Archivo de la etiqueta: valores

Semana 46 – Metas coherentes

Introducción

Por lo general, para que las metas de una persona sean coherentes, tiene que sentir que son fruto de su propia elección, que nacen de un deseo interno de expresarse uno mismo, más que de la necesidad de impresionar a otros.

Reconocer y plantearnos objetivos coherentes nos reporta muchos beneficios, pero no es tarea fácil. Primero tenemos que saber lo que queremos hacer con nuestra vida y, luego, tener el coraje necesario para persistir en nuestros objetivos.

El sentido de la vida nos lo proporciona nuestras metas, nuestros objetivos a largo plazo. Esos objetivos dan sentido a lo que haces cada día. Recuerda que debe estar ligado a lo que tú deseas y a tus valores.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Cuáles son algunos de mis objetivos coherentes?
  • ¿Hay obstáculos internos o externos que dificultan perseguir mis metas?
metas-coherentes

Ejercicio nº 46

Establecer objetivos coherentes

Las personas que se fijan y persiguen objetivos coherentes suelen ser más exitosas y felices. Pregúntate qué es lo que de verdad deseas hacer en cada uno de los aspectos más importantes de tu vida, desde tus relaciones personales al área profesional. En cada área incluye lo siguiente:

Objetivos a largo plazo. Estos son objetivos concretos, con plazos precisos, que pueden ser de 1 a 30 años. Son objetivos que plantean un reto, requieren esfuerzo. Pero recuerda que para tu felicidad a largo plazo no es tan importante que llegues alcanzar tus metas. El sentido fundamental de los objetivos que uno se establece es permitirse vivir el aquí y el ahora, disfrutar del viaje.

En contadas ocasiones, por mucho esfuerzo que hagamos, no siempre somos capaces de lograrlo. Si eso no es posible, por la razón que sea, encaminarnos a esa meta, mientras lo hacíamos, pensemos que nos ha llenado de satisfacción.

Objetivos a corto plazo. Se fijan para poder manejar los objetivos a largo plazo, dividiéndolos en metas parciales. ¿Qué es lo que tendré que hacer durante el año que viene, el próximo mes, mañana, para ir acercándome a mis objetivos a largo plazo?

Plan de acción. Señala en tu calendario las cosas concretas que tienes que hacer:

  • Actividad regular o diaria. Leer ceremoniales.
  • Actividad para una sola vez.

Cuando no nos fijamos metas concretas nosotros mismos, quedamos a merced de las circunstancias. O nos conformamos reaccionando de forma pasiva, o dirigimos de forma activa nuestra vida.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 38 – El amigo enemigo

Introducción

A tu enemigo lo conoces. Por el contrario, en una amistad saludable, se marca el camino y se promueve el desarrollo. Cuando no sabes si de verdad puedes confiar en tus amigos compruébalo. Son los que no alimentan engaños.

Aquellas personas que buscan nuestra amistad no tienen que ser masa de aceptaciones ni un apoyo incondicional, es decir, alguien que conviniera en todo lo que dijéramos.

Alguien que solo quiere ser amable conmigo y apoyarme sin jamás oponerse ni desafiar nada de lo que digo y hago, no me ayudará a crecer y a mejorar. Un amigo auténtico cuestionará mi actitud y mis palabras, y al mismo tiempo aceptará mi persona sin condiciones. Tiene que ser alguien que me respeta y me quiere lo bastante para ser capaz de oponerse a lo que digo y lo que hago, sin que su oposición a mis palabras o acciones llegue a cambiar lo que siente por mí como persona.

Tener amigos nos ayuda a mirar el mundo de otra manera. A tomar distancia de ciertas reflexiones o a radicalizar algunas ideas con argumentos más profundos. Puede surgir una amistad fugaz que se da en un momento puntual o la persona oculta que está ahí por el resto de nuestra vida. Están las amistades que se limitan a entornos concretos, como el laboral o familiar. O las que surgen por azar. Un buen día se cruzaron en nuestro camino y empezamos a compartir valores, solidaridad, apegos…, etc.

Los amigos van y vienen, pero los enemigos se van acumulando. Según pasa el tiempo van surgiendo amistades pero por circunstancias diversas dejan de frecuentarse y se diluyen. Surgen otras nuevas. Pero pasan los días, pasan los meses, pasan los años, y mientras las amistades van y vienen, los enemigos, siempre se acumulan.

La amistad implica una entrega desinteresada a otros para hacerles la vida agradable, tal como ya apuntaba Aristóteles, cuando decía que debemos invitar a los amigos a compartir nuestros momentos dichosos pero evitar invitarlos a participar de nuestras desgracias.

Responde estas preguntas:

  • ¿Tengo amigos maravillosos que cuestionan mi actitud y mis palabras?
  • ¿De qué manera me han ayudado a mejorar?
  • ¿Puedo ser yo un amigo que ayudo y cuestiono para otras personas?
el-amigo-enemigo

Ejercicio nº 38

Resolución de conflictos

Piensa en un conflicto, grande o pequeño, que tengas con alguien. Replantea el problema por escrito preguntándote cómo contribuye o perjudica a tu felicidad y la de la otra persona. Piensa en posibles soluciones que puedan aumentar el nivel de felicidad de ambos o del grupo.

¿Crees que la mejor solución podría ser perdonar o dejar las cosas así? Hay problemas que se cobran un alto precio y mantenerlos puede no ser conveniente para nuestro bienestar.

Tampoco pueden resolverse todos los problemas mediante un replanteo de la situación. Por diversas razones, mucha gente se aferra a sus problemas con miembros de su familia, antiguos amigos o grupos enteros de personas, muchas veces sin necesidad, por lo que todos terminan pagando un alto precio.

¿Vale la pena tener rencor a un antiguo amigo que me ha decepcionado por alguna razón?, ¿Alguien se beneficia de ello?, ¿No sería mejor plantearme los hechos, reconocer que me sentí herido por esa persona, y después hacer lo que pueda por recuperar su antigua amistad?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 10 – Conocer y ser conocido

Introducción

Conocer y ser conocido, por nuestra pareja, evitaría que los divorcios que en el mundo se originan, fueran por una falta de comprensión básica sobre lo que es el amor y lo que implica.

La atracción sexual es un componente necesario del amor romántico. No obstante, no es suficiente. La mera atracción física acaba por desaparecer con el tiempo. Nuestra pareja se convierte en algo conocido y rutinario. La ventaja la tenemos en que nos vamos familiarizando con la pareja. Llegar a conocerla de verdad, genera un mayor nivel de intimidad. Es ahora cuando la excitación física disminuye, pero la sexualidad mejora.

La relación de pareja debe pasar del deseo de cada uno de ser valorado al deseo de ser reconocido. Por lo tanto, debemos abrirnos a nuestra pareja, mostrarnos realmente como somos si queremos alcanzar una relación apasionada, amorosa y duradera.

Tienes la responsabilidad de compartir tus temores y deseos más profundos, tus fantasías sexuales y tus sueños. Se convierte en una experiencia mucho más valiosa, y plena de significado, cuando el interés de cada uno es conocer al otro y darse a conocer.

Satisfacer las fantasías sexuales

Si reprimes sobre tus deseos, no podrás admitir en tu pensamiento tus inquietudes sexuales y requerirá de tu pareja tome la iniciativa y la responsabilidad de la vida erótica de ambos, sin asumir la responsabilidad de la satisfacción de tus propios deseos.

Si una persona tiene una actitud positiva ante sus propios deseos, hacia su cuerpo y la respuesta erótica del mismo, podrá concebir en su pensamiento sus deseos sexuales y darles forma como fantasías. De este modo será capaz de hablar de las mismas y compartirlas con su pareja.

El desarrollo erótico en pareja continuará, en un círculo de retroalimentación positiva, en donde el encuentro erótico puede enriquecerse al solicitar y guiar a la pareja en las formas y modalidades más excitantes y gratificantes. Ten en cuenta que ayudará para futuros encuentros, donde se incluyen las fantasías e inquietudes de ambos miembros de la pareja, en proceso interminable de desarrollo erótico.

La experiencia sexual se va enriqueciendo más y más sin temor a la experimentación. Permite fortalecer sentimientos de apego, confianza y gratitud con la pareja.

Anota ahora en tu diario:

  • De qué manera puedo darme a conocer a mi pareja.
  • Cómo puedo llegar a conocer mejor a mi pareja.

conocer y ser conocido por tu pareja

Ejercicio nº 10

Escribe un relato positivo de tu experiencia de pareja, destacando los momentos agradables y valiosos que habéis pasado juntos. Puedes escribir sobre la forma en que os conocisteis, o sobre lo que habéis hecho juntos últimamente.

  • ¿Qué cosa o cosas puedes hacer durante los próximos periodos para aportar más felicidad a tu relación de pareja?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Elegir los objetivos

Introducción

Una de las partes más citadas cuando empezamos nuestro plan de mejora personal es el apartado de los objetivos. Todo se centra en los objetivos, pero no nos explican de forma detallada cómo planificar bien nuestra meta. El objetivo es un fin hacia el que dirijo mis acciones porque siento y creo que lo que hago me encamina a alcanzarlo.

Un mal planteamiento aumenta la probabilidad de que nuestra ilusión se convierta en una pesadilla y nos desmotivemos. Veamos unos sencillos pasos para que nuestros objetivos sean eficaces. Si algo falla que no sea por falta de intenciones.

Objetivos y metas

Clave de los objetivos

Clave 1: Márcate objetivos a corto, medio y largo plazo. De hecho, nos tendríamos que proponer tener al menos un objetivo para cada uno de nuestros días. Si completamos nuestro día alcanzando esos objetivos, nos sentiremos mucho más satisfechos con nosotros mismos, con nuestra vida y más plenos. Intenta marcarte objetivos diarios, semanales y mensuales. Habla de lo que quieres conseguir.

Los objetivos en el tiempo se pueden limitar orientativamente de la siguiente manera:

  • Corto plazo – Metas mensuales
  • Medio plazo – Entre uno y dos años
  • Largo plazo – 5 años o más

Clave 2: Visualiza tu objetivo con todo detalle. De esta forma estamos programando nuestro “radar” para que nos ayude a captar toda aquella información que es relevante para lograr nuestras metas. ¿Os ha pasado alguna vez que os habéis comprado una determinada marca de móvil y de repente lo veis en todas partes? Eso es simplemente porque si ponemos el foco en algo, vamos a estar mucho más alerta para captar toda la información relacionada  con todo aquello que nos acerque a lo que queramos lograr.

Clave 3: Escribe tus objetivos. Escribir los objetivos ayuda para ordenar ideas, para interiorizarlo. Se dice que cuando un objetivo se escribe tiene un 80 % más de probabilidades de que se logre. Especificar cuánto, dónde y cuándo te ayudará a adquirir el hábito de saber lo que tienes que hacer exactamente.

Especifica tus objetivos

Clave 4: Específico. Tienes que concretar todo lo posible qué es lo que quieres, con todo lujo de detalles. Es como cuando vas de crucero y pasas por la agencia de viajes: cuanto más detalles te indiquen sobre tu destino, mejor te resultará la aventura. Veamos unos ejemplos que son muy valorados, pero son tan generales y abstractos que habría que delimitar para dirigir la acción de manera eficaz:

  • Ser feliz
  • Mejorar mi relación de pareja
  • Ser mejor persona
  • Desarrollar mi carrera profesional

Si quiero empezar a correr me marcaré objetivos por etapas. Primero haré 2 kilómetros con una recompensa como puede ser beber agua y escuchar una canción. Continuaré por subir a 5 kilómetros y así sucesivamente hasta llegar a mi objetivo que puede ser hacer 15 kilómetros en un tiempo determinado.

Clave 5: Medible. Tienes que ser capaz de medir tu objetivo, de cuantificar tus avances, de ver cuanto te falta para llegar y de monitorizar si vas en la dirección adecuada. Ver tus avances te ayudará a mantenerte motivado.

Quiero hacer deporte dos sábados al mes con mi familia

Este enunciado te permite comprobar rápidamente si lo logras o no. Y en qué porcentaje.

Pasar más tiempo con mi familia

Es demasiado ambiguo y difícil de medir. Cuando concretas cantidades y parámetros te resulta más fácil valorar cómo va tu evolución. Proponte objetivos que estén directamente relacionados con tu actuación, y no condicionados a la conducta de terceras personas.

Clave 6: Alcanzable. Si te marcas un objetivo que está muy por encima de tus posibilidades, no solamente corres el riesgo de no conseguirlo, sino que tendrás grandes probabilidades de frustrarte. Se trata de medir tus fuerzas y ponerte objetivos realistas.

Puede ocurrir que un objetivo en principio parezca totalmente fuera de tu alcance, por lo grande y ambicioso, lo que yo llamo “objetivo cima” … pero ¿cómo subirías a una cima? Por etapas, llegando a campamento base 1, campamento refugio, etc., ¿verdad?

Fragmentar por etapas

Pues eso mismo tienes que hacer con tu objetivo, dividirlo en sub-objetivos, de modo que, cuando alcances el primer campamento consigas energía y motivación para ponerte con la siguiente y así sucesivamente hasta que corones la cima clavando tu bandera para que lo vea el mundo entero.

Clave 7: Retador. Si un objetivo es demasiado fácil no vas a conseguir ese efecto motivador del que te hablaba al principio. Cuanto más te cueste conseguir un objetivo, más motivador va a ser el conseguirlo. Lo ideal es tener un buen equilibrio entre alcanzable y retador.

Clave 8: El factor tiempo. Un objetivo o un proyecto que no tiene fecha de entrega, corre el riesgo de dilatarse infinitamente en el tiempo, tan infinitamente, que quizá nunca llegue a cumplirse. Por ello es crucial ponerle fecha a nuestros objetivos.

Clave 9: Éticos. El hecho de que un objetivo sea “ético” significa que no esté en conflicto con tus valores, o con algún otro objetivo o que no dañe a nadie que sea importante para ti. Si no es ético, cuando lo consigas no te hará feliz.

Clave 10: Recompensa. Finalmente, todo objetivo tiene que tener su recompensa. ¿Para qué quieres conseguir este objetivo? ¿Cuál es la finalidad? ¿Qué significará para ti conseguirlo? Ese “¿Para qué?” va a ser nuestro motor en los momentos flacos, en los días donde nos falten las fuerzas para seguir. Si tenemos un fin, una razón de peso, algo que sea la recompensa de alcanzar nuestro objetivo va a ser mucho más sencillo mantenerse motivado.

Si quieres tener un hábito nuevo
  1. La recompensa no debe marcar un punto “límite” porque una vez que se ha cumplido el objetivo, y sentimos la recompensa, el comportamiento tiende a terminar.

– estaré leyendo 3 libros durante mis vacaciones de verano

2. La recompensa no debe ser tu única motivación

– Aprendo a tocar un instrumento porque voy a tener la oportunidad de conocer gente nueva.

3. La recompensa no debe sabotear tus resultados

– Estamos haciendo ejercicio porque nos prometimos una buena cena después de hacerlo. No porque me interesa y me gusta. Es decir, ¿Hago ejercicio para seguir engordando?

Todos estos son los ingredientes que todo buen objetivo debe cumplir para que sea formulado correctamente. ¿Te has marcado ya tus objetivos?

Comparte en las redes

Participa en los foros

Volver a la web

Dedica cada día un tiempo a estar sólo

Dedicar cada día un tiempo a estar solo implicará que vas a sentir más confianza en tu habilidad de estar sin nadie.

Porque ese día es tuyo, porque la vida que te rodea es tuya. Con tus valores, con tu entorno, con tu existencia pero tuya. Porque la tristeza será tuya y la alegría también.

Ese momento de locura o de lucidez será aquél en el que te encuentres sólo. Paso a paso, poco a poco contigo mismo. Permítete ese instante en el que te sientas contigo, tu momento, aquel en el que decides reforzarte, celebrar tu día y vivir.

Un tiempo a estar sólo

En la vida llegarán momentos en que una relación de mucho tiempo haya terminado, que tus hijos hayan crecido y no estén todo el tiempo contigo o que simplemente tienes que reencontrar tu camino en la vida. Aunque la respuesta a estos interrogantes va a depender de tu situación en particular, estar en soledad es la mejor forma de pensar. En un rincón donde escuchar a tu corazón e intentar ordenar las ideas en la mente.

Nadie te obliga intentar hacer feliz a los demás.

Encuentra un propósito y deja ir lo que no te sirva. Aunque no lo creas en el momento, todos tenemos un propósito en la vida. Encontrar el tuyo es uno de los pasos más importantes para volver a empezar.

Un poco de tiempo en solitario permite que te recargues. Es bueno ese descanso emocional y mental. La vida corre tan deprisa que es raro que tengas un momento para sentarte y reflexionar sobre tu vida. Al principio te puede resultar extraño pero llegará un momento en que comiences a disfrutar de estar solo. Aprovecha para entender cómo te sientes.

Una cosa que te aseguro sucederá es que empezarás a hacer cosas de las que de verdad disfrutarás. Tienes más libertad para realizar lo que realmente quieres hacer. Nadie te va distraer ni va impedir que hagas tus aficiones favoritas.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web

Abre tus brazos

Toma conciencia y abre tus brazos

“Abre tus brazos” habla de la necesidad de adoptar cambios alineados a nuestros valores.

Y es que los cambios existen y existirán. La vida deja de tener sentido cuando no hay cambios. Se vuelve pura rutina y roza al aburrimiento. Más bien monotonía monocromática.

Cambia tus creencias

Aunque ahora mismo te quedes quieto, alguna parte de ti estará en movimiento. Tus ojos, tu respiración, tu mente… algo de ti está siempre en profundo cambio.

¿Sabes qué son tus valores? Los valores, son creencias, de lo que está bien y lo que está mal, de aquello a lo que te enfocas o a lo que te alejas. Estos los construyes desde tu infancia, por tu educación. Y también por tus experiencias.

¿Pero sabes qué es lo importante de los valores? Que estén alineados a tu vida. Si tu principal valor es la solidaridad, no te sentirás a gusto trabajando en una empresa cuyo único objetivo es vender sus productos a quien sea, sin importar el resultado y sin contar con un proyecto humanístico. Entrarás en un conflicto.

Abre tus brazos

Es curioso cómo miramos al exterior. Todo el mundo piensa en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo. El resultado final es que si nada cambiamos, nada cambia. Así seguimos los años, intentando cambiar al prójimo.

Haz algo diferente

¿Dónde encontramos la solución? En nuestra forma de pensar. Uno mismo es quien puede lograr lo que quiere. Disfrutar la vida es tener calidad, es llenarla de momentos plenos de felicidad y amor compartidos con los demás. Sin embargo hacemos lo contrario, a veces parece que nos dedicamos a hacernos más complicada la vida unos a otros. Tu principal tarea es ser feliz y hacer feliz a la gente que te rodea. La vida cambia porque tú cambias, porque tu perspectiva cambia.

Cambiar una creencia significa quitarnos un prejuicio y dar una oportunidad a lo nuevo, a lo diferente y también a nosotros mismos. Pero recordemos un pequeño matiz del principio de este texto para ser coherentes:

La necesidad de adoptar cambios alineados a nuestros valores.

Si quieres guardar las imágenes, entra en Pinterest

Volver a la página web