Archivo de la etiqueta: vida

Renunciar al pasado

Entrada

Aprendo a renunciar al pasado. Mis metas y objetivos en la vida han dejado de coincidir con los de esas personas.

1- ⭐ Dejo a las personas a las que ya no les importo.
2- ⭐ Marco una frontera entre por quienes lucho y por quien renunciar
3- ⭐ Aprendo de las experiencias del pasado y saco provecho del dolor
4- ⭐ Aligero la carga sobre mí, renunciando a las cosas que pesan.

✅ No hay que renunciar al pasado porque sea malo, sino porque está muerto.

Ya no miran en nuestra misma dirección, sus metas y objetivos en la vida han dejado de coincidir con los nuestros.  la renuncia es algo voluntario, realmente ¡no quieres hacerlo! Pero, debes tomar esta decisión para no continuar sufriendo en la relación.

Marco mi frontera entre por quienes lucho y por quien renunciar. Lo puedes corregir de la misma manera en que aceptaste a esas personas. Un día subieron a tu tren y ahora se bajan para no seguir el mismo camino. No son felices a tu lado y nadie es dueño de nadie.

Me doy cuenta que lo que ayer dolió, hoy ya no me importa. No podemos cambiar lo que nos ha generado dolor y debemos sencillamente aceptar, sin resignación, solo con la consciencia de no está a nuestro alcance un resultado diferente. A partir de allí viene el aprendizaje, durante el cual lo vivido se transforma en experiencia, donde podemos sacar finalmente provecho del dolor.

Vídeo

Ayuda

Para aligerar la carga sobre mí, renuncio a las cosas que pesan.  Es importante descubrir qué ganancias secundarias obtenemos al mantenernos en esa posición y qué creencias y pensamientos equivocados tenemos al respecto, para hacer los cambios necesarios.



Cambiar un hábito

Entrada

Este ejercicio no arregla tu vida. Intenta que modifiques un hábito negativo, la práctica habitual de una persona, por otro positivo. Los hábitos son acciones que hacemos automáticamente, casi sin pensarlas. Los hábitos son como la ropa que usamos para vestir: los tenemos porque visten nuestra personalidad y participan en mejorar nuestra imagen.

Cuando modificas tus viejos hábitos, modificas tu personalidad. A la hora de trabajar nuestros pensamientos en el inconsciente, es necesario pensar en positivo pero a la vez de forma realista.

En este vídeo se describe un protocolo de actuación: Hacer una lista de hábitos que queremos cambiar, determinar cuál es la causa original… etc. Se pretende que cambies de actitud para ganar batallas. Una vez tengas aprendido el método, te dará fuerzas para proseguir.

Vídeo

Ayuda

Si quieres ver un resumen de las etapas a seguir, te dejo este flujograma para ver visualmente las diferentes etapas.

Estoy dispuesto a cambiar

Entrada

Vamos a utilizar la afirmación «estoy dispuesto a cambiar» repitiéndola con frecuencia. Vete mentalizando que te encuentras en un proceso de cambio. Sientes la necesidad de cambiar algo en tu vida.

Repite la frase cuantas veces te sea posible. Deja de aferrarte a hábitos y creencias que ya no te sirven. Deja marchar los pensamientos que te estorban. Libérate del pasado con nuevos pensamientos del presente.

Vídeo

Ayuda

Generalmente, esperamos que el cambio ocurra afuera, que sean los demás los que cambien. Sin embargo, el cambio debe empezar dentro de nosotros, la gran pregunta es: ¿estás dispuesto a cambiar?

Damos forma a nuestra vida y nuestra realidad con nuestros pensamientos y actitudes. Si el resultado que estás teniendo no es el que esperabas tener, es importante que tomes un momento para revisar las herramientas con las cuales estás creando esa realidad, esto es, tus pensamientos y actitudes.

Las emociones

1er vídeo de una serie de ejercicios de coaching básico. En esta entrega lo que vamos a tratar son las emociones.

Funcionamiento

Las registramos al final del día en un cuaderno hasta que pasen 25-30 días. Pasado ese tiempo, vamos a revisar qué emociones se repiten con más frecuencia para prestar atención a esas conductas. Dejo algunas emociones en esta lista para haceros una guía: Aburrimiento, alegría, alivio, amor, angustia, ansiedad, añoranza, apatía, apego, asco, asombro, calma, cariño, celos, cólera, compasión, confianza, confusión, congoja, culpa, curiosidad, decepción, depresión, desamparo, desamor, desánimo, desasosiego, desconcierto, desconfianza, desconsuelo… etc.

Vídeo

Ayuda

Si no aciertas cómo tratar esas emociones que acabas de ser consciente, puedes consultar por videoconferencia tu situación personal. El tiempo se limita a 15 minutos diarios para poder atender todas las cuestiones.

Semana 46 – Metas coherentes

Introducción

Por lo general, para que las metas de una persona sean coherentes, tiene que sentir que son fruto de su propia elección, que nacen de un deseo interno de expresarse uno mismo, más que de la necesidad de impresionar a otros.

Reconocer y plantearnos objetivos coherentes nos reporta muchos beneficios, pero no es tarea fácil. Primero tenemos que saber lo que queremos hacer con nuestra vida y, luego, tener el coraje necesario para persistir en nuestros objetivos.

El sentido de la vida nos lo proporciona nuestras metas, nuestros objetivos a largo plazo. Esos objetivos dan sentido a lo que haces cada día. Recuerda que debe estar ligado a lo que tú deseas y a tus valores.

Cuestiones que debes plantearte:

  • ¿Cuáles son algunos de mis objetivos coherentes?
  • ¿Hay obstáculos internos o externos que dificultan perseguir mis metas?
metas-coherentes

Ejercicio nº 46

Establecer objetivos coherentes

Las personas que se fijan y persiguen objetivos coherentes suelen ser más exitosas y felices. Pregúntate qué es lo que de verdad deseas hacer en cada uno de los aspectos más importantes de tu vida, desde tus relaciones personales al área profesional. En cada área incluye lo siguiente:

Objetivos a largo plazo. Estos son objetivos concretos, con plazos precisos, que pueden ser de 1 a 30 años. Son objetivos que plantean un reto, requieren esfuerzo. Pero recuerda que para tu felicidad a largo plazo no es tan importante que llegues alcanzar tus metas. El sentido fundamental de los objetivos que uno se establece es permitirse vivir el aquí y el ahora, disfrutar del viaje.

En contadas ocasiones, por mucho esfuerzo que hagamos, no siempre somos capaces de lograrlo. Si eso no es posible, por la razón que sea, encaminarnos a esa meta, mientras lo hacíamos, pensemos que nos ha llenado de satisfacción.

Objetivos a corto plazo. Se fijan para poder manejar los objetivos a largo plazo, dividiéndolos en metas parciales. ¿Qué es lo que tendré que hacer durante el año que viene, el próximo mes, mañana, para ir acercándome a mis objetivos a largo plazo?

Plan de acción. Señala en tu calendario las cosas concretas que tienes que hacer:

  • Actividad regular o diaria. Leer ceremoniales.
  • Actividad para una sola vez.

Cuando no nos fijamos metas concretas nosotros mismos, quedamos a merced de las circunstancias. O nos conformamos reaccionando de forma pasiva, o dirigimos de forma activa nuestra vida.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 44 – El equilibrio adecuado

Introducción

Cuando uno reflexiona sobre su situación, puede identificar cinco aspectos de la vida que son importantes para sacar adelante un equilibrio adecuado: como cabeza de familia, la relación de pareja, profesionalmente, como amigo y la salud personal.

Estos cinco aspectos no abarcan todas las cosas que a uno le interesa, pero pueden ser los más importantes para ti, a los que quieres dedicar la mayor parte del tiempo. Si no es así, enfoca desde otro punto de vista y, en vez de querer hacerlo todo, empieza a preguntarte cuál sería el punto de satisfacción adecuado en cada uno de los cinco aspectos de tu vida que más te interesan.

De solteros dedicamos muchas más horas al trabajo diario, al ejercicio y otras actividades que completan nuestro horario cotidiano, como son los amigos, por ejemplo. Cuando nuestra situación personal cambia, dejamos de frecuentar los amigos para ir a solas con nuestra pareja y si llegan los hijos, estos absorben prácticamente el poco tiempo libre que disponemos.

Al final, cada uno, según su parecer, tiene que buscar la solución óptima: lo mejor que uno puede hacer dentro de todas las exigencias y las limitaciones a las que se ve sometido. 

Adoptar ese nuevo enfoque ayuda a reemplazar la frustración con una nueva energía y una mayor capacidad de concentración.

Ahora responde:

  • ¿Cuáles son los aspectos de tu vida más importantes para ti?
  • ¿Podría enfocarlo desde un ángulo que me permitiera encontrar un punto de satisfacción adecuado?
el-equilibrio-adecuado

Ejercicio nº 44

No perfecto, pero suficiente

Haz una lista de las cosas o las áreas más importantes de tu vida. Pueden ser los conceptos que hemos mencionado anteriormente: profesional, familia, vida amorosa, amigos, la salud, viajar, deporte, aficiones u otras cosas.

Anota debajo de cada columna el concepto, lo que te gustaría hacer y en la tercera columna el tiempo que te gustaría dedicarle. Veamos un ejemplo a continuación.

ConceptoIdealSuficiente
Trabajo80 h/semana50 h/semana
AmigosA diarioDos veces por semana
ViajarTodos los fines de semana2 veces al mes

Después de introducir los cambios, revisa tu lista cada cierto tiempo. ¿Quizás estás tratando de hacer demasiadas cosas?, ¿O demasiado poco?, ¿Qué cosas han cambiado?, ¿Te sientes infeliz por el compromiso establecido en algunos de los aspectos de tu vida?, ¿Podrías quitar algo de una de las columnas y ponerla en otra?

No hay una fórmula para el equilibrio óptimo; además, nuestros deseos y necesidades cambian con el tiempo, a medida que cambia también nuestra situación y nosotros mismos. Presta atención a tus necesidades y deseos internos, así como a las limitaciones que te afectan.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 38 – El amigo enemigo

Introducción

A tu enemigo lo conoces. Por el contrario, en una amistad saludable, se marca el camino y se promueve el desarrollo. Cuando no sabes si de verdad puedes confiar en tus amigos compruébalo. Son los que no alimentan engaños.

Aquellas personas que buscan nuestra amistad no tienen que ser masa de aceptaciones ni un apoyo incondicional, es decir, alguien que conviniera en todo lo que dijéramos.

Alguien que solo quiere ser amable conmigo y apoyarme sin jamás oponerse ni desafiar nada de lo que digo y hago, no me ayudará a crecer y a mejorar. Un amigo auténtico cuestionará mi actitud y mis palabras, y al mismo tiempo aceptará mi persona sin condiciones. Tiene que ser alguien que me respeta y me quiere lo bastante para ser capaz de oponerse a lo que digo y lo que hago, sin que su oposición a mis palabras o acciones llegue a cambiar lo que siente por mí como persona.

Tener amigos nos ayuda a mirar el mundo de otra manera. A tomar distancia de ciertas reflexiones o a radicalizar algunas ideas con argumentos más profundos. Puede surgir una amistad fugaz que se da en un momento puntual o la persona oculta que está ahí por el resto de nuestra vida. Están las amistades que se limitan a entornos concretos, como el laboral o familiar. O las que surgen por azar. Un buen día se cruzaron en nuestro camino y empezamos a compartir valores, solidaridad, apegos…, etc.

Los amigos van y vienen, pero los enemigos se van acumulando. Según pasa el tiempo van surgiendo amistades pero por circunstancias diversas dejan de frecuentarse y se diluyen. Surgen otras nuevas. Pero pasan los días, pasan los meses, pasan los años, y mientras las amistades van y vienen, los enemigos, siempre se acumulan.

La amistad implica una entrega desinteresada a otros para hacerles la vida agradable, tal como ya apuntaba Aristóteles, cuando decía que debemos invitar a los amigos a compartir nuestros momentos dichosos pero evitar invitarlos a participar de nuestras desgracias.

Responde estas preguntas:

  • ¿Tengo amigos maravillosos que cuestionan mi actitud y mis palabras?
  • ¿De qué manera me han ayudado a mejorar?
  • ¿Puedo ser yo un amigo que ayudo y cuestiono para otras personas?
el-amigo-enemigo

Ejercicio nº 38

Resolución de conflictos

Piensa en un conflicto, grande o pequeño, que tengas con alguien. Replantea el problema por escrito preguntándote cómo contribuye o perjudica a tu felicidad y la de la otra persona. Piensa en posibles soluciones que puedan aumentar el nivel de felicidad de ambos o del grupo.

¿Crees que la mejor solución podría ser perdonar o dejar las cosas así? Hay problemas que se cobran un alto precio y mantenerlos puede no ser conveniente para nuestro bienestar.

Tampoco pueden resolverse todos los problemas mediante un replanteo de la situación. Por diversas razones, mucha gente se aferra a sus problemas con miembros de su familia, antiguos amigos o grupos enteros de personas, muchas veces sin necesidad, por lo que todos terminan pagando un alto precio.

¿Vale la pena tener rencor a un antiguo amigo que me ha decepcionado por alguna razón?, ¿Alguien se beneficia de ello?, ¿No sería mejor plantearme los hechos, reconocer que me sentí herido por esa persona, y después hacer lo que pueda por recuperar su antigua amistad?

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 37 – Alcanzar el éxito

Introducción

Todos deseamos tener éxito en la vida y sin embargo muchas personas se quedan solo soñando y no lo logran.  Lograr el éxito, significa conseguir los objetivos y metas propuestas sin importar si estos son ambiciosos o no, incluso se puede hablar de éxito en los pequeños detalles de la vida.

Aunque no es posible garantizar que cualquier persona pueda ser exitosa, realmente sí existen maneras de aumentar las probabilidades de triunfar en la vida.

La victoria llega tras una serie de pasos. Cuando alguien estudia durante años, llevándose muchos fracasos, esforzándose por superarlos y atravesando una serie de altibajos hasta alcanzar la meta. Cuando vemos que los demás logran el éxito, no solo hay que ver el resultado final, sino reflexionar el esfuerzo en energía y tiempo que hizo falta para llegar ahí.

Al conocer la manera en la que alguien ha alcanzado su meta, tendemos a ver sus logros como el resultado de un considerable esfuerzo y, así, nuestras propias metas nos parecen más fáciles de alcanzar. Las personas pueden imaginar mejor su avance a través de pequeños pasos, no situadas de una vez en las alturas, que así parecen inalcanzables.

  • Define tus propósitos en general
  • Delimita tus objetivos
  • Fija cantidades y fechas
  • No te rindas
  • Supérate a ti mismo
  • Mentaliza tus metas
  • Sigue luchando por nuevos pasos

Responde estas preguntas:

  • Si recuerdo algunos de mis logros personales, ¿cuántos pasos hubo que dar para alcanzarlos?
  • ¿Cómo fue mi avance, los altibajos que surgieron, los esfuerzos que tuve que hacer?
cómo alcanzar el éxito

Ejercicio nº 37

Ser realista

Escribe una meta que quisieras alcanzar, pero que pienses que en realidad no podrías conseguir. Luego plantéate que harás para conseguirla. Incluye los pasos que necesitarás dar en tu camino hacia el éxito, los obstáculos y dificultades que esperas encontrar, y cómo piensas superarlos. Analiza dónde están las trampas del camino, dónde podrías tropezar, que podrías detenerlo por un tiempo, y cómo superarás esos baches. Escribe, finalmente, cómo esperas llegar a tu meta. Expresa tu historia de una manera vívida, como una narración de aventuras. Repite el ejercicio con cuántas metas u objetivos desees.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 35 – El principio de identidad.

Introducción

El principio de identidad establece que cada cosa es lo que es, con todo lo que ello implica. No reconocer que una cosa es lo que es, y no actuar en consecuencia de ese reconocimiento, puede perjudicarnos seriamente. Si alguien, tomara un camión por lo que no es, podría resultar atropellado. Si una persona se tomara cianuro pensando que es comida, podría resultar muerto.

La mayoría de las personas no tenemos problemas para aceptar el principio de identidad tratándose de objetos físicos, pero a muchos de nosotros se nos hace más difícil cuando tratamos con nuestras emociones y sentimientos, en especial si esas emociones no son deseadas, porque afectan a nuestra imagen (de nosotros mismos).

Una persona valiente y decidida, le costará aceptar que a veces siente miedo. Si pienso en mí mismo como una persona generosa, me será difícil aceptar mi sentimiento de envidia. Pero si quiero tener una buena salud psicológica, debo empezar por aceptar mis sentimientos y emociones. Tengo que aceptar la realidad.

La identidad personal hace referencia tanto a tus rasgos esenciales y heredados como a tu experiencia de vida, a tu ambiente, a las circunstancias concretas en las que has vivido y con las que has interactuado. Aquí es donde imita conductas, adquiere conocimientos, forja pensamientos e ideas, obtiene modelos, recibe y comunica afectos y
consideraciones, etc. La identidad de la persona es, pues, el resultado del “yo” y el “yo y los demás”, pero, como todos sabemos, la dependencia de los demás es mucho mayor en el caso de la raza humana, que en el resto de los animales.

Responde esta pregunta:

  • Trata de recordar alguna ocasión en la que algún conocido tuyo o tu misma no hayas querido aceptar la realidad, ignorando en cierto modo el principio de identidad. ¿Qué consecuencia tuvo?
El principio de identidad

Ejercicio nº 35

Meditación

Siéntate cómodamente en un sillón o recuéstate si lo prefieres. Si estás sentado, apoya las plantas de los pies en el suelo y relájate. Siéntate cómodo. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Inspira profundamente, sintiendo como se te levanta la parte superior de tu estómago; luego exhala. Sigue inspirando y espirando en consecuencia, despacio y suavemente.

Ahora cambia tu concentración hacia tu emotividad, tus sentimientos. Sea lo que sea que sientes en este momento concéntrate en esa emoción y simplemente obsérvala mientras respiras profundamente, sintiendo como el aire llega a la parte superior de tu vientre. Respira lenta y calmadamente unas cuantas veces.

Cualquiera que sea tu emoción, permítete estar ahí, fluyendo de manera natural a través de tu cuerpo. Ahora concédete el permiso, el espacio para ser humano. Luego, mentalmente, imagínate que te levantas de dónde estás sentado y sales a la calle, o a donde prefieras.

 Contémplate mientras caminas y date el permiso de ser humano, la libertad de experimentar cualquier emoción que sientas, ya sea de miedo o ansiedad, felicidad o alegría. La vida resulta mucho más sencilla, fácil de llevar, cuando en vez de combatir nuestra propia naturaleza la aceptamos, cuando nos aceptamos como somos. Ahora vuelve a sentir tu respiración, sintiendo cómo fluyen dentro de ti tus emociones. Cuando exhales el aire, lenta y gradualmente, vas abriendo los ojos.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…

Semana 29 – Saber perdonarse

Introducción

Saber perdonarse a uno mismo es más beneficioso que la autoestima. Ayuda a las personas a no añadir una capa más de auto recriminación encima de lo que ya te ha pasado. La persona que se sigue culpando cuando fracasa o se equivoca, llegará un momento en que estará indefensa y no podrá superar las dificultades.

Saber perdonarse implica ser comprensivo y amable con uno mismo, aceptar con conciencia los pensamientos y sentimientos dolorosos, y reconocer que las situaciones difíciles son parte de la vida.
Es difícil que la persona que siente una fuerte repulsa hacia sí misma pueda sentir auténtica compasión por otros.

Responde estas preguntas:

  •  ¿Soy comprensivo conmigo mismo?
  • ¿En qué aspecto de mi vida soy más compasivo, más dispuesto a perdonar?

Saber perdonarse

Ejercicio nº 29

Completar la oración

En una hoja de papel, completa las siguientes oraciones lo más rápido que puedas, sin pensarlo mucho. Cuando termines, examina tus respuestas y reflexiona sobre ellas. Escribe lo que has aprendido acerca de ti mismo. Puedes seguir haciendo el ejercicio durante la semana con los mismos comienzos de oraciones, o cambiarlos por otros de tu invención.

  • Si empiezo a amarme a mí mismo un 5 % más…
  • Para aumentar mi autoestima…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo conmigo mismo…
  • Para empezar a ser un 5 % más comprensivo con los demás…
  • Estoy empezando a darme cuenta de…

Pautas para perdonarse a uno mismo

  1. Podemos engañarnos muchas veces. Sin embargo, si reflexionamos, aunque sea cinco minutos, visualizaremos ciertas emociones responsables de esa culpabilidad. El miedo, la inseguridad o la envidia, entre otras, deben de dibujar la “hoja de ruta” para conocer el porqué de nuestro comportamiento. Sin realizar este paso correctamente no será posible conseguir el perdón.
  2. Tener en cuenta que nuestros actos siempre conllevan consecuencias es vital. Responsabilizarnos de nuestras acciones implica un esfuerzo sincero por nuestra parte. Reconocer los errores cometidos libera nuestra madurez y nos hace fuertes frente a la realidad. Obtenemos satisfacciones al incidir en este trascendental punto.
  3. El momento ha llegado y debemos afrontarlo. Apoyándonos en los resultados de los puntos citados anteriormente debemos darnos la oportunidad de ser lo que somos. Debemos aceptar que convivimos con miedos, inseguridades y emociones que modifican nuestros caminos.Es fundamental entender que es lícito fallar, que equivocarse está permitido. Aprender de la experiencia interior vivida es el ejercicio que se debe realizar para que nuestra alma conviva con esas sensaciones. También para saber gestionarlas y enfrentarnos a ellas correctamente.

Estas simples ideas pueden ayudarnos y servir como una guía inicial para vivir con la culpabilidad y la falta de perdón. Si poco a poco vamos dejando al alma empaparse de todo este tipo de agrias sensaciones, con el paso del tiempo se convertirán en “problemas” emocionales con solución y respuesta.

La vida se encargará de enfrentarnos a situaciones nuevas o anteriormente conocidas. Pero si hemos sabido enfrentarnos a nuestros errores, nuestro yo sabrá reaccionar de un modo sano y natural. Esa nueva actitud frente a la vida y a lo que nos depara acabará repercutiendo positivamente en nuestro estado emocional.

Lista de agradecimientos

Continuamos con el ejercicio nº 1. Escribe las razones por las que estas agradecida.

Día 1: Estoy agradecido por…