma puedo enfrentarme a las condiciones obstaculizadoras?
  4.  ¿Cuáles serán las soluciones? ¿Cómo sé que logré realizar lo que quería? ¿Cuáles serán las acciones derivadas a seguir?
Tu programa de vida
  1. El propósito de mi vida es…
  2. Analizo mi realidad para realizar el plan de acción: ¿Cuál es mi realidad? ¿Qué tengo, necesito, puedo hacer y voy a hacer?
Simplicidad

Parece muy complicado el texto que acabas de leer pero si usas colores podrás visualizar cada parte. La tecnología nos puede facilitar las tareas y podemos usar herramientas informáticas. Así que veamos unos ejemplos resumidos de lo que es el proyecto de vida. Hazlo sencillo y empieza. Luego sobre la marcha podrás perfeccionar y mejorar tus metas. En esta primera imagen se ha utilizado mapas mentales. De esta manera los esquemas te ayudan en los diferentes procesos del flujograma.

Mapa mental proyecto de vida

Organización

¡¡¡ No quieras organizar toda tu vida a la vez !!! Por eso, empieza enumerando en una hoja de Excel todas tus ideas y valora honestamente cada propuesta para tener una visión de tus prioridades. No lo llenes con actividades comunes que lo abarrotarían, sino con las cosas que en verdad tienes planeado hacer. Una agenda que puedas llevar encima, una lista de actividades diarias organizada. Aunque la idea de una agenda puede parecer tonta, la gente organizada la usa constantemente. Cada vez que hagas planes, ya sea que te asignen a un proyecto en el trabajo o clase, o necesites registrar las tareas y metas, márcalos en tu agenda. En vez de posponer las cosas, hazlas inmediatamente. Oblígate a hacer las cosas sin tener que esperar a acabarlas. Si pueden hacerse en 2 minutos o menos, hazlas enseguida mientras descompones tareas más grandes en partes más pequeñas para que sean manejables.

De esta manera, si eres principiante escoge un proyecto, como puede ser trabajo o estudios, e intenta responder al máximo de preguntas que has visto anteriormente.

Proyectos en tu vida

Según el tramo de edad, está comprobado estadísticamente que unos proyectos tienen más interés que otros.

Por ejemplo, si elaboramos una lista de 10 proyectos generales para todas las personas, se puede constatar que los universitarios dan prioridad a acabar su carrera y especializarse. ¡Tener un bebé no entra en sus planes, de momento…!

Para finalizar, si necesitas una plantilla gratuita de ejemplo, inscríbete en dos pasos (Clic aquí): ALTA

Comparte en las redes

Participa en los foros

Volver a la web